viernes, 30 de octubre de 2015

Agotado el libro de las Divinas Liturgias


Anunciamos a nuestros lectores que hoy han sido vendidos los últimos ejemplares del libro de las Divinas Liturgias en lengua castellana publicado por el Monasterio de Cantauque. Queda, pues, agotada la primera edición. Si en el futuro se imprimiera una segunda edición, informaremos de ello a través de nuestro blog y la pondremos a disposición de nuestros lectores.

Damos las gracias en nombre de los monjes de Cantauque y en el nuestro propio a todos aquellos que han adquirido ejemplares de este libro; los beneficios obtenidos con su venta se han destinado íntegramente al Monasterio.

¡Gloria a Dios por todo!

jueves, 29 de octubre de 2015

Completada la publicación de la Biblia Septuaginta en lengua castellana



Este mes de octubre de 2015 ha quedado completa la publicación por Editorial Sígueme (Salamanca) de la Santa Biblia Septuaginta en lengua castellana con la aparición de su cuarto volumen, que contiene los Libros Proféticos.

La Biblia griega o Septuaginta (LXX) es una colección de escritos, la mayor parte de ellos traducidos del hebreo y algunos redactados originalmente en griego, que fue compuesta desde el siglo III a.C. hasta el I d.C.

El nombre alude al número de setenta o setenta y dos eruditos que según la Carta de Aristeas tradujeron la Torá judía en Alejandría (285-246 a.C.). Comunmente, sin embargo, se entiende por Septuaginta los libros que Alfred Rahlfs recoge en su edición de 1935, y que coincide con los principales códices unciales: Vaticano, Sinaítico y Alejandrino (siglos IV y V d.C.), los cuales conservan las primeras biblias cristianas completas.

El plan general de La Biblia griega - Septuaginta. Traducción española lo componen cuatro volúmenes: I. Pentateuco; II. Libros históricos; III. Libros poéticos y sapienciales; y IV. Libros proféticos.

Natalio Fernández y Mª. Victoria Spottorno, los autores de la obra, forman parte del grupo de investigación de «Filología y crítica textual bíblicas» del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC, Madrid).

Desde Ortodoxia Digital nos alegramos de esta noticia, que viene a cubrir una necesidad de los cristianos ortodoxos, y expresamos nuestro deseo de que se publique en el futuro una edición de esta obra en un solo volumen (lo que la haría más manejable para su uso personal) y a un precio asequible a todos los bolsillos.

La Biblia Septuaginta se puede adquirir en librerías y a través de la web www.sigueme.es

Consigue tu libro de liturgia ortodoxa en castellano


Gracias a un acuerdo alcanzado con los monjes del monasterio de Cantauque (Francia), Ortodoxia Digital dispone de un depósito de Divinas Liturgias de San Juan Crisóstomo y San Basilio el Grande (más el Oficio de Prótesis o Proscomedia) en lengua castellana para su venta y distribución en España.

Esta traducción, realizada por el P. Archimandrita Juan Nadal Cañellas, ha sido editada por el monasterio de Cantauque con la bendición de S.E. el Arzobispo José (Pop) de la Metrópolis Ortodoxa Rumana de Europa Occidental y Meridional, y se basa en los textos griegos editados por Brightman (Oxford, Clarendon Press, 1896), aunque para ciertos pasajes se ha preferido seguir el manuscrito Barberini 355. Los salmos y los versículos sálmicos son, en general, adaptación de una traducción de la Biblia de los Setenta (LXX). Las rúbricas que acompañan al texto son las que están en uso en las Iglesias de lengua griega. Otras costrumbres están indicadas en las notas y rúbricas complementarias.

El precio de venta del libro es de 15€, y los beneficios obtenidos se destinan íntegramente al monasterio, ya que Ortodoxia Digital solo actúa de intermediaria por motivos idiomáticos y geográficos.

Para más información, llamar al número de teléfono 902043759 o enviar un correo electrónico a la dirección ortodoxia-digital@outlook.com

miércoles, 28 de octubre de 2015

28/10 (10/11) - Santo Jerarca Jacinto de Vicina


Vicina ha sido una de las ciudades más importantes del siglo XIII-XIV, ubicada en la región del norte de Dobruja, quizá sobre una isla que había delante del asentamiento actual de Isaccea (que antes era Noviodunum). La sede metropolitana de Vicina fue fundada antes del siglo XIII, bajo la jurisdicción bizantina. El período del ministerio de Jacinto, la primera mitad del siglo XIV, está marcado por la crisis del Imperio Bizantino, que era muy débil debido a las guerras internas; por lo tanto, ya no podía ejercer su protección sobre la fortaleza de Vicina. Entre los años 1337 y 1338, Vicina ya fue conquistada y saqueada por los tártaros, para unos años más tarde, en 1353, caer bajo la ocupación genovesa.

Quizá en este contexto es posible que el metropolitano Jacinto se haya retirado a la Corte Real de Arges, bajo el poder de los gobernantes Basarab I (1310-1352) y Nicolás Alexandru (1352-1364). Echando a los grupos de tártaros, que organizaban expediciones de saqueo dentro del territorio, el gobernante de la Tierra Rumana llegó a dominar algunos territorios del sur de Moldavia hasta la zona de Chilia y del Mar Negro (Dobruja). No hay documentación exacta que indique la fecha del exilio del jerarca Jacinto, que se vio obligado a dejar la sede metropolitana de Vicina. Seguro es que en 1359 estaba en la Tierra Rumana, en la Corte Real de Nicolás Alejandro Basarab, como metropolitano de Húngaro-Valaquia.

Como respuesta a las insistencias del gobernante rumano, tras la correspondencia mantenida por la Cancillería Real con el Patriarcado Ecuménico, en mayo de 1359 un documento patriarcal aprueba el traslado del jerarca Jacinto de Vicina a la Corte de Arges. El Santo Sínodo de Constantinopla, bajo la jurisdicción del patriarca Calixto, en tiempos del emperador Juan V Paleólogo, nombra a Jacinto "pastor legítimo de toda la Húngaro-Valaquia, con el rango de metropolitano honesto para la bendición y para el enderezamiento espiritual del Gobernante, de sus hijos y para todo su Reino". El aporte del jerarca ortodoxo para el reconocimiento de la sede episcopal, que ya existía desde antes en la Corte de Arges, por el Patriarcado Ecuménico, es un hecho muy especial, teniendo en cuenta el contexto político de esa época. El rey húngaro Luis el Grande (1342-1382), conocido por su proselitismo, ejercía presión sobre el voivoda rumano para que aceptase la confesión católica en la Tierra Rumana.

Dicha correspondencia con el Patriarcado Ecuménico demuestra la misión fructífera que tuvo el metropolitano Jacinto al lado del gobernante Nicolás Alejandro, que le pedía con ardor al Patriarca Calixto de Constantinopla que lo mandara "solo a él, a ningún otro que no fuese él", siendo muy agradable para el voivoda. El mismo gobernante recibía consejos del patriarca ecuménico en la carta de mayo de 1359 en el sentido de que se protegiera "de las reuniones heréticas y de los dogmas erróneos y alejados de la verdadera fe ortodoxa". Como jerarca de los rumanos de la zona de alrededor del Danubio y los Cárpatos, el Santo Jacinto organizó la vida espiritual y religiosa de la Tierra Rumana, ordenando sacerdotes y construyendo iglesias para el pueblo.

