jueves, 22 de octubre de 2015

Entrevista a D. Francisco Díez de Velasco


1) ¿Cómo surgió la idea de hacer un libro sobre la Iglesia Ortodoxa en España?

Fue la consecuencia del proyecto de investigación “Iglesias ortodoxas en España” que hemos desarrollado desde la Universidad de La Laguna por encargo de la Fundación Pluralismo y Convivencia a partir de 2012. Intentaba llenar el vacío que sobre el tema, desde una óptica monográfica, se constataba en la investigación española y correspondía con una línea de trabajo puesta en marcha desde dicha fundación para desarrollar estudios de carácter general sobre la historia y la implantación de las confesiones reconocidas como de notorio arraigo en nuestro país, en la que ya se había desarrollado la correspondiente al budismo en España. Se trataba de hacer visible el conjunto de propuestas religiosas del cristianismo ortodoxo en España ya que se había reconocido a la Iglesia Ortodoxa el notorio arraigo en 2010 y era un estudio necesario.

2) ¿De qué forma y bajo qué criterios se repartió el trabajo entre los diferentes autores del libro?

Dado lo complejo del tema, ya que los lugares de culto de la ortodoxia española han crecido de modo muy destacado en los últimos años y el impacto de los diversos patriarcados ortodoxos presenta niveles diferentes y características propias, optamos por plantear dos momentos en la investigación. En un primer momento, el trabajo de campo consistente en la visita a las principales iglesias y la entrevista a sus responsables se desarrolló según una base geográfica. Cada uno de los miembros del equipo se encargó de desplazarse a una zona y trabajar en ella visitando las principales iglesias de los diversos patriarcados allí presentes. Así Oscar Salguero trabajó en Andalucía, Extremadura y Murcia, Victoria Contreras en Canarias, Roberto Rodríguez en Madrid, Castilla-La Mancha y Galicia, Sergio Pou en Cataluña y Madrid y yo mismo en la Comunidad Valenciana y Norte y Centro de España. La recopilación de material, tanto de entrevistas como de observación y documentación se puso en común. En una segunda fase del trabajo, y ya con vistas a la redacción del libro, se dividió por patriarcados el trabajo. Victoria Contreras, utilizando tanto los datos recopilados por ella para el caso canario como los aportados por los demás investigadores para otras zonas y las diversas entrevistas realizadas a los responsables del Patriarcado de Constantinopla, que se enfocaron en todos sus máximos representantes, incluido el nivel de arzobispo, realizó el bloque dedicado a este patriarcado, que consta de tres capítulos. Roberto Rodríguez desarrolló el bloque dedicado al Patriarcado de Rumanía, consistente en cuatro capítulos y las entrevistas a sus responsables principales, incluido el nivel episcopal. Sergio Pou, por su parte, redactó el bloque dedicado al Patriarcado de Moscú, consistente en cuatro capítulos, desarrollando en especial un seguimiento continuado (con varias visitas anuales) durante la construcción y puesta en uso de la Iglesia de Santa María Magdalena en Madrid, que coincidió con los años en que se desarrolló la investigación. Óscar Salguero redactó el bloque dedicado a los diversos otros patriarcados que presentan una menor presencia en España que los anteriores, como el de Bulgaria, el de Georgia, el de Armenia o los grupos coptos, que se recopilan en un capítulo. Y también redactó la parte relativa a las iglesias ortodoxas con cierta vocación nacional, como la Iglesia Ortodoxa Española o la Iglesia Ortodoxa Hispánica con un capítulo cada una de ellas. Por último los dos capítulos introductorios y generales sobre la ortodoxia en España y las conclusiones fueron redactados por mí, que coordiné de modo general la investigación y actué como editor científico del libro.

3) ¿Se ha hecho alguna promoción pública del mismo?

