jueves, 1 de octubre de 2015

01/10 (14/10) - San Ciríaco de Bisericani


El Piadoso Ciríaco de Bisericani ejerció la ascesis a principios del siglo XVII en el Monasterio de Bisericani, que en esa época tenía más de 100 monjes. Se retiró al yermo en una cueva del monte de Simeón, donde mortificó sus pasiones durante 60 años. Tanto en verano como en invierno pasaba el tiempo desnudo, en oración pura, superando gracias a la ayuda de Cristo las necesidades del cuerpo y las tentaciones. 

A este piadoso lo conoció también el Santo Jerarca Dositeo, Metropolitano de Moldavia, que después su partida a la morada celestial honró sus santas reliquias. 

Es conocido como uno de los grandes ermitaños de los Cárpatos, teniendo una vida sacramental, viviendo en una total abnegación de sí mismo, humildad y  oración continua. Partió a la morada celestial abandonándose en los brazos de Cristo. Sus reliquias fueran colocadas en la misma cueva en que vivió, en la cual se hizo un pequeño espacio para rezar, una capilla.

La conmemoración del Piadoso Ciríaco de Bisericani entre los santos fue realizada también por los piadosos ermitaños rumanos del Monte Athos, que le dieron su lugar bien merecido al lado de los grandes  y conocidos santos de la Iglesia Ortodoxa. Por tanto, encima del frontispicio de la Iglesia de la ermita de Prodromu, bendecida en 1863, están pintados, en la parte derecha, San Juan Bautista, el Santo Megalomártir Clemente obispo de Roma, la Santa Mártir Estatua Plácida, el Santo Mártir Sabas el General, San Inocencio de Probata, San Porteño de Agapia, San Epifanio de Vorona, San Nicodemo de Tismana, el Santo Mártir Juan de Suceava y la Santa Mártir Filotea de Arges, y en la parte izquierda San Atanasio el Atonita, Santa Parasceve de Iasi, el Santo Mártir Juan el Valaco, San Demetrio Basarab, San Ciríaco de Bisericani, San Gregorio el Decapolita, San Daniel de Voronet, San Ciríaco de Tazlau, San Nicetas el Romano y el Santo Jerarca Juan de Rasca.

¡San Ciríaco, ruega al Señor por nosotros!


Traducción del rumano: Elena Rățulea
Adaptación: Ortodoxia Digital