martes, 18 de agosto de 2020

18/08 - Floro y Lauro los Hosiomártires de Iliria


Estos Mártires eran hermanos mellizos, y trabajaban como canteros.

Tras el martirio de sus maestros Proclo y Máximo, se fueron de Bizancio y llegaron a la ciudad de Ulpiana en el Ilírico, donde cierto Licinio los contrató para construir un templo de los ídolos. El salario que recibía lo repartían entre los pobres.

Cuando el templo estuvo construido, Floro y Lauro congregaron a los destituidos y, con su ayuda, colocaron cuerdas alrededor del cuello de los ídolos, los derribaron y lo decoraron como una iglesia. Al enterarse Licinio, hizo quemar vivos a los indigentes en un horno. Floro y Lauro fueron atormentados y luego arrojados a un pozo profundo, donde entregaron su alma al Señor.

Cuando años después las santas reliquias de Floro y Lauro fueron encontradas, se comprobó que emanaban miro y obraban muchos milagros, y fueron custodiadas en Constantinopla.