martes, 30 de junio de 2015

Fiesta patronal de la parroquia de Burgos (Castilla y León)

 
Con ocasión de la conmemoración de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, Mons. Timoteo celebró el lunes 29 de junio de 2015 en la Parroquia ortodoxa rumana de Burgos, que tiene a aquellos como patronos. Fue un día de gran alegría para los fieles de la zona, que participaron en la Divina Liturgia pontifical. Junto a Mons. Timoteo, celebraron el P. Radu Ursu -arcipreste de Vitoria (Álava, País Vasco)-, el P. Vasile Magnet de Logroño (La Rioja), el P. Petru David de Bilbao (Vizcaya, País Vasco), el P. Gabriel Dănilă de Soria (Castilla y León) y el P. Claudiu Nicoară, párroco.
 
Tras la lectura del Santo Evangelio, el Jerarca pronunció una homilía acerca del ejemplo de los Santos Apóstoles y acerca de la importancia de la confesión y la comunión en los Santos Misterios. Los fieles fueron exhortados a confesarse al menos una vez al mes y a recibir el Cuerpo y la Sangre del Salvador como un medicamento, un don que procede del amor y la misericordia de Dios por los pecadores.
 
Esta ha sido la primera Liturgia pontifical celebrada en nuestro nuevo templo, pues en el mes de diciembre de 2014 recibimos acceso a la iglesia del Monasterio de la Santa Trinidad del centro de Burgos. Con esta ocasión, al final de la Liturgia, Mons. Timoteo dirigió agradecimientos, en nombre de todos los fieles, al Vicario general del Arzobispado católico, el P. Andrés Picón, presente en la Liturgia junto al capellán del monasterio. Nuestro Jerarca ofreció al monasterio, de parte de los fieles, un icono de la Santa Trinidad pintado en madera en los talleres del Monasterio de Piatra Fântânele (Rumanía).
 
Asimismo, el P. Claudiu Nicoară, nuestro párroco, le dio las gracias al Jerarca y le entregó de parte de la parroquia un epitraquelio y un omoforio como símbolo del amor con que lleva sobre sus hombros al rebaño a él confiado, así como la escucha de los fieles ante su pastor.
 
En la ceremonia participó también el Cónsul de Italia en Burgos, acompañado de su esposa, que se declararon impresionados de la hermosura de la Liturgia ortodoxa y de la unidad de los rumanos de esta ciudad.
 
La fiesta terminó con el tradicional ágape fraterno preparado por todos los presentes.
 
La Parroquia de los Santos Pedro y Pablo de Burgos fue fundada en el año 2007. Al principio, los oficios se celebraban en una iglesia católica de las afueras de la ciudad puesta a nuestra disposición por la benevolencia del Arzobispado católico. Desde el año 2012, los fieles necesitaron alquilar un espacio que acondicionaron para poder celebrar los divinos oficios.
 
Debido a que las dificultades financieras han sido grandes, solicitamos nuevamente el apoyo del Arzobispado católico, que nos facilitó el acceso a la iglesia del Monasterio de la Santa Trinidad, donde celebramos hasta hoy.
 
 
Fuente: Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal (Patriarcado Rumano)
Traducción del rumano: Ortodoxia Digital

domingo, 28 de junio de 2015

Bendición de los trabajos de fundición de las campanas de la futura catedral ortodoxa rumana de Madrid



Mons. Timoteo bendijo el viernes 26/06/2015 los trabajos de fundición de las campanas de la futura catedral ortodoxa rumana de Madrid. Estos trabajos serán ejecutados en la Fundición de la empresa Grassmayr de Innsbruck (Tirol, Austria). El oficio de bendición de las campanas comenzó a las 14:45 en la sede de la empresa, tras lo cual tuvo lugar el proceso de fundición en sí mismo, que duró aproximadamente una hora.

En el transcurso de dicha ceremonia, fueron inaugurados los trabajos de ejecución de las campanas de varias iglesias católicas de Italia y Suiza, por lo que también sus representantes dirigieron oraciones.

Tras el oficio, Mons. Timoteo mantuvo una entrevista con el representante de la empresa, Johannes Grassmayr, que forma parte de la 13ª generación de esa familia. Mons. Timoteo ha quedado muy contento con la fe de la que dicho varón dio muestra. Además, en la familia Grassmayr ya se ha convertido en tradición que los trabajos de fundición de las campanas de iglesias comiencen con oraciones por parte de los que las adquieren.

En el contexto de la visita a Innsbruck, donde estuvo acompañado por el P. Alexandru Tothăzan, que coordina las obras de construcción de la catedral de Madrid, Mons. Timoteo visitó también la primera fundición de campanas, que data del año 1599, el museo, los talleres y anexos nuevos de la Fundición Grassmayr, famosa por encargarse de la fundición de campanas de un impresionante número de iglesias y monasterios, entre los que se encuentran los de la catedral patriarcal de Bucarest (Rumanía).


Fuente: Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal (Patriarcado Rumano)
Traducción del rumano: Ortodoxia Digital

Homilía de S.E. Policarpo para el 28/06/2015 (IV Domingo de Mateo)


¡Queridos hermanos y hermanas en Cristo!

La lectura apostólica de hoy nos habla sobre nuestra liberación del pecado. El Santo Bautismo constituye la participación del fiel cristiano en la muerte y resurrección de Cristo. El cristiano que se bautiza participa de la muerte de Cristo sobre la cruz. Esto significa que muere por lo que se refiere al pecado. El hombre viejo, es decir la naturaleza humana corrompida a causa del pecado, es co-crucificada y co-sepultada con Cristo místicamente durante la celebración del sacramento del Bautismo. La participación del fiel en la muerte de Cristo le concede la posibilidad de participar también en Su santa resurrección. Como Cristo fue resucitado y salió triunfante de la tumba, también el cristiano neo-iluminado muere por lo que se refiere al pecado. Su triple inmersión en la santa agua bautismal significa su participación en la muerte y en la sepultura de tres días de Cristo, y saliendo de la pila bautismal participa en la resurrección de Cristo. Es renacido y conquista la posibilidad de participar en la vida nueva en Cristo, en la vida eterna.

El fiel cristiano en esta nueva realidad carismática que es inaugurada en él con el Santo Bautismo está llamado a estar muerto por lo que se refiere al pecado y a vivir en Cristo. Está llamado a seguir y obedecer a Cristo. Liberado de la esclavitud y de la corrupción del pecado, se hace siervo de la justicia de Dios y recibe como recompensa la purificación, la iluminación y la divinización, es decir la santificación y la vida eterna. El salario que nos da el pecado es la muerte, mientras que el salario que nos da Dios es la vida eterna en Jesucristo nuestro Señor y Salvador. Deseo a todos que reciban este salario divino.

Os saludo afectuosamente, deseándoos buen domingo y buena semana.