Como amigo y discípulo de San Gregorio Palamás, no podía descuidar el monaquismo rumano. Desde el Santo Monte Athos trajo a San Nicodemo de Tismana para que organizase los monasterios rumanos según el modelo atonita. El monasterio de Cutlumus del Santo Monte acogió a los monjes de Valaquia, que volvieron al país con experiencia espiritual atónita. Los monasterios de Tismana, el de San Nicolás de la Corte Real de Arges o el de Negro-Voda de Campulung se deben a una buena organización según los principios del Santo Jacinto como pastor. Como exarca de "las tierras", el metropolitano cuidaba a los rumanos de Transilvania, a quienes les ordenaba sacerdotes y les enviaba misioneros para que los ayudaran.

En sus últimos años de vida lo encontramos en la sede metropolitana de la Corte Real de Arges bajo el poder de Vladislav I (1364-1377), el tercer gobernante rumano cuyo mandato conocía. El 1370, Jacinto le enviaba al patriarca ecuménico Filoteo una carta a través de la cual justificaba su ausencia de las reuniones del Sínodo Patriarcal, que no era intencionada sino debida a su edad avanzada. La edad avanzada y la salud precaria del metropolitano Jacinto obligaron al gobernante Vladislav a impedirle un esfuerzo tan grande. En la misma carta, el metropolitano de Húngaro-Valaquia se preocupaba por el futuro de la sede metropolitana de Arges. De esa manera, pidió al Patriarca Ecuménico que Daniel Critopol -el jurista patriarcal enviado a la Tierra Rumana para investigar la actividad eclesial- fuera "santificado, ofrecido y bendecido como jerarca de toda la Húngaro-Valaquia".

En la primera mitad de 1372, el metropolitano Jacinto partió a la morada celestial, siendo enterrado en el complejo metropolitano de la Corte Real de Arges. 

El Santo Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Rumana, reunido en sesión del 8 de julio de 2008, tomó la decisión de canonizar al primer metropolitano de la Tierra Rumana, el Santo Jerarca Jacinto de Vicina. El día de 26 de octubre de 2008 tuvo lugar la proclamación solemne de su canonización.


Traducción del rumano: Elena Rățulea
Adaptación: Ortodoxia Digital

martes, 27 de octubre de 2015

27/10 - San Demetrio el Nuevo, Patrono de Bucarest


El Santo y Piadoso Demetrio el Nuevo Basarab vivió en el siglo XIII, durante el reinado del zar eslavo-búlgaro Pedro Asan. Nació en el pueblo de Basarabi (hoy en día Bulgaria), y mortificó sus pasiones en una cueva cercana. Sus santas reliquias se encuentran en la Catedral Patriarcal de Bucarest, y para su honra fue declarado patrono protector de Bucarest. Su día de conmemoración es el 27 de octubre.

Demetrio fue una temporada pastor de cabras, pero poco después ingresó en un monasterio que se encontraba dentro de una cueva cercana a su pueblo natal. Ejerció la ascesis a través del ayuno, la oración y la vigilia durante la noche. Sus esfuerzos ascéticos lo llevaron a recibir el gran don de hacer milagros. Conociendo su muerte con antelación, eligió el lugar donde quería ser enterrado -entre dos piedras-, adonde se fue solo y se durmió en el Señor. Más no se sabe sobre la vida del Santo, que, según él mismo, hubiera permanecido oculto si no hubiera sido descubierto por la piedad de Dios.

Después de haber aumentado el caudal del río de Lom, se hicieron barro los márgenes que había alrededor de la cueva y se desprendieron algunas piedras, entre las cuales se encontraban las santas reliquias de San Demetrio el Nuevo, que cayeron al agua. Después de una temporada, el Santo se apareció a una niña enferma diciéndole que le sacara del río y que él la curaría. La niña les contó a sus padres lo sucedido, y estos fueron al lugar indicado junto con un sacerdote y otros testigos; allí descubrieron las santas reliquias incorruptas y brillantes.

La noticia del hallazgo de las reliquias se extendió rápidamente, y de esta manera el gobernante de esa época en la Tierra Rumana envió a unos sacerdotes y a unos boyardos para que se encargaran de ellas y las llevaran a la Iglesia de la Corte en Bucarest. Pero esa no era la voluntad del Santo en ese momento. Mientras lo estaban transportando, frente a una fuente, su cuerpo se hizo muy pesado, de manera que no lo podían levantar ni trasladar . Entonces colocaron las reliquias en un carro de bueyes, a los cuales les dejaron que fueran libremente donde quisieran. Los bueyes volvieron por sí solos al pueblo de Basarabi. Cuando los delegados volvieron a Bucarest, le contaron al gobernante de la Tierra Rumana los hechos acaecidos. El gobernante tomó la decisión de enviar dinero para que se construyera una iglesia en honor del Santo y Piadoso Demetrio el Nuevo en Basarabi, donde fueron colocadas sus santas reliquias, que obraron muchos milagros.

Durante la guerra entre el Imperio Ruso y el Imperio Otomano, entre 1769 y 1774, los rusos llegaron a algunos pueblos del Danubio, entre ellos el de Basarabi, desde donde las reliquias fueron cogidas por el general Piotr Saltíkov para llevarlas a Rusia. Pero un creyente de la Tierra Rumana, Hagi Dimietrie, le pidió al general que se las diese como recompensa por las desgracias acaecidas durante la guerra. Entonces el general donó las reliquias del Santo para la Tierra Rumana; estas fueron recibidas por el metropolitano Gregorio II de Hungro-Vlaquia en Bucarest, donde se encuentran hasta nuestros días. En esa época, mediante la oración del Santo acabó la guerra y cesó una epidemia. La mano derecha del Santo fue enviada a Kiev.

Durante la Primera Guerra Mundial, durante la ocupación alemana, unos soldados búlgaros intentaron llevarse los restos del santo de la catedral a Bulgaria, pero el pueblo, al enterarse, se opuso, e incluso los soldados alemanes les pidieron a sus aliados búlgaros que no los tocaran.

Algunos milagros sucedieron durante la estancia de las reliquias en el pueblo de Basarabi. Debido a la gran veneración tributada por los fieles, algunos intentaron robar trozos de las santas reliquias, pero o no las pudieron tocar o se quedaron con el brazo rígido, ya que el santo no quería aceptar estos hechos, de manera que solo después de haberle pedido perdón podían marchar curados.

Un obispo de Preslav de nombre Juanicio, que cayó enfermo, fue llevado a la Iglesia del Santo mientras se oficiaba la Divina Liturgia; a  la hora de acabar el oficio, el obispo podía caminar solo.

