domingo, 2 de agosto de 2020

02/08 - Traslación de las Reliquias de Esteban el Protomártir


Después de que el Primer Mártir fuera apedreado hasta la muerte (ver el 27 de diciembre), Gamaliel, su maestro, animó a ciertos cristianos a que fueran de noche a recoger el cuerpo del Santo y lo enterraran en su campo, que se encontraba a unas veinte millas de distancia de Jerusalén y se llamaba Cafargamala (o sea, «la Villa de Gamala»), donde el mismo Gamaliel sería posteriormente sepultado.

Hacia el año 427, cierto hombre piadoso llamado Luciano, párroco de una iglesia cercana al campo, recibió de Dios una revelación en un sueño acerca del lugar donde estaba enterrado el Primer Mártir. Inmediatamente se lo hizo saber a Juan, Patriarca de Jerusalén. Dirigiéndose ambos al lugar indicado, y cavando allí, encontraron una caja con la inscripción «Esteban» en letras arameas. Al abrirla, cogieron las sagradas reliquias y las transfirieron a Jerusalén con gran honor y en compañía de una gran multitud de fieles.