Vuestro Pastor y Padre,
+ Metropolita Policarpo de España y Portugal


Fuente: Sacra Metrópolis de España y Portugal (Patriarcado Ecuménico)

jueves, 25 de junio de 2015

La parroquia ortodoxa de Santander (Cantabria) cumple 10 años


La Parroquia de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo de Santander fue fundada, por la misericordia de Dios y el cuidado pastoral de S.E. José, Metropolitano de Europa Occidental y Meridional, el 2 de julio de 2005. Al mismo tiempo fue nombrado el primer párroco, el P. Petru David, que se esforzó sobremanera para formar la comunidad ortodoxa en toda Cantabria.

Al principio, los oficios se celebraron en la parroquia católica de San José Obrero. Más tarde, el Obispado católico de Santander puso a disposición de nuestra comunidad la antigua capilla militar de Santander, que no era utilizada desde hacía muchos años y se encontraba en ruinas.

Se realizaron profundas obras de rehabilitación de la iglesia gracias a la perseverancia del P. Petru, que recibió el apoyo de los fieles de la parroquia. En poco tiempo el local fue renovado y se encontró en buen estado, siendo acondicionado con iconos y objetos de culto.

La primera Divina Liturgia en la nueva iglesia fue celebrada el 14 de agosto de 2005 por parte de Mons. Marcos Nemțeanul, obispo vicario de la Metrópolis de Europa Occidental y Meridional, acompañado de una sinaxis de sacerdotes que se unieron a los fieles presentes.

En el mes de marzo de 2006 fue nombrado párroco el P. Sorin Tomuțiu, que continuó la obra misionera de la parroquia.

A finales de 2010, Mons. Timoteo, obispo de España y Portugal, nombró párroco al P. Andrei Turea.

Desde el momento de la fundación de la parroquia hasta la actualidad, además del programa litúrgico, la parroquia ha desarrollado también otros tipos de actividades culturales, sociales, educativas, catequéticas, etc. A partir de 2011, además de la parroquia funciona la Escuela Parroquial para niños "San Esteliano, patrono de los niños", y desde febrero de 2015 ha comenzado también a funcionar la Escuela Catequética dominical para jóvenes y adultos.

A lo largo de los años, la parroquia ha sido visitada a menudo por el obispo del lugar, Mons. Timoteo, que ha apoyado siempre a los fieles mediante su guía y sus edificantes palabras. Asimismo, para el fortalecimiento y acrecentamiento espiritual de Cantabria, muchos padres espirituales de Rumanía han sido invitados en el contexto de conferencias para apoyar el programa catequético de la comunidad y dirigir a los fieles palabras que den frutos abundantes. El programa social se ha desarrollado -y sigue desarrollándose- tanto gracias a la colaboración y ayuda de los fieles como gracias a la colaboración con el Banco de Alimentos de Santander, con cuya ayuda son sostenidas decenas de familias con pocos recursos.

El iconostasio de la iglesia, así como el presbiterio, están decorados con iconos pintados en madera de estilo bizantino. Entre los iconos de la iglesia se encuentra uno de aproximadamente 100 años de antigüedad: el de la Santa Trinidad, donado por una persona que habita en Santander.


PROGRAMA LITÚRGICO

Miércoles
19:00 Acatisto
19:30 Catequesis bautismal y Confesiones

Viernes
19:00 Paráclesis de la Madre de Dios
19:30 Catequesis bautismal y Confesiones

Sábado
19:00 Vísperas
19:40 Oficio de Réquiem por los difuntos
20:00 Confesiones

Domingo
09:00 Maitines y Divina Liturgia
11:30 Escuela Parroquial para niños
13:00 Catequesis para adultos y jóvenes

Dirección de la iglesia:
c/ General Dávila, 57 (39006 Santander)
Tel. 642012233
Correo electrónico: parohiasantander@yahoo.com


Fuente: P. Andrei Turea
Traducción del rumano: Ortodoxia Digital

miércoles, 24 de junio de 2015

Los viejos creyentes rusos y su presencia en España

 
Rusia, siglo XVII. El país ya no puede ignorar su atraso. El zar Alejo y su hijo Pedro están enzarzados en constantes luchas con los polacos por el control de Ucrania. Esto obliga a Alejo a dejar el gobierno en manos del metropolita Nikón, obsesionado con una reforma de la liturgia ortodoxa.
 
Los textos de la nueva liturgia son ahora de origen griego, hay que pagar un impuesto especial por usar barba, y hasta la forma de persignarse ha cambiado. Avvakum, un intelectual, se opone a las reformas, y no está sólo. El pueblo ruso, muy religioso y conservador, lo secunda. El resultado es una represión que recuerda a los primeros tiempos del cristianismo. Muchos rusos se queman vivos porque no quieren que cambie su manera de relacionarse con Dios.
 
Los rusos lipovenos se trasaladan a Ucrania, donde los cosacos de los líderes Staka Razín y Bogdan Jmielnitzy han conseguido cierta autonomía con respecto a los boyardos del zar. Al principio son bien acogidos, pero los lipovenos se instalan en los mejores caladeros de pesca. Los cosacos, un pueblo violento y militarizado, no lo pueden tolerar, y empiezan las agresiones a los pescadores y leñadores lipovenos.
 
La nueva huida es a un país diferente, Rumanía, un crisol de pueblos. En 1948, Stalin quiere que los lipovenos vuelvan para que sirvan fundamentalmente a sus intereses. Sus agentes propagandistas recorren las riveras del lago Constanza hablando del retorno a las tierras ancestrales, pero es mentira. La mayoría de ellos no podrán llevar su vida tradicional como colonos fronterizos.
 
En España viven actualmente 5.000 lipovenos. El mayor nucleo, unos 2.000, se halla en Amorebieta (Vizcaya, País Vasco). Celebran la Pascua con la ayuda de un pope e incluso ofician su Liturgia del antiguo rito en un local alquilado.
 
 

martes, 23 de junio de 2015

Encuentro de Mons. Timoteo con las autoridades de Almería (Andalucía)


El lunes 22 de junio de 2015 Mons. Timoteo, obispo ortodoxo rumano de España y Portugal, mantuvo dos encuentros oficiales en la ciudad de Almería.

La primera reunión tuvo lugar a las 11:00, y fue un encuentro fraterno con Mons. Adolfo González Montes, obispo católico de Almería.

El segundo encuentro tuvo lugar a las 12:15 con el alcalde de la localidad andaluza, el Sr. Luis Rogelio Rodríguez, y se sacó a colación la posibilidad de concesión de un terreno para la construcción de una iglesia ortodoxa para los rumanos de Almería.