También desde que las reliquias del santo fueron llevadas a Bucarestel Santo y Piadoso Demetrio obró muchos milagros (por ejemplo, curar a la gente enferma), protegiendo la ciudad y repartiendo muchas bendiciones entre los que veneran con devoción sus santas reliquias.


Traducción del rumano: Elena Rățulea
Adaptación: Ortodoxia Digital

jueves, 22 de octubre de 2015

Entrevista a D. Francisco Díez de Velasco


1) ¿Cómo surgió la idea de hacer un libro sobre la Iglesia Ortodoxa en España?

Fue la consecuencia del proyecto de investigación “Iglesias ortodoxas en España” que hemos desarrollado desde la Universidad de La Laguna por encargo de la Fundación Pluralismo y Convivencia a partir de 2012. Intentaba llenar el vacío que sobre el tema, desde una óptica monográfica, se constataba en la investigación española y correspondía con una línea de trabajo puesta en marcha desde dicha fundación para desarrollar estudios de carácter general sobre la historia y la implantación de las confesiones reconocidas como de notorio arraigo en nuestro país, en la que ya se había desarrollado la correspondiente al budismo en España. Se trataba de hacer visible el conjunto de propuestas religiosas del cristianismo ortodoxo en España ya que se había reconocido a la Iglesia Ortodoxa el notorio arraigo en 2010 y era un estudio necesario.

2) ¿De qué forma y bajo qué criterios se repartió el trabajo entre los diferentes autores del libro?

Dado lo complejo del tema, ya que los lugares de culto de la ortodoxia española han crecido de modo muy destacado en los últimos años y el impacto de los diversos patriarcados ortodoxos presenta niveles diferentes y características propias, optamos por plantear dos momentos en la investigación. En un primer momento, el trabajo de campo consistente en la visita a las principales iglesias y la entrevista a sus responsables se desarrolló según una base geográfica. Cada uno de los miembros del equipo se encargó de desplazarse a una zona y trabajar en ella visitando las principales iglesias de los diversos patriarcados allí presentes. Así Oscar Salguero trabajó en Andalucía, Extremadura y Murcia, Victoria Contreras en Canarias, Roberto Rodríguez en Madrid, Castilla-La Mancha y Galicia, Sergio Pou en Cataluña y Madrid y yo mismo en la Comunidad Valenciana y Norte y Centro de España. La recopilación de material, tanto de entrevistas como de observación y documentación se puso en común. En una segunda fase del trabajo, y ya con vistas a la redacción del libro, se dividió por patriarcados el trabajo. Victoria Contreras, utilizando tanto los datos recopilados por ella para el caso canario como los aportados por los demás investigadores para otras zonas y las diversas entrevistas realizadas a los responsables del Patriarcado de Constantinopla, que se enfocaron en todos sus máximos representantes, incluido el nivel de arzobispo, realizó el bloque dedicado a este patriarcado, que consta de tres capítulos. Roberto Rodríguez desarrolló el bloque dedicado al Patriarcado de Rumanía, consistente en cuatro capítulos y las entrevistas a sus responsables principales, incluido el nivel episcopal. Sergio Pou, por su parte, redactó el bloque dedicado al Patriarcado de Moscú, consistente en cuatro capítulos, desarrollando en especial un seguimiento continuado (con varias visitas anuales) durante la construcción y puesta en uso de la Iglesia de Santa María Magdalena en Madrid, que coincidió con los años en que se desarrolló la investigación. Óscar Salguero redactó el bloque dedicado a los diversos otros patriarcados que presentan una menor presencia en España que los anteriores, como el de Bulgaria, el de Georgia, el de Armenia o los grupos coptos, que se recopilan en un capítulo. Y también redactó la parte relativa a las iglesias ortodoxas con cierta vocación nacional, como la Iglesia Ortodoxa Española o la Iglesia Ortodoxa Hispánica con un capítulo cada una de ellas. Por último los dos capítulos introductorios y generales sobre la ortodoxia en España y las conclusiones fueron redactados por mí, que coordiné de modo general la investigación y actué como editor científico del libro.

3) ¿Se ha hecho alguna promoción pública del mismo?

El libro salió publicado en febrero de 2015 y el tres de junio se hizo una presentación pública en la catedral ortodoxa de Madrid que contó con la presencia de responsables de los principales patriarcados bajo la presidencia de Monseñor Policarpo Stavropoulos, arzobispo del Patriarcado de Constantinopla, y en la que tomaron la palabra tanto el padre Teofil Moldován por el patriarcado de Rumanía como el padre Andrey Borisyuk Medina por el patriarcado de Moscú y el padre Joan García por la Iglesia Ortodoxa Española. Actuó de maestro de ceremonias el padre Demetrio, secretario de la Asamblea Episcopal ortodoxa de España y Portugal. Por parte de la Fundación Pluralismo y Convivencia, promotora de la investigación tomó la palabra su director, Fernando Arias Canga y por parte de la editorial Akal, en cuya prestigiosa colección Akal Universitaria se publicó la obra, habló Tomás Rodríguez, editor general de la colección. Inauguró y cerró el acto el Director General de Cooperación Jurídica Internacional y de Relaciones con las Confesiones del Ministerio de Justicia, Javier Herrera García-Canturri. También por parte del equipo investigador explicaron las características del trabajo tres de los miembros del mismo y autores del volumen, Óscar Salguero, Roberto Rodríguez y yo mismo.


4) ¿Cómo va el volumen de ventas y cómo esta siendo su distribución?

Es pronto para saber el volumen de ventas y la distribución, pero como está incluido en la colección Akal Universitaria, que se distribuye en todas las librerías de entidad en España, pues ha de ser muy adecuada.

5) ¿Fueron bien acogidos en las diferentes iglesias que visitaron?

En general sí que lo fuimos, entendieron los responsables que se trataba de una investigación que podía redundar en la mayor visibilización de la ortodoxia en España. Incluso en bastantes casos, cuando el sacerdote no tenía un suficiente dominio de la lengua española, se ofreció alguien de la comunidad para servir de intérprete, asunto que desde luego es muy de agradecer y redundó en que nuestro trabajo fuera más fácil. Realmente fueron excepcionales los lugares en que tuvimos problemas para que nos atendieran, casos por otra parte que entran dentro de lo normal en un trabajo de este tipo ya que se ha tratado de una investigación dilatada en que hemos contactado con muchas personas con circunstancias personales y actitudes muy diversas.

6) Valore cómo piensa que se encuentra la Iglesia Ortodoxa en España.

