lunes, 28 de abril de 2014

Una parroquia latina de Campamento (Cádiz, Andalucía, España) participó en el Encuentro de Iconografía de Cáceres


Durante este fin de semana del 26 y 27 de abril ha tenido lugar en Cáceres el IV Encuentro Nacional de Iconografía al que han asistido algunos miembros de la «Fraternidad Velad y Orad» y del «Taller de Iconografía y Escuela de Oración de La Inmaculada de Campamento». El viernes por la tarde se desarrolló con la apertura titulada “El icono bizantino: una llamada a la contemplación desde esta tierra" a cargo de D. Francisco Cerro Chaves, Obispo de Coria Cáceres, en el Colegio Mayor Francisco de Sande. Luego se tuvo una celebración litúrgica ortodoxa, el himno Akathistos, presidida por D. Demetrio, Archimandrita de la Iglesia Ortodoxa Griega, en el Templo de la Preciosa Sangre.

El sábado comenzó con el rezo de Laudes  seguido de una conferencia “El icono, resplandor de la belleza divina" y tres oraciones “Ante el icono de la Transfiguración", “Ante el icono de Cristo Salvador, fuente de Vida” y “Ante el icono la Virgen de la Ternura de Vlademir", todo a cargo del padre Lázaro Albar. Se terminó con una visita nocturna a la ciudad histórica.



El domingo se visitó el monasterio de El Palancar, donde se encuentra el Conventito, donde vivió San Pedro de Alcántara. D. Demetrio impartió la conferencia “La teología espiritual y la pastoral de la iconografía". Luego se celebró la Eucaristía presidida por el Sr. Obispo y después del almuerzo fraterno, aunque el Encuentro terminó con la visita a la catedral y ciudad de Coria.



Asistieron unas sesenta personas de Salamanca, Madrid, Valencia, Córdoba, Valladolid, Cádiz, Cáceres y Coria. Ha habido un espíritu ecuménico y fraternal, destacando la presencia también de un matrimonio católico de rito sirio caldeo donde él nos deleitó con con el Padrenuestro y el Santo cantados en arameo, y ella con tres bellísimos iconos que formaban la Deisis, Cristo, Juan el Bautista y María. También asistió un pastor de la Iglesia Bautista y algunas iconógrafas muy buenas como María Dolores Ferrer de Valencia que es la que nos inició en este camino enseñándonos una de las técnicas del temple al huevo utilizado en el icono bizantino.



Casi todos los participantes llevaron sus iconos, la Parroquia de la Inmaculada participó con un número de 13, bellísimos, por lo que fueron felicitados y valorados por los asistentes. ¡Demos gracias a Dios porque estamos aprendiendo a escribir iconos! El icono es un presencia sagrada, la oración y el ayuno hacen posible que personas que nunca han cogido un pincel sean asistidas por el Espíritu Santo para manifestar la luz de la gloria divina y esto es unan experiencia de Dios sorprendente.


Fuente: Diócesis de Cádiz y Ceuta