Fuente: Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal (Patriarcado Rumano)
Traducción del rumano: Ortodoxia Digital

lunes, 22 de junio de 2015

IV Encuentro de Verano de la Iglesia Ortodoxa Hispánica (ROCOR)


Como es tradicional al principio de la época estival, la Iglesia Ortodoxa Hispánica (Iglesia Ortodoxa Rusa en el Exterior - ROCOR) está organizando su Encuentro de Verano en la provincia de Sevilla, que este año tendrá lugar el sábado 27 de junio. El programa es el siguiente:


10:00 Visita al Monasterio de San Isidoro del Campo, en Santiponce.
11:30 Desplazamiento a la Casa de Espiritualidad San Isidoro de Sevilla, en El Castillo de las Guardas.
12:00 Oficio de la Mañana hispanomozárabe y tiempo libre para la oración, meditación, confesiones...
14:00 Almuerzo y tiempo de convivencia.
16:00 Acatisto de San Nectario y Oficio de Difuntos.
18:00 Fin del Encuentro

La asistencia es libre y gratuita. Se ruega puntualidad para poder cumplir escrupulosamente con el horario.


Los interesados en asistir a este interesante encuentro pueden hablar con el P. Miguel Moreno llamando al número de teléfono 660202614 o enviar un correo electrónico a la dirección mikelpjic@gmail.com

domingo, 21 de junio de 2015

Quirotonia do primeiro diácono português do Patriarcado de Moscovo e Toda a Rússia

Hoje, domingo 21/06/2015, foi ordenado o primeiro diácono português da Diocese de Quersoneso/Korsoun, o P. Filipe...

Posted by Ortodoxia Digital on Domingo, 21 de junio de 2015

Homilía de S.E. Policarpo para el 21/06/2015 (III Domingo de Mateo)


¡Queridos hermanos y hermanas en Cristo!

Como el año pasado, también este año, durante mi ausencia en Grecia, estaremos en comunicación a través la predicación de la Palabra de Dios, para que la comunión de amor paternal y filial que existe entre Pastor y Rebaño y los une permanezca siempre viva y firme.

En la lectura apostólica de hoy San Pablo señala a los Cristianos de Roma una muy importante cuestión: la justificación del hombre que regala Jesucristo y de la cual el hombre participa a través la fe. Ser justificado suele significar que la causa de uno triunfa contra un adversario. Significa que brilla su justicia real y verdadera. En el lenguaje de la Santa Escritura, la justificación del hombre significa que el hombre es manifestado justo delante de Dios.

El hombre no ha sido justificado ante Dios con la observación de la Ley de Moisés o con las buenas obras. Lo que no fue conseguido a través de la Ley o de las buenas obras fue realizado a través Jesucristo. Dios nos concede Su misericordia y bondad “a través de nuestra liberación en Cristo” (Rom 3,23). La muerte y la resurrección de Jesucristo tenían como fin nuestra justificación.

En el pensamiento cristiano, y especialmente en el del Apóstol Pablo, la justificación finalmente es la salvación y el renacimiento del hombre, que para ser realizado necesita de una fe viva en Jesucristo, que nos une con Él y nos hace capaces de vivir Su vida y comunicar los carismas de Su Espíritu Santo.

Fe en Cristo significa que uno reconoce realmente que Él es el enviado del Padre, el único Salvador del mundo. Significa que acepta Sus palabras y mandamientos y lo arriesga todo por Su reino. Acepta sacrificar su propia justicia personal para recibir “la justicia de Dios en la fe” ( Fil 3,9). Y fe en Cristo significa reconocer y creer en el “amor que Dios tiene para nosotros” (1 Juan 4,16).

La lectura apostólica de hoy, hablando sobre la verdad de nuestra justificación a través de la fe, nos presenta también las características que deben poseer los hombres justificados gracias a la muestre en la cruz y la resurrección de Cristo. Y estas características son la paz, la esperanza, la paciencia, la reconciliación y el amor, que deseo desde el profundo de mi corazón que nos caractericen a todos nosotros.

Dios os bendiga todos ricamente y os conceda un buen domingo y una buena semana. Os saludo con mucho afecto.

Vuestro Pastor y Padre,
+ Metropolita Policarpo de España y Portugal


Fuente: Sacra Metrópolis de España y Portugal (Patriarcado Ecuménico)

Um pouco de história. O Metropolita Gabriel de Portugal, pioneiro da Ortodoxia ibérica


Gabriel I de Portugal (Dr. Eduardo Henrique Pinto da Rocha), nasceu em Lisboa em 1938. Foi recebido como Monge em 1966. Em 1968 é ordenado Diácono, Presbítero e exaltado ao Arquimandritado. É ainda Abade no mesmo ano. Em 1975 é nomeado Administrador Episcopal para Portugal, tendo feito parte do Conselho Episcopal de Sua Eminência o Arcebispo Anthony de Genebra, da Igreja Russa Fora das Fronteiras desde 1968.

Funda em Paris - França, em 1973, o Instituto Ortodoxo de Teologia de São Leão Magno (inscrito na Academia de Paris), sendo o seu primeiro Reitor. Em 18 de Junho de 1978, Domingo de Pentecostes, recebe em Atenas – Grécia, na Basílica do Mosteiro da Ascensão em Kapandriti a Sagração Episcopal das mãos do Arcebispo de Atenas e de toda a Grécia, Sua Beatitude Auxentios I, tendo este sido assistido pelo Metropolita Gerontius, da Salamina; e o Metropolita António, de Mégora.

Veio para Portugal como Arcebispo Metropolita de Braga e Lisboa, Exarca do Primaz de Atenas, para a Europa Ocidental, da Igreja Velho Calendarista Grega, tornando-se membro do Santo Sínodo da Igreja Velho Calendarista Grega. 

Aos 17 de Março de 1984, o Metropolita Gabriel juntamente com o Bispo Dom Tiago de Coimbra, estabelecem a Metrópole Ortodoxa de Portugal, Espanha e Europa Ocidental, tendo recebido alguns meses mais tarde, em 27 de Setembro de 1984 o Tomo de Autonomia da referida Metrópole, das mãos do Arcebispo Auxentios, ficando o Metropolita Gabriel, como o Arcebispo Metropolita Primaz e fundador da referida Metrópole. 

O Metropolita Gabriel, ao estruturar a nova Metrópole que se estendia de Portugal até Itália, nomeou como Director dos Assuntos externos da Igreja, a um Bispo da sua confiança que ele mesmo tinha consagrado como Bispo em 09 de Setembro de 1984, ou seja o actual Metropolita Euloghios de Milão.

Até aos finais da década de 80 a Metrópole entra en conversações, através do Bispo Euloghios com o santo Sínodo da Igreja Ortodoxa Polaca, o qual aceitou receber sob a sua protecção à dita Metrópole, porém com um problema, pois só aceitou receber aos Bispos portugueses e não aos italianos ou residentes em Itália. Em tão o Metropolita Gabriel abandona a sua Primazia dentro da Metrópole Ortodoxa da Europa Ocidental juntamente com todos os Bispos portugueses, para ser acolhido dentro da Igreja Ortodoxa da Polónia. 