Lo primero que habría que destacar es su rica diversidad. Encontramos desde patriarcados con más de cien parroquias en España, como el de Rumanía, a colectivos con una sola iglesia o muy pocos centros. Encontramos patriarcados con una estructura muy desarrollada en nuestro país, como el de Constantinopla que incluso tiene a la cabeza a un arzobispo para España y Portugal, que en el caso del patriarcado de Rumanía es un obispo, y en otros patriarcados la máxima autoridad episcopal para España reside fuera del país y tiene otros territorios bajo su jurisdicción que desbordan la Península Ibérica, como en el caso del patriarcado de Moscú o del de Serbia. Es por tanto un panorama marcado por diferencias tanto de implantación como de desarrollo. Lo que sí hemos detectado es que en los últimos años hay una mayor institucionalización de la ortodoxia en España, que se materializa en una presencia cada vez más evidente de las iglesias ortodoxas, muchas son cesiones de la Iglesia católica, pero algunas, cada vez más numerosas y espectaculares, conforman espacios propios del culto ortodoxo que comienzan a evidenciar un patrimonio muy visible y apreciado, además, en los lugares donde se ubican. Y destaca también el crecimiento de iglesias y de fieles, muy evidente en la última década. No extraña pues el reconocimiento del notorio arraigo a la ortodoxia por parte del Estado, pero el libro lo evidencia con datos de historia y de implantación.

7) ¿Cuáles son las diferencias principales que han observado entre unos patriarcados y otros?

Desde luego de tamaño, número de fieles y estructura organizativa, como adelantaba en la pregunta anterior, pero también de implantación, que es un tema que nos interesó mucho en la investigación. Hay patriarcados que tienen centros por casi  todas las comunidades autónomas de España como el de Rumanía, el de Constantinopla o el de Moscú frente a otros más circunscritos a zonas determinadas. Pero se nota que los más implantados en España, el de Constantinopla, el de Rumanía, el de Moscú, el de Serbia por la vía de la llamada Iglesia Ortodoxa Española, están en comunión, y aunque en algunos elementos se detecten diferencias, en general destaca la sintonía, que además hace que encontremos en ocasiones a fieles de uno u otro patriarcado en las ceremonias de culto que más a mano tengan. Las diferencias de lengua de culto o de estilo arquitectónico de las iglesias propias destacan, pero también un aroma común al que ayuda mucho los iconos y la estructura interior de las iglesias y la forma en que se desarrolla el culto. Dentro de la diversidad hay un aire de familia en los patriarcados con mayor presencia en nuestro país.

8) Existen españoles convertidos a la fe ortodoxa. ¿Llegaron a tratar con ellos? ¿Piensa que se encuentran plenamente integrados en la estructura eclesial?

Desde luego que hay españoles ortodoxos y se trata de personas muy interesantes y con una posición crucial, porque en cierto modo actúan como puentes que permiten acercar las peculiaridades culturales españolas a los miembros y responsables de las iglesias que no son españoles y pueden tener problemas, por ejemplo, para entender las complejidades del marco español de relaciones entre el Estado y las confesiones, en particular en el día a día de su aplicación. Además para nosotros en la investigación fueron piezas muy importantes, porque fueron los que mejor entendieron nuestro trabajo y supieron transmitírselo a otros responsables. Hemos encontrado a algunos de ellos en puestos de gran responsabilidad en sus patriarcados y en general en la ortodoxia en España, por ejemplo el secretario de la Asamblea Episcopal Ortodoxa es un español de nacimiento, y las máximas autoridades eclesiásticas para España de los patriarcados de Moscú y Serbia son conversos a la ortodoxia nacidos en España. Y entre los fieles también hay españoles de nacimiento que han encontrado en la ortodoxia su camino vital, por ejemplo la Iglesia Ortodoxa Española, que depende del patriarcado de Serbia tiene una mayoría de sus responsables y miembros que son españoles de nacimiento y no es el único caso.

9) Cuéntenos anécdotas de su investigación, cuales fueron las más gratas y las menos...

Al final de una investigación de campo, hay que reconocerlo, que la memoria solo suele guardar lo grato, en especial si lo menos grato no ha sido de entidad suficiente como para impregnar mucho el recuerdo. Muy grata ha sido la acogida en algunas iglesias, y en especial la amabilidad de algunas de las esposas de los sacerdotes, que nos trataron con una familiaridad que dejaba claro que eran en muchas ocasiones piezas clave de la comunidad. A quienes estábamos acostumbrados a iglesias católicas en las que los párrocos no están casados resultaba chocante pero muy grato este asunto, y lo reflejamos en el libro, en especial en los capítulos redactados por Victoria Contreras.

No son anécdotas, pero sí recuerdos muy gratos los momentos de entrar en las iglesias, en especial las que son edificios propios o cesiones de muchos años donde los olores del incienso y las velas han impregnado de modo profundo los espacios y resultan lugares muy agradables. La profusión de iconos con la armonía de colores y la perfección de la simplicidad de diseño que los caracteriza también hacen que la vista se regale con ellos en una experiencia muy grata. En muchas ocasiones del trabajo de investigación era más un placer que una obligación y en los desplazamientos largos, cuando se acumulaban visitas y entrevistas saber que a lo largo del camino ibas a llegar a ver algunas de estas iglesias tan agradables era una perspectiva muy gratificante.

10) Por último, le concedemos la oportunidad de decir a nuestros lectores lo que estime oportuno y por que deberían adquirir su libro.

Acercarse al nuevo patrimonio religioso español en toda su riqueza resulta una oportunidad de conocer mejor nuestro país, en toda su cambiante realidad y por tanto conocernos mejor. Este libro es el primero que permite una aproximación a la ortodoxia en España en su complejidad, fuerza y arraigo. Ese es su interés, ahondar en una historia milenaria y un presente muy rico y que en ocasiones no bien conocido. Desde luego es una introducción que a muchos lectores dejará con las ganas de ahondar más, la bibliografía que se cita en el libro puede permitir satisfacer en parte ese interés, y desde luego, la visita a alguno de los centros que se citan en el libro puede ser un paso ulterior en el acercamiento a este fascinante tema.

Gabriel González, colaborador de Ortodoxia Digital

martes, 20 de octubre de 2015

21/10 - San Besarión Sarai, San Oprea Miclaus, San Sofronio de Cioara y San Juan de Gales


San Besarión Sarai

Besarión Sarai fue un monje, quizá de raíces eslavas, es decir, un eslavo de Bosnia que, después su viaje a Tierra Santa, partió al Monte Athos, desde donde llegó a Karlowitz. Luego fue enviado por el patriarca serbio a Transilvania para hablar contra la unión con Roma. Acompañado por un grupo de creyentes del Banato, avanzó hacía el Centro de Transilvania, al lado del Río Mures, y allí hizo lo mismo: predicaba sermones en contra de la Unión con Roma. Pero al final fue encadenado  y llevado a una prisión de Kufstein, donde se cree que murió como santo confesor de la fe Ortodoxa antes de pasar mucho tiempo sometido a salvajes interrogatorios.

San Oprea Miclaus

Oprea Miclaus, del pueblo de Silistea (Sibiu), hizo una serie de viajes a Viena para pedirle a la emperatriz María Teresa derechos para los creyentes de Transilvania. Durante uno de los viajes, en 1752, fue detenido en Viena y encarcelado en la prisión de Custeni, donde murió como santo confesor de la fe ortodoxa. 

San Sofronio de Cioara

El monje Sofronio de Cioara luchó en nombre de la Ortodoxia alrededor del 1759-1761, en los tiempos en que lideró un levantamiento popular en contra de los Habsburgo y, al mismo tiempo, en contra de la unión con la sede de Blaj, que preconizó la división de la Iglesia Ortodoxa Rumana.

