martes, 19 de enero de 2016

"La Filocalia" en castellano, publicada en cuatro volúmenes por Editorial Lumen


La Filocalia es una obra de Nicodemo el Hagiorita y Macario de Corinto. Edición crítica de cuatro volúmenes introducida y anotada por M. Benedetta Artioli y M. Francesca Lovato, de la comunidad de Monteveglio, y supervisada por el Dr. Luis Glinka ofm, profesor de Patrología en la Universidad Católica Argentina.

La Filocalia se presenta por primera vez en español en su edición íntegra y crítica. Éste representa un hecho cultural y religioso de significativa importancia para la espiritualidad latinoamericana, pues brinda una valiosa contribución en la búsqueda de respuestas desde los valores espirituales y humanos del hombre del Occidente cristiano que atraviesa una profunda crisis en dicho sentido.

La Filocalia (amor a lo bello o al bien) integra los clásicos de la espiritualidad oriental más importantes y prestigiosos, inmediatamente después de la Sagrada Escritura, en el mundo greco-eslavo. Y sus enseñanzas han ejercido una marcada influencia, lo que explica que aún sea leída en el mundo oriental eslavo y también en el Occidente latino. El influjo que estos escritos han ejercido en el cristianismo oriental puede ser equiparado al de las Confesiones de san Agustín y la Imitación de Cristo en Occidente.

La Filocalia centra la atención, especialmente, en la unión con Dios mediante la práctica de la oración continua o la oración de Jesús. Por ello, es necesario aprender a leer y entender el mensaje de la Filocalia según la acción divina. Asimismo, no se debe limitar a la “letra”, sino que además se debe comprender su espíritu.

En el primer volumen se incluye la edición crítica completa de los textos de Nicodemo el Hagiorita, Antonio el Grande, Isaías el Anacoreta, Evagrio el Monje, Casiano el Romano, Marcos el Asceta, el Presbítero Hesiquio, Nilo el Asceta, Diadoco de Fótice, Juan Carpacio y Teodoro de Edesa. Los escritos de este volumen señalan la actividad espiritual unida a la práctica de los mandamientos, de las virtudes morales y evangélicas, mediante la invocación continua del Nombre de Jesús y el fuego de Dios que devora las pasiones.

El segundo volumen recoge, principalmente, varios trabajos del destacado místico palestino Máximo el Confesor, que representan dos tercios de este libro. A continuación se incluye una serie de escritos breves de otros autores de similar estilo: Talasio Líbico, Juan Damasceno, el Abate Filemón, Teognosto de Alejandría, Filoteo el Sinaíta, Elías el Presbítero y Teófano el Monje. Los textos de Máximo el Confesor tienen como tema central la deificación a través de la gracia santificante, y enseñan que Dios se hizo hombre para que el hombre pueda hacerse Dios, es decir, hijo adoptivo, mediante la gracia divina. El hombre, según la teología espiritual del santo, está llamado a santificarse en Dios, injertándose en Cristo-Dios.

El tercer volumen contiene los textos de Pedro Damasceno, Macario el Egipcio, Simeón el Nuevo Teólogo, Niceta Stethatos, Teolepto de Filadelfia, Nicéforo el Monje y Gregorio Sinaíta. Los temas de espiritualidad en este volumen se centran en la práctica de la oración continua; la ascesis espiritual, bajo la acción divina del Espíritu Santo; la contemplación divina hasta llegar a la sublimidad mística. Aquí, los místicos proponen un método de oración, pero sin imponer la unificación, sino respetando la libertad y el modo particular de cada uno.

El cuarto volumen contiene los escritos de Gregorio Palamas, Calixto e Ignacio Xanthopoulus, Calixto Telicoudes, Calixto Catapugiota, Simeón de Tesalónica, Simeón el Nuevo Teólogo, Gregorio Sinaíta y Máximo Causocaliba.

La publicación integral de la Filocalia es un aporte y un homenaje que Occidente rinde a la sabiduría y el "Amor a la Belleza" (tal es el significado de "filocalia") del cristianismo oriental.


lunes, 18 de enero de 2016

"Vida y enseñanza de San Silouan el Athonita"


Humanamente hablando, nada presagiaba que fuera Silouan (1866-1938), el monje adscrito al economato y al molino del Monasterio de San Panteleimon, quien pasara a la posteridad.

Silouan había llegado a la Santa Montaña del Athos en otoño de 1892. Por aquel entonces era un joven e inculto campesino ruso con el servicio militar recién cumplido. Allí emprendió un combate espiritual que se prolongaría hasta su muerte. Más aún, su denodado esfuerzo ascético le va a deparar una experiencia del cristianismo idéntica a la de muchos Padres antiguos.

El itinerario espiritual de este monje confirma que también hoy cualquier persona puede progresar en el camino de la santidad propuesto por la tradición de la Iglesia.

Los Escritos de san Silouan, recogidos por Sophrony y publicados en esta misma colección, constituyen una verdadera suma de doctrina ascética y teología mística, expresada en un lenguaje sencillo y directo.

Silouan fue canonizado por el Patriarcado ecuménico de la Iglesia ortodoxa en 1988


Ichthys, 36
ISBN: 978-84-301-1858-8
Formato: Rústica, 13,5 x 21 cm.
Páginas: 272
Edición: 1ª
Fecha de edición: febrero 2014
Traducido por Joaquín Maristany del original ruso
Precio: 17,00 €