Em 1988 o Senhor Dom João Gabriel é recebido, com toda a Igreja Católica Ortodoxa de Portugal, no seio das Igrejas Canónicas Ortodoxas, pela mão paternal de Sua Santidade o Metropolita Basílio I, de Varsóvia, da Igreja Ortodoxa Autocéfala da Polónia, ao passar a ser uma Província Eclesiástica, com direito de assento no Santo Sínodo da Igreja Ortodoxa Polaca, passando a estar em Comunhão com todas as Igrejas Ortodoxas Canónicas, sem necessidade de ser reconsagrado, pois foi reconhecida a validade da sua Sagração Episcopal. Nesta altura a Igreja Católica Ortodoxa de Portugal era a única Representante da Igreja Ortodoxa Universal, o que hoje já não acontece, visto existirem outras Jurisdições Canónicas Ortodoxas.

Sua Beatitude Dom João Gabriel é o primeiro bispo Ortodoxo em Terras Peninsulares desde o ano 711, sendo por isso o Grande Restaurador da Igreja Ortodoxa em Território Português. A vida austera e rigorosa na Santa Observância, deste homem de Deus, pastor atento ao rebanho a si confiado, foi um verdadeiro exemplo para todos aqueles que privaram com ele, ou que de algum modo o conheceram e o escutaram na Santa Pregação. 

O nascimento para os céus do Metropolita Gabriel, em 18 de Janeiro de 1997, deu-se em Comunhão Canónica com a Igreja Ortodoxa da Polónia, como Arcebispo Metropolita Primaz da Província Eclesiástica de Portugal, Espanha e todo o Brasil, deixando mais pobre a Igreja militante, que perdeu o seu Pai, amigo e irmão, mas alegrou-se no Senhor por ter mais um grande intercessor junto do Trono de Deus. 

Sua Beatitude era Licenciado em Histórico-Filosóficas (Universidade Clássica de Lisboa); Bacharel Académico em Filosofia (Universidade de Fribourg - Suíça); Aluno Titularizado da “École Pratique d’Hautes Études”; Licenciado em Teologia (Instituto Ortodoxo de Teologia de São Sérgio - Paris) e Doutor em Teologia (Igreja Russa Fora das Fronteiras).



Fonte: ICOH e Youtube

sábado, 20 de junio de 2015

"Campanes, campanars i simandres". Conferència de Pere Bosch a Barcelona (Catalunya)


El proper dimecres 1 de juliol de 2015 a les 19:45, Pere Bosch pronunciarà la conferència "Campanes, campanars i simandres" a la Parròquia de la Protecció de la Mare de Déu (Església Ortodoxa Espanyola - Patriarcat de Sèrbia), situada al c/ Aragó 181 baixos, de Barcelona.
 

Les campanes ens han acompanyat en el transcurs dels segles en la vida de la comunitat. Els tocs de les campanes constituirien el mitjà d’informació i convocatòria dels feligresos. També podem trobar aquestes funcions en el simandre o “toaca”, més estès a Orient.
 
Cànons i lleis forques, això rai, se’ns menjaran segons la seva gana però ningú pot ofegar-nos mai la veu de la campana. (Josep M. De Sagarra, “la campana de Sant Honorat”).
 
Pere Bosch és un buscador incansable de la transcendència. És un estudiós de la tradició cristiana i, en la seva recerca es troba també amb els estudiants de Teologia de l’Església Ortodoxa. Des de fa uns quants anys està fent una recerca sobre el llenguatge de les campanes i campanars del món. El so de la campana travessa l’espai i arriba fins la receptivitat de la oïda i cor humà, transmetent i comunicant un toc d’alerta i d’avís. Com va dir un professor de teologia: “La campana es capaç de fer-nos sentir la Veu del Logos.
 
La conferència anirà acompanyada d’un vídeo.

L'assistència a la conferencia és gratuïta, però es prega confirmació trucant al número 659444764.


Font: Església Ortodoxa Espanyola (Patriarcat de Sèrbia)

Festivitat de Sant Joan Baptista a Pla de Planils (Girona, Catalunya)


Any rere any en el veïnat del Pla de Planils (Girona) es celebra la Festivitat del Gloriós Profeta i Precursor, Sant Joan el Baptista. Aquest any ens acompanyaran, vinguts de més lluny el P. Serge Pascay d’Occitània, el P. Miquel de Palma. Així com també preveres, laics i amics de més a prop. Tothom hi és convidat!

La Divina Litúrgia començarà a les 11:00. Tot seguit hi haurà el dinar comunitari.

Per a més información, escriviu a l'adreça de correu electrònic info@fundacioortodoxia.com o truqueu al número de telèfon 934532508.


viernes, 19 de junio de 2015

Fallecida una niña cristiana ortodoxa en Almendralejo (Badajoz, Extremadura)


El Ayuntamiento de Almendralejo y el Colegio "Ortega y Gasset", donde estaba escolarizada, costearán el funeral y los gastos de desplazamiento hasta la ciudad del cuerpo de la niña de cuatro años fallecida ayer a consecuencia de un accidente doméstico.

La menor perdió la vida víctima de una parada cardiorespiratoria después de que una televisión antigua y voluminosa le cayera encima, en la vivienda -un tercer piso en la calle Ortega Muñoz- en la que residía con sus padres, quienes se encontraban en el domicilio en el momento del accidente.

El cuerpo de la niña, de origen rumano, ya se encuentra en Almendralejo, donde está siendo velada por familiares y amigos en la iglesia ortodoxa que hay en la capital de Tierra de Barros.

Su colegio, así como la Asociación de Padres y Madres de Alumnos, han corrido con los gastos de su desplazamiento hasta Almendralejo desde Badajoz, ciudad donde fue trasladada ayer para realizarle la autopsia en el Instituto de Medicina Legal, según han dicho a Efe fuentes de la entidad educativa.

Por su parte, el Ayuntamiento de Almendralejo va a financiar el féretro y el nicho en el cementerio municipal, donde recibirá sepultura la pequeña, según ha podido saber Efe de las mismas fuentes, que han estado en contacto con la familia.

Ha sido la asociación de ciudadanos de nacionalidad rumana que funciona en la ciudad la que esta misma mañana ha solicitado la colaboración ciudadana y de las instituciones para pagar los gastos del funeral, que se llevarán a cabo mediante el rito ortodoxo, que profesa la familia.


Fuente: ABC

El monacato hispanovisigodo


El monacato español hasta el triunfo definitivo del benedictinismo bajo Fernando I (1035-1065) presenta unos rasgos específicos que le confieren definida personalidad dentro de la historia monástica occidental.
 
Las peculiaridades que lo singularizan provienen de la existencia de una vigorosa tradición anterior a la invasión musulmana ya la Reconquista. Se configura en la España visigótica a través de sus fenómenos ascéticos, los Padres de su Iglesia y sus reglas.
 
La originalidad de esta tradición se ha intentado explicar a partir de un fuerte espíritu nacionalista y de tradiciones primitivas, consecuencia, a su vez, de la tentativa de la monarquía visigoda de implantar un estado sobre la base jurídica y administrativa del Derecho Romano, pero con indudables influencias germánicas. Y es probable que en su propia originalidad resida su auge, pues la época de dominación goda -opina Pérez de Urbel- es un tiempo de benéfica hegemonía, durante la cual aparecen grandes figuras, se crean nuevas formas de vida monástica y el monacato adquiere un desarrollo en extensión y profundidad, un esplendor tal que no volverá a tenerlos en adelante.
 