Originario del distrito de Alba (quizá del pueblo de Salisea), fue un sacerdote casado. Tras la muerte de su mujer, construyó una ermita en el pueblo de Cioara que, por desgracia, fue destruida por las autoridades, hecho que lo movió a empezar este levantamiento popular, que duró 2 años.

A su alrededor creó una fraternidad formada, por una parte, por sacerdotes, y por otra, por creyentes de Alba Iulia que acordaron tomar una serie de medidas para una futura organización de la Iglesia Ortodoxa; se tiene que relatar que después de 1701 en la provincia de Transilvania no quedó ningún sacerdote ni jerarca.

Tras una entrevista con el general Niclaus Adolf Bucow, comandante de las tropas imperiales de Transilvania, que destruyeron la mayoría de los monasterios ortodoxos, el padre Sofronio se retiró a la Tierra Rumana, donde murió sin que se sepa la fecha. 

Por sus acciones y su fe viva fue incluido por el Santo Sínodo entre el número de los Santos Rumanos

Santo Confesor Juan de Gales

Juan de Gales fue un sacerdote originario de Transilvania que vivió en el siglo XVIII.  Fue encerrado debido a su oposición a la presión que se ejercía por la parte de las autoridades del Imperio Habsburgo sobre de los ortodoxos para que aceptasen, de forma forzada, la unión con Roma. Por tanto, por su fe murió en la prisión de Kufstein (Austria). Su conmemoración, junto con la del Santo Mártir Moisés Macinic de Sibiel, es el 21 de octubre.

Sobre la primera parte de la vida del sacerdote Juan Juanes, sacerdote en el pueblo de Gales (Transilvania), no se conoce casi nada. Según las costumbres de esa época, debido a la falta de obispo, fue ordenado sacerdote quizá en Bucarest o Karlowitz (Serbia). Su actividad se conoce gracias a documentos del siglo XVIII. De aquí resulta que él era uno de los sacerdotes activos que rechazaban la unión con Roma. En diciembre de 1750, junto con otros sacerdotes, le envía al metropolitano serbio de Karlowitz, Pavel Nenadovici, un escrito de parte de los rumanos del Sur de Transilvania, que incluía el informe y las quejas sobre los sufrimientos a los cuales eran sometidos los ortodoxos para que aceptasen de manera forzada la unión con Roma.  

En 1752 vuelve a redactar otro escrito junto con el padre Juan del Bosque de Sibiu y otros muchos rumanos dirigido a la emperatriz María Teresa (1711-1780). Marchó al Banato, donde se encuentra con el padre Moisés Macinic de Sibiel y con el piadoso Oprea Miclaus, a los que les entregó el documento para que lo presentasen a la Corte de Viena.

A pesar de sus protestas, fue detenido en mayo de 1756, siendo enviado encadenado a la ciudad de Sibiu, luego a Deva y después en la provincia del Banato, desde donde fue transferido a la prisión de Graz (Austria), siendo condenado a cadena perpetua por orden de la emperatriz María Teresa. Según un documento de 1780, el padre Juan quizás estuvo encarcelado durante 24 años. Igual que su amigo, el P. Moisés Macinic de Sibiel, el P. Juan de Gales partió a la morada celestial dentro de la prisión de Kufstein, Austria, recibiendo de esta manera la palma del martirio.


Traducción del rumano: Elena Rățulea
Adaptación: Ortodoxia Digital

jueves, 15 de octubre de 2015

La Sacra Metrópolis de España y Portugal (Patriarcado Ecuménico) estrena blog de noticias


La Sacra Metrópolis de España y Portugal (Patriarcado Ecuménico) estrena hoy su blog de noticias, donde se publicará toda la actualidad del Arzobispado. Su dirección es http://sacrametropolisortodoxa.blogspot.com

Este blog viene a completar la presencia en la red de la Metrópolis, que contaba ya con una página web (www.sacrametropolisortodoxa.jimdo.com) y una página de Facebook (www.facebook.com/sacrametropolisortodoxa).

¡Por muchos años, Señor!


En este día de su 52º cumpleaños, desde Ortodoxia Digital deseamos felicitar a Su Eminencia Policarpo, Arzobispo Metropolitano de España y Portugal y Exarca del Mar Mediterráneo (Patriarcado Ecuménico), y le pedimos a Dios que siga concediéndole un ministerio lleno de frutos espirituales digno de su nombre (poly-karpos).

¡Por muchos años, Señor!


Fotografía: (c) Oana Robu Photography

miércoles, 14 de octubre de 2015

14/10 (27/10) - Santa Parasceve de Iasi


Nació en el siglo X en un pequeño pueblo marinero llamado Epibatai, distante de Constantinopla a un día de camino, en el seno de una familia noble. Ella y su hermano Eutimio quedaron pronto huérfanos y decidieron abrazar la vida religiosa. Eutimio llegó a ser obispo de Madito y Parasceve, después de llevarse unos años en un monasterio, decidió llevar vida eremítica, en una región desierta, intentando emular a los antiguos eremitas de Egipto y Siria: ayunos, noches en vigilia, oración, mortificaciones corporales… Comía solo los sábados y domingos y dormía sobre la tierra.

Una noche se le apareció un ángel que la exhortó a seguir en esa forma de vida, pero cerca de su pueblo natal. Parasceve marchó a Constantinopla, visitando todos los santuarios de la ciudad como una peregrina y poniéndose bajo la protección de la Virgen; luego marchó a Epitabai, su pueblo, y pasó allí el resto de su vida tal y cual lo estaba haciendo antes: como los antiguos eremitas de la Tebaida. Murió y fue sepultada por gente que no la conocía y su recuerdo se perdió.

Pero su memoria llegó de nuevo a “florecer” gracias a un milagro: cercano a su pueblo, vivía un estilita (eremita que vivía sobre una columna, como San Simeón el Viejo Estilita) y un día unos marineros llevaron el cadáver de un compañero muerto de peste y lo pusieron al pié de la columna. El estilita rogó para que alguien viniese para darle sepultura y, pasados unos días, unos hombres que se pusieron a cavar una fosa para enterrar el cadáver del marinero, se encontraron otro cadáver que estaba enterrado y que desprendía un agradable olor que anulaba el olor fétido del cadáver del marinero.

Uno de esos hombres, llamado Jorge, tuvo una visión: vio a una reina sentada en su trono y rodeada de hombres que llevaban en sus manos una antorcha. Uno de ellos le dijo que llamase a sus otros compañeros para que dieran testimonio del descubrimiento milagroso del cuerpo de Parasceve, la reina que estaba sentada en el trono y que era vecina de Epibatai. Desde entonces, Parasceve es la patrona de sus compatriotas. Ella les reveló su nombre, Parasceve, y les prometió ayudarles en todo aquello que le pidiesen con fe. Una vecina del pueblo llamada Eufemia, tuvo la misma visión y ambos, Jorge y Eufemia, contaron la noticia a todo el pueblo que recibió procesionalmente las reliquias de Parasceve.