El libro salió publicado en febrero de 2015 y el tres de junio se hizo una presentación pública en la catedral ortodoxa de Madrid que contó con la presencia de responsables de los principales patriarcados bajo la presidencia de Monseñor Policarpo Stavropoulos, arzobispo del Patriarcado de Constantinopla, y en la que tomaron la palabra tanto el padre Teofil Moldován por el patriarcado de Rumanía como el padre Andrey Borisyuk Medina por el patriarcado de Moscú y el padre Joan García por la Iglesia Ortodoxa Española. Actuó de maestro de ceremonias el padre Demetrio, secretario de la Asamblea Episcopal ortodoxa de España y Portugal. Por parte de la Fundación Pluralismo y Convivencia, promotora de la investigación tomó la palabra su director, Fernando Arias Canga y por parte de la editorial Akal, en cuya prestigiosa colección Akal Universitaria se publicó la obra, habló Tomás Rodríguez, editor general de la colección. Inauguró y cerró el acto el Director General de Cooperación Jurídica Internacional y de Relaciones con las Confesiones del Ministerio de Justicia, Javier Herrera García-Canturri. También por parte del equipo investigador explicaron las características del trabajo tres de los miembros del mismo y autores del volumen, Óscar Salguero, Roberto Rodríguez y yo mismo.


4) ¿Cómo va el volumen de ventas y cómo esta siendo su distribución?

Es pronto para saber el volumen de ventas y la distribución, pero como está incluido en la colección Akal Universitaria, que se distribuye en todas las librerías de entidad en España, pues ha de ser muy adecuada.

5) ¿Fueron bien acogidos en las diferentes iglesias que visitaron?

En general sí que lo fuimos, entendieron los responsables que se trataba de una investigación que podía redundar en la mayor visibilización de la ortodoxia en España. Incluso en bastantes casos, cuando el sacerdote no tenía un suficiente dominio de la lengua española, se ofreció alguien de la comunidad para servir de intérprete, asunto que desde luego es muy de agradecer y redundó en que nuestro trabajo fuera más fácil. Realmente fueron excepcionales los lugares en que tuvimos problemas para que nos atendieran, casos por otra parte que entran dentro de lo normal en un trabajo de este tipo ya que se ha tratado de una investigación dilatada en que hemos contactado con muchas personas con circunstancias personales y actitudes muy diversas.

6) Valore cómo piensa que se encuentra la Iglesia Ortodoxa en España.

Lo primero que habría que destacar es su rica diversidad. Encontramos desde patriarcados con más de cien parroquias en España, como el de Rumanía, a colectivos con una sola iglesia o muy pocos centros. Encontramos patriarcados con una estructura muy desarrollada en nuestro país, como el de Constantinopla que incluso tiene a la cabeza a un arzobispo para España y Portugal, que en el caso del patriarcado de Rumanía es un obispo, y en otros patriarcados la máxima autoridad episcopal para España reside fuera del país y tiene otros territorios bajo su jurisdicción que desbordan la Península Ibérica, como en el caso del patriarcado de Moscú o del de Serbia. Es por tanto un panorama marcado por diferencias tanto de implantación como de desarrollo. Lo que sí hemos detectado es que en los últimos años hay una mayor institucionalización de la ortodoxia en España, que se materializa en una presencia cada vez más evidente de las iglesias ortodoxas, muchas son cesiones de la Iglesia católica, pero algunas, cada vez más numerosas y espectaculares, conforman espacios propios del culto ortodoxo que comienzan a evidenciar un patrimonio muy visible y apreciado, además, en los lugares donde se ubican. Y destaca también el crecimiento de iglesias y de fieles, muy evidente en la última década. No extraña pues el reconocimiento del notorio arraigo a la ortodoxia por parte del Estado, pero el libro lo evidencia con datos de historia y de implantación.

7) ¿Cuáles son las diferencias principales que han observado entre unos patriarcados y otros?

Desde luego de tamaño, número de fieles y estructura organizativa, como adelantaba en la pregunta anterior, pero también de implantación, que es un tema que nos interesó mucho en la investigación. Hay patriarcados que tienen centros por casi  todas las comunidades autónomas de España como el de Rumanía, el de Constantinopla o el de Moscú frente a otros más circunscritos a zonas determinadas. Pero se nota que los más implantados en España, el de Constantinopla, el de Rumanía, el de Moscú, el de Serbia por la vía de la llamada Iglesia Ortodoxa Española, están en comunión, y aunque en algunos elementos se detecten diferencias, en general destaca la sintonía, que además hace que encontremos en ocasiones a fieles de uno u otro patriarcado en las ceremonias de culto que más a mano tengan. Las diferencias de lengua de culto o de estilo arquitectónico de las iglesias propias destacan, pero también un aroma común al que ayuda mucho los iconos y la estructura interior de las iglesias y la forma en que se desarrolla el culto. Dentro de la diversidad hay un aire de familia en los patriarcados con mayor presencia en nuestro país.