Los orígenes del monacato español son oscuros. debido a la escasez y parquedad de fuentes ya la propia controversia historiográfica en torno a las mismas; problemas estos que difícilmente llegarán a producir confirmaciones definitivas. 
 
Del ascetismo al cenobitismo
 
Que el ascetismo es el precursor del monacato organizado parece estar fuera de toda duda. Ascetas y vírgenes iniciarían su actividad en la Península Ibérica al tiempo que se propagaba el cristianismo, no más allá del siglo III. Un siglo después, entre 300 y 306, el Concilio de Elvira nos induce a pensar que ya debía existir una floreciente actividad ascética en nuestras tierras.
 
En el canon 13 se ocupa de las vírgenes consagradas a Dios: si quebrantaren el voto de virginidad y continuaren viviendo en la misma liviandad, sin reparar en el delito que cometen, no recibirán la comunión ni aun al fin de su vida. Pero si tales mujeres... hicieren después penitencia todo el tiempo de su vida, y se abstuviesen del acto carnal, recibirán la comunión al fin de su vida...
 
Y en el canon 33 decreta la abstención del uso del matrimonio para todo el clero: Decidimos prohibir totalmente a los obispos, presbíteros, diáconos ya todos los clérigos que ejercen el ministerio sagrado, el uso del matrimonio con sus esposas y la procreación de hijos. Aquel que lo hiciere será excluido del honor del clericato.
 
Aunque estas disposiciones no se refieren al monacato propiamente dicho, su importancia radica, a nuestro entender, en que institucionalizaron el ascetismo, que hasta entonces no pasaba de ser mera aspiración religiosa, y regularon lo que ya debía ser un estado cualificado dentro de la Iglesia, la institución de la virginidad: mujeres que llevaban una vida ascética dentro de sus familias y en comunidades.
 
Sobre todo, debieron acentuar el movimiento ascético, pues claramente exponen la meta de la continencia sexual como una de sus máximas aspiraciones, y que luego será uno de los principales fundamentos de la vida monástica.
 
Pero las prescripciones del Concilio de Elvira no debieron tener mucho éxito. Prueba de ello es que el Concilio I de Zaragoza, celebrado en 380, se ocupa de nuevo de las vírgenes, estableciendo en su canon VIII el límite de edad para la velación virginal en los cuarenta años.
 
Hacia 385, el papa Siricio escribe al metropolitano tarraconense, Himerio, sobre la necesidad de exhortar al cumplimiento de la disciplina vigente, esto es, la de Elvira. Años después, en el 400, el Concilio I de Toledo da normas más concretas y severas que las precedentes, pues dispone en su canon VI que la joven consagrada a Dios no tenga familiaridad con varón religioso, ni con cualquier otro seglar, sobre todo si es pariente suyo, ni asista a convites a no ser que se hallen presentes ancianos o personas honradas...
 
El priscilianismo
 
La situación debió agravarse con la aparición, en la segunda mitad del siglo IV, del priscilianismo, secta ascética de carácter rigorista y con profundas raíces sociales. Considerada y perseguida como herética, ensombreció el movimiento ascético.
 
Su falta de sumisión a la jerarquía -dice Colombás-, su desprecio de los cristianos que no compartían sus prácticas ascéticas, su inclinación a leer los apócrifos y a componer otros nuevos con el fin de fundamentar en su pretendida autoridad los excesos que cometían, todo contribuyó a desacreditar con ellos el ascetismo y el monacato. Por lo menos en las altas esferas. En otros medios, particularmente entre la gente sencilla, el rigorismo de su vida y de su doctrina moral -sobre todo al compararla con la existencia regalada de ciertos obispos, que precisamente eran los que más se agitaban contra Prisciliano y los suyos, gozaba de un prestigio enorme y conquistaba muchos partidarios.
 
En este contexto, las fuentes de finales de siglo nos hablan ya de monjes en España. Por primera vez los encontramos citados en el canon VI del Concilio I de Zaragoza: Si algún clérigo, por una supuesta vanidad o soltura, abandonase espontáneamente su oficio y quisiere parecer como más observante de la ley siendo monje que clérigo, debe ser expulsado de la Iglesia, de modo que no será admitido en ella después de mucho tiempo de ruegos y súplicas.
 
También el papa Sirio, en su carta a Himerio, exalta lo valores ascéticos de los monjes españoles, como grupo específico y diferenciado. En el 398 nos sale al paso una carta de San Agustín a Eudoxio, abad del monasterio de Cabrera (islas Baleares), en la que, por primera vez, se nos habla de la existencia en España de una comunidad concreta y de un abad como tal designado.
 
De principios del siglo V, hacia 410, es la carta de Baquiario, monje itinerante, dirigida a un diácono concupiscente y en la que se emplea, por primera vez en un texto hispano, la palabra monasterio. Y del mismo Baquiario es otra carta a una mujer consagrada en la que le exhorta a retirarse a un monasterio. Finalmente, también contamos para estos primeros años del siglo con una carta de Severo, obispo de Menorca, en la que se habla de unos monjes que le acompañan en su visita a Mahón.
 
¿Se trata de monjes cenobitas? Imposible saberlo con certeza, pues los citados testimonios nada nos dicen de su género de vida. Por consiguiente, es preciso expresarse con una cierta cautela conjetural.
 
Es probable que estos monjes practicasen un ascetismo comunitario, como sabemos lo practicaban los priscilianistas; acaso eran miembros de comunidades semieremíticas, al modo de las que surgieron en Oriente. pero no menos probable es que se trate ya de un cenobitismo incipiente, todavía mal organizado, al menos en determinadas regiones de España.
 
Es el caso de la comunidad de Cabrera, a cuyo abad, según hemos visto, escribe San Agustín; para éste, la vida cenobítica es la más perfecta, porque es el monje uno solo; pero no en cuanto permanece solo, sino en cuanto está tan íntimamente unido con otros que forma con ellos una misma cosa.
 
Nos salen al paso, ahora, Baquiario y Eteria, considerados el primer monje y la primera monja con nombre conocido y de quienes poseemos algunas noticias sobre su vida. Ambos son de finales del siglo IV y, por motivos diferentes, llevan una vida itinerante.
 
Baquiario se vio envuelto en la persecución contra el priscilianismo y tuvo que expatriarse. Fuera de España proclamó su fe en un escrito titulado Profesión de fe, claramente ortodoxo, y escribió las dos cartas a que nos hemos referido.
 
Eteria, probablemente nacida en Galicia de familia noble, es en realidad una virgen consagrada, aunque no falta quien la hace abadesa de un monasterio. Peregrinó a Tierra Santa, permaneciendo tres años en Jerusalén. Visitó Constantinopla y Alejandría y recorrió los monasterios de la Tebaida. El relato de sus viajes y experiencias ha llegado a nosotros en un libro titulado Itinerario.
 
