miércoles, 27 de agosto de 2014

El primer templo ortodoxo rumano de Aragón estará en Calatayud


El obispo rumano ortodoxo de España y Portugal, Timotei Lauran, presidió este domingo la bendición y colocación de la primera piedra de la iglesia que la comunidad rumana tendrá en Calatayud. Se trata del primer templo de estas características en Aragón y también uno de los primeros del país. Al acto asistieron cientos de fieles de todo el valle del Jalón.

En una parcela cedida por el Ayuntamiento bilbilitano, justo detrás de la estación de autobuses, se instalará el edificio de madera, que está pensado no solo para los rumanos que residen en Calatayud, sino también para los que acuden cada domingo a misa desde Brea de Aragón, Illueca, Ricla, La Almunia o Cariñena. Además, junto a este espacio para el culto se quiere crear un centro social abierto que favorezca la integración.

Sobre la primera piedra se echó aceite y se metió en un envase de acero un escrito con los nombres y los hechos destacados del momento. Al lado, una cruz de madera. Ese será el punto exacto en el que estará el altar de la iglesia.

El alcalde de Calatayud, José Manuel Aranda; su antecesor en el cargo, Víctor Ruiz, y otros concejales de la corporación participaron en este acto, que como señaló Constantín, vecino de Illueca, es «muy importante para nosotros» porque representa el arraigo de esta comunidad.

Solo en Calatayud residen casi 4.000 rumanos, pero alcanzan los 9.000 si se cuentan los que viven en otros municipios próximos. Desde hace casi tres años, las misas dominicales y otras celebraciones importantes tienen lugar en el aula cultural de San Benito, cedida por el Ayuntamiento bilbilitano para tal fin. En fiestas como Navidad y Pascua pueden reunirse unas 1.000 personas. Los domingos son bastantes menos, por eso la nueva iglesia tendrá capacidad para unos 300 fieles.

«No tenemos en nuestro entorno más cercano una iglesia de fundación. Ni en Aragón ni en otras provincias. Solo hay iglesias ortodoxas rumanas, todas ellas en construcción, en Alcalá de Henares, Madrid, Roquetas de Mar y Barcelona», afirmó Florín Dactu, el párroco de la iglesia de San Juan el Rumano.

Este nombre llevará también el nuevo templo, que se construirá respetando las normas canónicas de la iglesia ortodoxa. «Va a ser una iglesia muy importante para la zona y para todo Aragón», dijo Dactu. En Zaragoza capital, desde abril de 2009, la comunidad rumana dispone de un espacio para reunirse en sus celebraciones religiosas.

El alcalde bilbilitano indicó que se quiere mantener una reunión con la junta de compensación que cedió el solar al Ayuntamiento para que sean ellos los que se hagan cargo de los trabajos de urbanización (redes de agua, luz y alcantarillado) de esta parcela y de la calle de acceso. Aranda manifestó la voluntad del Consistorio de apoyar en lo posible la construcción de la iglesia.

El templo de madera se traerá de Rumanía. Tiene un coste de 65.000 euros y añadiendo otros gastos puede llegar a los 100.000. «No es muy costoso, es realizable, pero no es fácil conseguir fondos con esta crisis», dijo el párroco. Se ha solicitado apoyo al Gobierno de Bucarest, se quiere contar con el de las administraciones aragonesas y con la aportación de los rumanos ortodoxos de la zona.


Fuente: Heraldo de Aragón