Pero el cuerpo de la santa no permaneció en Epibatai. Como los francos en el año 1204 conquistaron Constantinopla y robaron numerosas reliquias de santos para llevarlas a occidente, el rey búlgaro Juan II Asen recogió el cuerpo de Parasceve y lo trasladó a Tarnovo, donde fue recibido solemnemente por el Patriarca Basilio, lo llevaron a una basílica cercana al palacio imperial y allí lo pusieron.

Cuando en el año 1393 los turcos invadieron Tarnovo, las reliquias fueron llevadas a Belgrado donde estuvo hasta el año 1521, fecha en la que Sulimán el Grande conquistó Belgrado. El sultán, al ver la veneración que tenían los cristianos por las reliquias de la Santa, se las envió al Patriarca de Constantinopla que las puso en la Iglesia de Pammacaristos, que era la iglesia patriarcal. En el año 1586, en tiempos de Murad III, el cuerpo fue trasladado a la iglesia de San Demetrio Kanabu, y posteriormente, en 1612 al Fanar. Finalmente, en el año 1641 fueron llevadas las reliquias a la ciudad moldava de Iasi, donde actualmente se encuentran.

La vida de la santa fue escrita por Mateo, metropolita de Myra en ese momento, o sea, unos cinco o seis siglos después de muerta. Su existencia es cierta, es histórica y su cuerpo siempre ha sido objeto de veneración. Su fiesta se celebra hoy, día 13 de octubre.

Antonio Barrero

martes, 13 de octubre de 2015

Nuevas pruebas de la concidencia entre el Santo Sudario de Oviedo (Asturias) y la Santa Síndone de Turín (Italia)


«Simón Pedro entró en el sepulcro: vio los lienzos tendidos y el sudario con que le habían cubierto la cabeza, no con los lienzos, sino enrollado [sobre sí mismo] en un sitio aparte». Ese sudario «que cita el evangelio de san Juan lo tenemos en España desde el siglo VII, y debemos conseguir que la gente se entere». Es el Sudario de Oviedo, afirma Jorge Manuel Rodríguez, presidente del Centro Español de Sindonología, entidad que estudia la Sábana Santa de Turín y otras reliquias de Cristo.

El sudario del que habla el Evangelio no cubrió la cabeza de Cristo en el sepulcro, sino antes: «Los judíos estaban obligados a cubrir la cabeza de alguien cuando moría con el rostro desfigurado. Para ellos, el hombre es imagen de Dios y ven la desfiguración como una blasfemia», explica Rodríguez. Además, los crucificados solían morir con los pulmones encharcados, «sobre todo si habían sido flagelados. Al moverlos para descolgarlos, podía caerte encima líquido de los pulmones y sangre». Para evitar mancharse y quedar impuros, antes de bajar al ajusticiado de la cruz le envolvían la cabeza en un pañuelo.

Al hombre del Sudario de Oviedo «le cosieron un extremo de la tela al pelo de la nuca y a un lado de la cabeza» –relata este investigador–. El brazo derecho, más alto, impidió que se la envolvieran del todo. Así permaneció unos 15 minutos. Cuando lo bajaron de la cruz, «estuvo tumbado boca abajo en el suelo unos 45 o 60 minutos, probablemente mientras lo desclavaban del madero horizontal. Terminaron de rodearle la cabeza con el sudario e hicieron un nudo. Con la cabeza así envuelta, lo transportaron hasta el sepulcro». Con cada movimiento, la sangre y el líquido pulmonar salían a borbotones y manchaban la tela. Al llegar, le quitaron el sudario y lo dejaron aparte, en el suelo. Así lo vieron, al tercer día, Pedro y Juan.

Esta reconstrucción de los hechos, totalmente apoyada en pruebas científicas, es fruto del trabajo del Equipo de Investigación del Centro Español de Sindonología –EDICES–, que Rodríguez ha vivido en primera persona desde sus inicios en 1989. Forman el equipo científicos creyentes y no creyentes, de distintos ámbitos y disciplinas. También indagan si el Sudario y la Sábana Santa envolvieron al mismo hombre, como parece indicar el hecho de que ambas telas comparten sangre del mismo grupo –AB– y polen de las mismas plantas de zonas desérticas.

Forenses y escultores

Los hallazgos más recientes del Centro Español de Sindonología se han presentado este fin de semana en Córdoba, durante su IV Convención. Por ejemplo –adelanta Rodríguez–, el doctor Alfonso Sánchez Hermosilla, jefe de sección del Instituto de Medicina Legal de Murcia-Cartagena, «ha encontrado en la tela coágulos de fibrina», una proteína. Esto «indica que en los pulmones de la persona envuelta había lesiones, probablemente fruto de la flagelación. Además, afirma que para que saliera «tanto líquido» al mover el cadáver, «hace falta que hubiera otra entrada de aire en los pulmones»; como una herida de lanza.

Otro miembro del equipo, Juan Manuel Miñarro, profesor de Escultura de la Facultad de Bellas Artes de Sevilla, «ha esculpido cómo sería el rostro» de Jesús «a partir de un estudio geométrico de la Sábana Santa. Al colocar el Sudario sobre este rostro, coinciden todas las heridas. Ha sido la primera vez que ha encajado todo».

María Martínez López


Fuente: Alfa y Omega






domingo, 11 de octubre de 2015

Doxología por la Fiesta Nacional de España en la catedral de Madrid

El Domingo 11/10/2015 (de los Santos Padres del VII Concilio Ecuménico), tras la Divina Liturgia, tuvo lugar en la Santa...

Posted by Sacra Metrópolis de España y Portugal - Patriarcado Ecuménico on Domingo, 11 de octubre de 2015

viernes, 9 de octubre de 2015

«Antes de que sea demasiado tarde». Hablan los cristianos perseguidos en Irak



"Te pedimos que nos concedas la gracia y la fuerza para perseverar en esta tormenta, y alcanzar la paz y seguridad antes de que sea demasiado tarde".

El propósito -y título- de este libro se resume en esta última frase extraída de la oración por los cristianos de Irak compuesta por monseñor Sako I, Patriarca Católico-caldeo de Babilonia y máximo representante de la Iglesia Católica en Irak. 

En estas páginas, el lector encontrará historias reales de personas que un día tuvieron que elegir entre el abismo -la muerte, el martirio, la huida apresurada- o renegar de su fe. Miles de ellos permanecen a la espera en el Kurdistán iraquí para volver a su tierra, habitada por cristianos desde hace dos mil años y ocupada ahora por terroristas islámicos del ISIS.

Que no sea "demasiado tarde" es una petición a Dios... y a cada uno de nosotros, para que aquellos que no conocemos estas tremendas y espeluznantes historias, tomemos conciencia de nuestra propia responsabilidad.

La presentación de este libro, tendrá lugar el 20 de octubre de 2015 en el Salón de Actos del semanario Alfa y Omega (calle de la Pasa, 3. Madrid) a las 19,30h. El acceso es libre hasta completar aforo.