Pero el normal desarrollo del monacato queda paralizado por las invasiones de los pueblos bárbaros y por las luchas que mantienen en el territorio español durante todo el siglo V. Nada sabemos -dice Pérez de Urgel- de las vicisitudes del monacato en aquellos días de lucha sin tregua entre varios pueblos que se repartían la península. La paz se hace a principios del siglo VI, y entonces empieza a brillar la luz a través de los cánones de los concilios.
 
En efecto, a partir de ese momento comenzamos a tener noticias más concretas sobre el monacato, pues los obispos se convierten en protectores y a veces en fundadores de monasterios, cuya vida intentan ordenar a través de los concilios.
 
Conocemos ya la actividad de algunos monjes como San Victoriano, abad de Asán; San Martín, fundador y abad de Dumio, luego arzobispo de Braga; del obispo Juan de Bíclaro, fundador de un monasterio para el que escribió una regla que, desgraciadamente, no se ha conservado, etcétera. Con todo, el eremitismo continúa existiendo con seguidores tales como San Millán, primero en los montes Distercios y luego en el valle de Suso, donde sus seguidores fundaron un monasterio. 
 
Época de esplendor
 
El monacato adquiere una extraordinaria pujanza durante el siglo VII. Se componen ahora las reglas que permiten su plena organización; son sus autores las grandes figuras de la Iglesia del momento: San Fructuoso († c. 665), monje y obispo de Braga, fundador de varios monasterios en toda la península; San Leandro (540-600), también monje y arzobispo de Sevilla, y San Isidoro (560-636), sucesor de San Leandro en la sede de Sevilla y consejero de Sisebuto.
 
En la organización de la vida monástica es característica del monacato hispanovisigodo la observancia de varias reglas; pero ninguna de ellas puede ser considerada el código del cenobitismo, como lo es la regla benedictina en el Occidente europeo y posteriormente en España.
 
Antes de la aparición de estas reglas, la organización de los monasterios españoles se basaba en los códigos y tratados ascéticos de San Pacomio, Casiano, San Basilio, San Agustín y San Jerónimo, entre otros, y en las costumbres y tradiciones locales.
 
Este rico conjunto de tradiciones monásticas es la fuente fundamental de nuestros legisladores; su finalidad es unificar toda la legislación monástica anterior y adaptarla a las circunstancias y necesidades concretas del monacato español.
 
San Isidoro comienza su regla diciendo que son muchas las normas y reglas de los antepasados que se encuentran acá y allá expuestas por los Santos Padres, y que algunos escritores transmitieron a la posteridad en forma excesivamente difusa y oscura. Por nuestra parte, a ejemplo de éstos, nos hemos lanzado a seleccionaros unas cuantas normas en estilo popular y rústico con el fin de que podáis comprender con toda facilidad c6mo debéis conservar la consagración de vuestro estado.
 
Tradicionalmente se ha admitido la existencia de al menos cinco reglas, si bien últimamente sólo se consideran como tales las de San Isidoro, San Fructuoso y, con ciertas reservas, la Regla Común. La escrita hacia el 590 por Juan de Bíclaro, obispo-cronista de Gerona, no nos ha llegado, y la identificación que de ella pretende Pérez de Urbel con la Regla del Maestro no parece aceptable.
 
La Consensoria monachorum, atribuida por unos a San Agustín y por otros a algún monje priscilianista, es en realidad un pacto monástico de origen galaico-portugués. Se discute si la llamada regla de San Leandro, dedicada a su hermana Florentina entre 590 y 600, es propiamente una regla femenina o un simple elogio de la virginidad. En fin, no está claro si la llamada Regula puellarum fue redactada en la península en torno al 600.
 
San Isidoro escribió su regla entre 615 y 618, dirigida a los monjes del monasterio Honoriacense, pero sabemos que fue observada en otros cenobios. Escrita con sencillez y claridad y, según San Braulio, teniendo en cuenta el carácter español, encontramos en ella las influencias del monacato oriental -San Pacomio, Casiano, San Agustín, etc.-, cuyas austeridades trata de mitigar.
 
A lo largo de venticuatro capítulos se ocupa de los deberes del abad y oficiales del monasterio, el oficio divino, la admisión de novicios, la abolición de las clases sociales en la comunidad, el trabajo manual y el castigo de los delincuentes.
 
A San Fructuoso debemos otra regla, escrita entre 630-640 y dirigida al monasterio Complutense, pero también adoptada por numerosas comunidades, la mayoría de ellas fundaciones del propio San Fructuoso. Más dura y exigente que la de San Isidoro, en ella encontramos, además de las influencias de los Padres de Oriente, la huella del hispalense.
 
En opinión de Pérez de Urbel, como no podía ser menos, San Fructuoso se aprovecha ampliamente de la autoridad de San Isidoro. Hacia el año 640, la regla isidoriana era ya conocida en las apartadas regiones de Galicia. Al reglamentar el trabajo y la lectura de los monjes, el metropolitano de Galicia sigue con todo respeto al de la Bética. La misma influencia se observa en lo que se refiere a la comida, el lecho monacal y a un gran número de detalles de la observancia. Algunas veces, la dependencia es literal.
 
Un último código es el denominado Regla Común, compuesto hacia 665-680. Atribuido tradicionalmente a San Fructuoso, se trata en realidad de los estatutos promulgados por sínodos abaciales para la federación de monasterios que se formó en el noroeste. Por ello, en su redacción se nota la mano de varios autores.
 
Según Bishko, en sus veinte capítulos refleja la turbia situación del cenobitismo después del año 650, sobre todo el peligro de comunidades heterodoxas -los pseudomonasterios familiares- y las sospechosas relaciones entre monasterios de monjes y monjas, situaciones que la regla trata de encauzar .
 
Finalmente, en la organización del monacato también hay que considerar las leyes: las imperiales (Novelas de Justiniano), las decretales pontificias y los cánones de los concilios generales, nacionales y provinciales. 

Sin necesidad de entrar en un análisis de estas disposiciones, podemos decir que la posición de la jerarquía respecto a los monasterios era la de sumisión disciplinar e independencia patrimonial, lo que no impidió abusos por parte de algunos obispos, imponiendo una observación concreta o despojando a los monasterios de sus bienes. 
 
Los pactos
 
La característica esencial del monacato hispánico es el pacto, documento jurídico de la profesión monástica, individual o colectiva, entre el abad y sus monjes. En su otorgamiento podemos distinguir dos fases: una colectiva, a raíz de la elección del abad, consistente en la firma del pacto entre él y la comunidad, y otra individual, en la que cada nuevo monje incorporado a la comunidad acepta el pacto comunitario preexistente.
 
Ya hemos dicho que la Regla Consensoria es un pacto de origen galaico-portugués, carácter que le niega A. Linage, pues no contiene el contrato bilateral entre el abad y los monjes, aunque encuentra en ella reminiscencias verbales de auténticos pactos.
 