8) Existen españoles convertidos a la fe ortodoxa. ¿Llegaron a tratar con ellos? ¿Piensa que se encuentran plenamente integrados en la estructura eclesial?

Desde luego que hay españoles ortodoxos y se trata de personas muy interesantes y con una posición crucial, porque en cierto modo actúan como puentes que permiten acercar las peculiaridades culturales españolas a los miembros y responsables de las iglesias que no son españoles y pueden tener problemas, por ejemplo, para entender las complejidades del marco español de relaciones entre el Estado y las confesiones, en particular en el día a día de su aplicación. Además para nosotros en la investigación fueron piezas muy importantes, porque fueron los que mejor entendieron nuestro trabajo y supieron transmitírselo a otros responsables. Hemos encontrado a algunos de ellos en puestos de gran responsabilidad en sus patriarcados y en general en la ortodoxia en España, por ejemplo el secretario de la Asamblea Episcopal Ortodoxa es un español de nacimiento, y las máximas autoridades eclesiásticas para España de los patriarcados de Moscú y Serbia son conversos a la ortodoxia nacidos en España. Y entre los fieles también hay españoles de nacimiento que han encontrado en la ortodoxia su camino vital, por ejemplo la Iglesia Ortodoxa Española, que depende del patriarcado de Serbia tiene una mayoría de sus responsables y miembros que son españoles de nacimiento y no es el único caso.

9) Cuéntenos anécdotas de su investigación, cuales fueron las más gratas y las menos...

Al final de una investigación de campo, hay que reconocerlo, que la memoria solo suele guardar lo grato, en especial si lo menos grato no ha sido de entidad suficiente como para impregnar mucho el recuerdo. Muy grata ha sido la acogida en algunas iglesias, y en especial la amabilidad de algunas de las esposas de los sacerdotes, que nos trataron con una familiaridad que dejaba claro que eran en muchas ocasiones piezas clave de la comunidad. A quienes estábamos acostumbrados a iglesias católicas en las que los párrocos no están casados resultaba chocante pero muy grato este asunto, y lo reflejamos en el libro, en especial en los capítulos redactados por Victoria Contreras.

No son anécdotas, pero sí recuerdos muy gratos los momentos de entrar en las iglesias, en especial las que son edificios propios o cesiones de muchos años donde los olores del incienso y las velas han impregnado de modo profundo los espacios y resultan lugares muy agradables. La profusión de iconos con la armonía de colores y la perfección de la simplicidad de diseño que los caracteriza también hacen que la vista se regale con ellos en una experiencia muy grata. En muchas ocasiones del trabajo de investigación era más un placer que una obligación y en los desplazamientos largos, cuando se acumulaban visitas y entrevistas saber que a lo largo del camino ibas a llegar a ver algunas de estas iglesias tan agradables era una perspectiva muy gratificante.

10) Por último, le concedemos la oportunidad de decir a nuestros lectores lo que estime oportuno y por que deberían adquirir su libro.

Acercarse al nuevo patrimonio religioso español en toda su riqueza resulta una oportunidad de conocer mejor nuestro país, en toda su cambiante realidad y por tanto conocernos mejor. Este libro es el primero que permite una aproximación a la ortodoxia en España en su complejidad, fuerza y arraigo. Ese es su interés, ahondar en una historia milenaria y un presente muy rico y que en ocasiones no bien conocido. Desde luego es una introducción que a muchos lectores dejará con las ganas de ahondar más, la bibliografía que se cita en el libro puede permitir satisfacer en parte ese interés, y desde luego, la visita a alguno de los centros que se citan en el libro puede ser un paso ulterior en el acercamiento a este fascinante tema.

Gabriel González, colaborador de Ortodoxia Digital