Raquel Martín Caballero (Madrid, 1971) es periodista. Fue corresponsal parlamentaria y responsable de la sección de Interior de la agencia Servimedia. Ha sido jefa de Informativos de Popular TV. Ha trabajado también en COPE y 13tv. En la actualidad es responsable de Comunicación de Ayuda a la Iglesia Necesitada.

Miguel Pérez Pichel (La Coruña, 1983) licenciado en Periodismo por la Universidad CEU San Pablo (2006) y doctor por la misma Universidad (2015). Trabaja en la redacción de la revista Palabra desde 2011.   Ignacio Zorí Mollá (Cartagena, 1976) estudió fotografía en la Escuela EFTI de Madrid. Ha trabajado durante muchos años como fotógrafo freelance. En la actualidad trabaja como fotógrafo en el grupo Eshop Ventures. Está casado y es padre de tres hijos.

-Autor: Raquel Martín
-Colección: Libros reportaje
-Editorial: Palabra
-Edición: 1ª, octubre 2015
-Paginas: 144
-Encuadernado: Rústica con solapas
-Formato: 24 x 17
-Idioma: Español
-Precio con IVA: 14,50€


Fuente: Palabra

Presentation of "King of Kings: The Triumph and Tragedy of Haile Selassie of Ethiopia" in Gibraltar


On Saturday the 14th of November 2015 Prince Asfa-Wossen Asserate will talk about his colourful new biography of the life of his great-uncle Emperor Haile Selassie.

Asserate spent his childhood and adolescence in Ethiopia and was educated at the German School. He fled the 1974 revolution to Europe to continue his studies at Magdalen College, Cambridge, and the University of Tübingen and finally received his PhD in history from the University of Frankfurt. He knew the emperor well and gained an intimate insight into life in his controversial court. 

Selassie was a descendant of King Solomon who fought with the Allies during the Second World War and became the messiah of the Rastafarians. He was a reformer and an autocrat and a forerunner of African independence. On his way into exile in 1936, Selassie travelled into Gibraltar incognito. He stayed at the Rock Hotel for three days and had lunch with the then governor, General Sir Charles Harington, before travelling on to England.

Asserate has lived in Germany since the 1970s. He is a corporate consultant and the author of the critically acclaimed German bestsellers Manieren (Manners) and Deutsche Tugenden(German Virtues).  He is also the founder of Pactum Africanum, a German charitable foundation that promotes understanding between the Abrahamic religions.


Source: Gibraltar Literary Festival

jueves, 8 de octubre de 2015

Divina Liturgia pontifical y Santo Bautismo en Alcoy (Alicante, Comunidad Valenciana)



El sábado 3 de octubre de 2015 los fieles de la Parroquia del Santo Jerarca Jacinto de Vicina de Alcoy disfrutaron de un momento espiritual especial con motivo de la presencia entre ellos de Mons. Timoteo, obispo del Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal.

Mons. Timoteo celebró, junto a una sinaxis de sacerdotes, la Divina Liturgia pontifical, en cuyo transcurso administró el Misterio del Santo Bautismo al pequeño Luca Nicolás, primer hijo del párroco, el P. Claudiu Florin Stoenoiu, y la Sra. Presbítera Oana.

Al final de la Liturgia bautismal, Mons. Timoteo pronunció una homilía acerca de la significación del Bautismo como acto sacramental que pertenece a toda la comunidad. En la segunda parte, nuestro Jerarca habló acerca de la fe y sus frutos, exhortando a los fieles a llevar a los niños pequeños a la Iglesia para que crezcan en la fe, que "viene por el oír" (Rom 10,17), oigan la Palabra de Dios y avancen así en las cosas espirituales.


Fuente: Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal (Patriarcado Rumano)
Traducción del rumano: Ortodoxia Digital

miércoles, 7 de octubre de 2015

El priscilianismo, primera herejía hispánica



En el año 385, el emperador Máximo ordena la ejecución de un español, llamado Prisciliano. Era la primera pena de muerte aplicada, en este caso, a un obispo acusado de haber divulgado en Hispania la herejía gnóstica y de haber practicado artes mágicas e inmorales. San Martín de Tours, san Ambrosio y otros obispos se opusieron y condenaron tal determinación imperatorial.
 
Dos siglos antes, Tertuliano escribía: "Ecclesia abhorret a sanguine". Los contemporáneos de Prisciliano, como san Juan Crisóstomo, admitían la privación de libertad a los herejes con el fin de controlarlos. San Agustín teóricamente admitía la pena capital cuando los donatistas o circunceliones cometían crímenes, pero en la práctica desaconsejaba tal pena. No obstante, la herejía en aquella época estaba considerada como un delito de alta traición y como una actitud antisocial, anárquica y subversiva.

Pero, ¿quién era Prisciliano? Parece ser que era natural de Galicia, de noble familia, rico, frugal y asceta, bien dotado intelectualmente, amigo de novedades, aficionado a las artes mágicas y divulgador en Hispania del gnosticismo. Era seglar. Sus ideas tuvieron amplia resonancia en el sur de la Península y en toda Hispania. Dos obispos, Instancio y Salvanio, admiradores de Prisciliano, lo consagraron obispo de Ávila. Desde entonces sus predicaciones recobraron mayor difusión. Un concilio celebrado en Zaragoza (380) lo condenó e igualmente otro celebrado en Burdeos (384). Los enemigos de Prisciliano marcharon a Tréveris y lo acusaron ante el emperador como culpable de inmoralidades y de artes mágicas. El emperador y usurpador Máximo, sin atender a los ruegos de san Martín, presente en Tréveris, impuso a Prisciliano y a sus seguidores la pena capital. San Jerónimo asegura que Prisciliano "edit multa opuscula".

San Agustín llama a los seguidores de Prisciliano "mentirosos herejes" que "hacen de la mentira un dogma" (contra mend., 1, II c. 19) y al priscilianismo como una "cloaca" a la que han ido a parar todas las herejías. A Prisciliano y seguidores se les atribuyen diversos errores sobre la Trinidad, pues afirman una sola persona en Dios; no aceptan la naturaleza humana de Cristo: admiten que el alma es substancia o parte de Dios; aseguran que el demonio emergió del caos; condenan las nupcias y aborrecen la procreación de los hijos; niegan la resurrección ya que el cuerpo es algo malo; sostienen que las almas y cuerpos de los hombres están determinados por las estrellas.

El priscilianismo perduró durante dos siglos. Los concilios I y II de Toledo (400 y 531) y el de Braga (561) lo condenaron definitivamente. Verdaderamente lamentable en esta historia fue la imposición de la pena de muerte a Prisciliano y seguidores. Estas ejecuciones no son en modo alguno defendibles a los ojos y con los criterios del s. XXI y, por supuesto, no entran dentro de los esquemas evangélicos. Pero en aquella época fueron considerados como algo necesario en unos momentos en que el Imperio romano se vio seriamente amenazado por doctrinas extrañas, que perturbaban el orden social establecido.