Bishko cree que refleja la estructura de una comunidad inestable, probablemente formada por conversos terratenientes que ponen sus posesiones bajo la autoridad de un abad. También se ha querido ver en ella un juramento colectivo de los miembros de un falso monasterio familiar.
 
El pacto más significativo es el que aparece al final de la Regla Común. Especie de contrato cuasi feudal, encontramos en él influencias germánicas y ciertas concomitancias con el juramento que se prestaba a los reyes visigodos recién elegidos. Expresa la sumisión de una comunidad monástica al abad, conservando aquélla ciertos poderes de discusión y rebelión.
 
La institución contractualista, en especial el pacto de la Regla Común, sobrevivió a la invasión musulmana y alcanzó amplia difusión geográfica, si bien con signos inequívocos de una evolución jurídica hacia el abadiato monárquico tradicional.
 
Cinco ejemplos encontramos en otros tantos monasterios de Galicia y Portugal y doce en Castilla y la Rioja, en donde el sistema pactual se impone como consecuencia, según Bishko, de que los monjes pactuales de Galicia, despoblada por Alfonso I, llevaron la institución a tierras castellanas, repobladas por el monarca.
 
Algunos de estos pactos, concretamente los de Vacariça (1045) y Santa María de Sotovellanos (1044) son muy tardíos, pues se redactan cuando se gesta el triunfo del benedictinismo, que supone la desaparición del pactualismo.
 
Otras formas de vida monástica
 
El cenobitismo no aglutinó todas las formas de vida religiosa. Junto a él encontramos monasterios familiares y dúplices, eremitas y falsos monjes como los giróvagos. Las reglas y los concilios también se ocupan de estas formas de vida.
 
Ya desde el período arriano era frecuente la construcción y dotación de monasterios por particulares en sus dominios, al margen de la jerarquía eclesiástica. En ellos vivían en comunidad, bajo juramento, sus fundadores, sus familiares, siervos y amigos.
 
Eran, por consiguiente, falsos monasterios de carácter mixto. Al igual que los verdaderos monasterios, gozaban de los beneficios de una relativa exención con respecto a la jurisdicción episcopal. La Regla Común nos habla de que muchos presbíteros construían estos monasterios para no perder los diezmos y otras rentas eclesiásticas.
 
Pero este movimiento religioso no podía ser condenado en bloque, porque en la Vida de San Fructuoso se nos dice que, siguiendo su ejemplo, familias enteras abandonaban sus casas e intentaban vivir como verdaderos monjes.
 
La Regla Común intenta encauzar este movimiento. Refiere en su capítulo VI la recepción conjunta de la familia en la vida religiosa. Una vez en el monasterio, todos sus miembros debían ponerse bajo la jurisdicción del abad, quien determinaba el régimen de vida que debían llevar. La familia tenía que renunciar a sus bienes, encargándose el monasterio de sus necesidades y de la educación de los hijos. Los esposos debían vivir separados y sólo podían hablar entre sí y reunirse con sus hijos cuando el abad lo permitiera, etc.
 
Los monasterios dúplices albergaban a una comunidad de monjas y otra de monjes, claramente separadas ambas, aunque bajo una misma autoridad. Podía tratarse también de monasterios distintos, pero muy cercanos.
 
No es un hecho exclusivamente hispánico, pues sus huellas aparecen en otras partes de Occidente y Oriente, aunque es cierto que en ningún lugar llegaron a ser tan numerosos como en España, probablemente por influencia de los monasterios familiares y, sobre todo, por causa del gobierno y protección -en lo material y en lo espiritual- de los monasterios femeninos por monjes, según dispone el Concilio II de Sevilla en su canon XI; gobierno y tutela que varios capítulos de la Regla Común regulan minuciosamente (caps. XV, XVI y XVII).
 
También eran frecuentes los casos de monjes escapados de monasterios o de eremitas. Cansados de su soledad, iban de un lugar a otro fingiendo santidad para asegurarse la vida. Son los giróvagos. de los que se ocupa el Concilio IV de Toledo: Algunos monjes que salen del monasterio no sólo vuelven al siglo, sino que llegan hasta a contraer matrimonio. A estos tales haciéndoles regresar al mismo monasterio del cual salieron. se les impondrá una vida de penitencia. para que allí lloren sus crímenes, en el mismo lugar de donde se apartaron (c. LII).
 
RELACIÓN DE MONASTERIOS VISIGODOS       
 
NOMBRE-LUGAR-FUNDADOR-FECHA APROXIMADA-PERVIVENCIA TRAS LA INVASIÓN
 
AGALIENSE-Toledo-Atangildo-554    
AQUIS-Valdefuente-? (Cáceres)- Siglo VII    
ASIÁN o ASÁN-Pirineos-San Victoriano-Siglo V-Sí   
BAILÉN-Bailén (Jaén)      
BÍCLARO-Vallclara ? (Tarragona)-Juan de Bíclaro-586    
BRAGA (femenino)-Braga-Siglo V    
BRAGA (masculino)-Braga (alrededor)-San Fructuoso-Siglo VII    
CABRERA-Baleares-Eudoxio ?-Siglo IV    
CASTROLEÓN-Noroeste-Teodiselo-Siglo VII    
CAULIENSE-Mérida (Badajoz)-Siglo VI    
COMPLUTENSE-Cómpluto (León)-San Fructuoso-Siglo VII    
DEIBIENSE-Toledo-San Ildefonso-Siglo VII-Sí   
DUMIO-Braga-San Martín-Siglo VI    
HONORIACENSE-Fregenal de la Sierra ? (Badajoz)-Honorio-Siglo VII    
ISLA DE LEÓN-Cádiz-San Fructuoso-Siglo VII    
LIEBANENSE-Santander-Toribio, obispo de Astorga ?-Siglo V-Sí   
MEDINA SIDONIA-Cádiz-600    
NONO (masculino)-Cádiz-San Fructuoso-Siglo VII    
NONO (femenino)-Cádiz-San Fructuoso-Siglo VII    
NUNCTO-Mérida (Badajoz)-Nuncto-Siglo VI    
PEONENSE-Isla de Bayona-San Fructuoso-650    
RUFIANENSE-San Fructuoso-Siglo VII-San Pedro de Montes   
SAMOS-Samos (Lugo)-San Martín de Dumio ?-Siglo VI-Sí   
SAN CLAUDIO-León-Sí   
SAN FÉLIX o CABENSE-Toledo      
SAN FÉLIX DE VISONIA-Carracedo-San Fructuoso-Siglo VII-Sí   
SAN MARTÍN-Cabo San Martín-Siglo VI    
SAN MILLÁN-San Millán de la Cogolla (Logroño)-Citonato ?-Siglo VI-Suso   
SANTA MARÍA-Mérida (Badajoz)-Eugenia-Siglo VII    
SERVITANO-Játiva (Valencia)-Donato-570    
TARRAGONA-Tarragona-Sergio, obispo-Siglo VI    
ZARAGOZA-Zaragoza    

Bibliografía

David Knowles. El monacato cristiano. B.H.A.. Guadarrama, Madrid. 1969.
García M. Colombás. El monacato primitivo. B.A.C. 2 vols. Madrid. 1974.
J. Decarreaux, Les moines et la civilisation, Arthaud. París. 1962.
Claude J. Nesmy. San Benito y la vida monástica, Aguilar, Madrid. 1963.
Varios, Il monachesimo nell'AIto Medioevo e la formazione della civiltá Occidentale. Spoleto. 1956.
Antonio Linage Conde. Los orígenes del monacato benedictino en la Península Ibérica, 3 vols. C.S.I.C. .León, 1973.
Santos Padres Españoles II. San Leandro, San Isidoro, San Fructuoso, Madrid. B.A.C. , 321, Madrid, 1971.
José Vives, Concilios visigóticos e hispanorromanos. Barcelona, 1963.
 
