martes, 21 de julio de 2020

21/07 - Juan y Simeón el Loco por Cristo


Estos Santos eran de la ciudad de Edesa en Mesopotamia y florecieron durante el reinado de Justino el Joven (565-578).

Después de una peregrinación a Jerusalén se sintieron impulsados por el deseo de abandonar el mundo; fueron tonsurados monjes por el Abad Nicón, y pronto dejaron el monasterio para luchar juntos en el yermo cerca del Mar Muerto.

Cuando hubieron pasado algo más de treinta años juntos en silencio y oración, Simeón, habiendo alcanzado las alturas de la impasibilidad, partió para Emesa en Siria, donde pasó el resto de su vida haciéndose el loco, salvando muchas almas del pecado mientras escondía su santidad con un comportamiento aparentemente insensato. Reposó en el año 570.

Por la providencia de Dios, Juan, que había permanecido en el desierto, partió con el Señor poco tiempo después.