Fuente: Diócesis de Málaga

Reunión de la Asamblea Episcopal Ortodoxa de España y Portugal en Barcelona (Cataluña)


El lunes 5 de octubre de 2015 tuvo lugar en la cripta de la nueva iglesia (en construcción) de la Parroquia del Santo Megalomártir Jorge de Barcelona la reunión de la Asamblea Episcopal Ortodoxa de España y Portugal. 

Estuvieron presentes, según el orden de los Dípticos:

-S.E. Policarpo (Sacra Metrópolis de España y Portugal, Patriarcado Ecuménico), Presidente de la Asamblea.

-Mons. Néstor (Diócesis de Quersoneso, Patriarcado de Moscú y Toda Rusia), Vicepresidente de la Asamblea, acompañado del Rvdmo. Arcipreste Andrey de Madrid y el Hegúmeno Serafim de Barcelona.

-Mons. Lucas (Eparquía de Europa Occidental - Patriarcado de Serbia), Tesorero de la Asamblea, acompañado del Revdmo. Arcipreste Joan de Barcelona.

-Mons. Timoteo (Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal - Patriarcado Rumano), Secretario de la Asamblea, acompañado del Rvdmo. Arcipreste Aurel de Barcelona.

Estuvieron ausentes Mons. Antonio (Eparquía Ortodoxa Búlgara de Europa Central y Occidental, Patriarcado Búlgaro) y Mons. Abrahán (Diócesis de Europa Occidental, Patriarcado de Georgia).

Los Jerarcas presentes tomaron las siguientes decisiones:

-La creación de una comisión litúrgica que elabore y presente para su aprobación por parte de los miembros de la Asamblea Episcopal un texto de la Divina Liturgia en lengua española, necesario debido a la presencia cada vez más numerosa de fieles españoles en las parroquias ortodoxas y para facilitar la patoral de los niños y jóvenes, que con el tiempo pierden o no dominan bien la lengua materna y tienen problemas para entender la Divina Liturgia.

-La confección por parte del Rvdmo. Arcipreste Andrey de Madrid, con la colaboración del Rvdmo. Arcipreste Joan de Barcelona, y la publicación por parte de la Asamblea, de un sinaxario con las Vidas de los Santos de la Península Ibérica de antes del Gran Cisma de 1054.

-La intensificación del diálogo y la cooperación con la Iglesia Católica, sobre todo en los campos social y educativo.

-La celebración de la próxima reunión de la Asamblea en Portugal a mediados de enero de 2016.


Fuente: Sacra Metrópolis de España y Portugal (Patriarcado Ecuménico) y Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal (Patriarcado Rumano)
Traducción y adaptación: Ortodoxia Digital

martes, 6 de octubre de 2015

"Matrología III. Madres Mozárabes"


Las Madres mozárabes constituyen una página inédita dentro de la historia de la mozarabía hispana.

Estos cristianos que conservaron su fe y su residencia tras la invasión musulmana sufrieron en soledad cuanto podamos imaginar. Y a la mujer le tocó la peor parte.

Otro gran aliciente de esta obra es que en ella se publica por vez primera en español la Primera Regla Monástica redactada para monjas en España.

Características:

Editorial: Monte Carmelo
ISBN: 978-84-7239-777-4
Encuadernación: Rústica
Nº de páginas: 362
Formato: 15
Precio: 16€


Fuente: www.montecarmelo.com

lunes, 5 de octubre de 2015

Liturgia bautismal y quirotonía en Vinaroz (Castellón, Comunidad Valenciana)

 
El 19º Domingo después de Pentecostés, 4 de octubre de 2015, Mons. Timoteo, obispo del Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal, estuvo presente en medio de los fieles de la Parroquia ortodoxa rumana del Santo Megalomártir Caralampio de Vinaroz.
 
En el transcurso de la Divina Liturgia, Mons. Timoteo bautizó al cuarto hijo (Iustin Păunescu) del párroco, el P. Bogdan Păunescu, y la Sra. Presbítera Georgiana. Los padrinos del bautizando fueron el P. Vasile Băltărețu y la Sra. Presbítera Elena, de la Parroquia ortodoxa de los Santos Jerarcas Calínico de Cernica y Fructuoso de Tarragona. Asimismo en el transcurso de la Liturgia fue ordenado al presbiterado el diácono Gheorghe, que servirá en la Parroquia ortodoxa rumana de la Santa Megalomártir Taciana de Ciudad Real, Arciprestazgo de Castilla-La Mancha.
 
Al final de la Divina Liturgia, Mons. Timoteo bendijo el nuevo iconostasio de la parroquia y dirigió a los presentes una homilía en cuya primera parte explicó el sentido comunitario del Misterio del Bautismo y la significación de la celebración de este sacramento en el transcurso de la Liturgia. En la segunda parte de la homilía, Mons. Timoteo explicó la perícopa evangélica leída, que hablaba sobre el mandamiento nuevo del amor, mandamiento que lleva incluso a amar a los enemigos. "Dios nos da este mandamiento de amar a nuestros enemigos para que mortifiquemos el odio y la venganza en el mundo. Hoy no existe paz en el mundo porque los hombres no cumplen la voluntad y los mandamientos de Dios. Aunque somos débiles e impotentes, tenemos que pedir de Dios el poder de perdonar, de amar y, de este modo, colaborando con Dios, entrar en su reino".
 
Por sus esfuerzos y el trabajo pastoral realizado, Mons. Timoteo nombró ecónomo, con derecho de llevar cinturón rojo, al P. Bogdan Păunescu.
 
En estos momentos tan importantes para la comunidad rumana de Vinaroz estuvo también presente el Sr. Dragoș Viorel Țigău, cónsul de Rumanía en Castellón de la Plana, así como el alcalde de la localidad de Vinaroz, D. Enric Pla Vall, con el que Mons. Timoteo, tras terminar la ceremonia, mantuvo una conversación acerca de la buena relación y la colaboración existente entre la Parroquia del Santo Megalomártir Caralampio y las autoridades locales de Vinaroz.
 
 
Fuente: Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal (Patriarcado Rumano)
Traducción del rumano: Ortodoxia Digital

Consigue tu Santoral Ortodoxo Español a través de Ortodoxia Digital


Gracias a un acuerdo con la Sacra Metrópolis de España y Portugal (Patriarcado Ecuménico), disponemos de un número limitado de ejemplares del libro "Santoral Ortodoxo Español", editado en el año 2003 por la Oficina para las Misiones Ortodoxas en el Extranjero de la "Apostolikí Diakonía" de la Iglesia de Grecia.

Se trata de un volumen de 120 páginas bilingüe griego-castellano, actualmente no disponible en librerías de España, en el que el Sr. Georgios Emmanuel Piperakis, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Atenas (Grecia), repasa la vida de algunos de los más importantes santos ortodoxos de nuestro país, junto con pequeñas composiciones litúrgicas dedicadas a ellos.

El precio de venta es de 8€, y los beneficios obtenidos se destinan íntegramente a la Santa Iglesia Catedral de los Santos Andrés y Demetrio de Madrid, iglesia madre del Arzobispado.

Para más información sobre cómo obtener el libro, llamar al número de teléfono 902043759 o enviar un correo electrónico a la dirección ortodoxia-digital@outlook.com