martes, 7 de julio de 2020

07/07 - Tomás el Justo de Maleón


Santo Tomás, aunque era rico en bienes materiales e ilustre por los trofeos militares que había ganado en guerras contra los bárbaros, abandonó todo lo que tenía para ganar a Cristo y fue guiado por una columna de fuego hasta el Monte Maleón.

Por la gracia divina obró milagros, expulsó demonios, les dio la vista a ciegos, hizo brotar corrientes de agua, curó a muchos y, mientras se encontraba en oración, tenía la apariencia de un pilar de fuego.

El siglo en que vivió se desconoce.