 
Fuente: La Ermita (www.hispanomozarabe.es)

miércoles, 17 de junio de 2015

III Curso intensivo de georgiano clásico en Madrid


DIRIGIDO A
Profesores
 / Alumnos nivel máster

ORGANIZA
Facultad de Literatura Cristiana y Clásica San Justino Universidad San Dámaso

C/ Jerte, 10 - 28005 Madrid
 91.364 40 10

LUGAR
Aula 26

CÓMO LLEGAR
Metro Linea 5: La Latina o Puerta de Toledo
Autobuses no 3, no 148, Circular (Puerta de Toledo)

INFORMACIÓN Y MATRÍCULA
El curso tiene una duración de 25 horas lectivas que equivalen a 3 ECTS

Precio de la matrícula:

Para alumnos de la UESD: 125 €
Para el resto de alumnos: 225 €

Para más información:

Marta Soto Canosa
Tel. 913644014


Fuente: Universidad Eclesiástica San Dámaso

martes, 16 de junio de 2015

Visita pastoral del P. Arxiprest Joan a la parròquia de Ripoll (Girona, Catalunya)


El diumenge 14 de juny, festivitat del profeta Eliseu, l’Arxiprest Joan ha visitat la parròquia de Ripoll. En la homilia pronunciada sobre l’Evangeli de Sant Mateu IV, 18-23, el P. Joan ha subratllat el fet de que així com el Crist va cridar a Pere i Andreu, els dos germans, i també a Jaume i Joan, perquè a partir d’aleshores serien pescadors d’homes;  d’aquesta manera també els cristians som cridats pel propi Crist, malgrat es pot pensar que som nosaltres mateixos, els qui per la sola i única voluntat nostra estem en l’església. És realment la crida de Déu, la que fa que ens posem en camí, aportant aleshores la nostra voluntat en seguir-lo.

Festivitat del profeta ELISEU (s. IX a C.)

El profeta Elies tornava del seu viatge a Damasc quan es va aturar a Abel-Meholà. En aquell poble va trobar-se amb Eliseu, fill de Xafat, que estava llaurant amb els bous. En veure'l, Eliseu va demanar-li que l'esperés i ell el seguiria. Va córrer a casa seva on va acomiadar-se dels seus pares. Va tornar al camp, va degollar un parell de bous, en va coure la carn, va convidar els seus convilatans i després, ell i Elies van abandonar el poble. Van anar tots dos a predicar a les ciutats de Betel i Jericó per després viatjar fins a la riba del Jordà. Allà, Elies prengué el seu mantell, el va plegar i amb ell va colpejar les aigües, que es van dividir a banda i banda, i tots dos van passar a peu eixut. Seguidament i mentre caminaven, va baixar del cel un carro de foc que es va endur Elies. Eliseu va recollir el mantell d'Elies, va tornar al Jordà i va traspassar-lo amb les aigües dividides, tal com havia fet Elies. Aleshores, la comunitat de Jericó van presentar-li els seus respectes com a successor d'Elies.


Font: Fundació Ortodòxia

lunes, 15 de junio de 2015

Entrevista al P. Archimandrita Pablo de Itálica


1. Nombre, edad, lugar de nacimiento, profesión.
 
Fui bautizado como Pablo Manuel María Enrique Antonino, en Sevilla, pero en el Registro Civil solo consta Manuel (Álvarez Pérez de Luna). Mi profesión es archimandrita, si a esto se le puede llamar profesión en el sentido de trabajo.
 
2. 82 años son muchos años, ¿cómo lleva el paso del tiempo ?
 
Con mucha resignación diría para no acabar de perder el sentido del humor. La verdad es que me siento como un cristiano muy afortunado. Continuamente le doy gracias al Señor por mantenerme tanto tiempo y con tan relativa buena salud. ¿Cuántas personas jóvenes hay que están enfermas y cuántas hay que ya están en su presencia?
 
3. ¿Español? ¿Ortodoxo? ¿Sacerdote? A algunos filetistas de mente cerrada esto le puede resultar chocante, cuéntenos cual ha sido el proceso por el cual un español se convirtió a la ortodoxia y se consagro sacerdote de la Santa Iglesia.
 
Efectivamente. A algunos filetistas y a muchos no filetistas les chocó la fundación de la Iglesia Ortodoxa Hispánica (IOH) en nuestra Patria, y en seguida en sud-América y en Estados Unidos. Por todas partes nos ponían zancadillas pero con la confianza puesta en el Señor nosotros hemos llegado hasta aquí. Quisiera señalar que sobre todo a la Iglesia Católica Romana no le gustó en su día (hace ya 14 años) esta “intromisión”. En aquel tiempo no se conocía a ningún ortodoxo todavía. Aún hoy día en Sevilla, que es donde está la sede central de nuestra Iglesia, la Delegación de Ecumenismo nos ignora y jamás nos ha invitado a participar en la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos. Poco a poco hemos mantenido, a nivel personal, muchos contactos con personas de corazón ecuménico Aunque algunas parroquias y asociaciones religiosas si que se nos han aproximado a veces con miedo, temiendo represalias de los dirigentes. La otra pregunta es que me enamoré de la Iglesia Ortodoxa en los años 70s, en Londres, pero hasta muchos años después no pude entrar de lleno y estudiarla at libitum
 
4. ¿Qué opina de la herejía filetista ? Por desgracia muy marcada en el occidente de Europa.
 
Como todas las “herejías” el filetismo es dañino sobre todo por los que desechan la universalidad de la Iglesia. Ignoran el deseo de nuestro Señor de que fuésemos uno, para que el mundo crea.
 
5. ¿Y del ecumenismo?
 
Personalmente soy de espíritu ecumenista y durante muchos años, en mi juventud, trabajé por esta vocación. Es desilusionante cuando encuentras a personas, y a Iglesias incluso, que dicen que es cosa del diablo. Por otra parte está lo peligroso de ciertas personas que se hacen llamar ecumenistas cuando son más filetistas que otra cosa. Así no se puede actuar como si fuese todavía cosa de las catacumbas.
 
6. ¿Qué anécdotas mas señaladas puede contarnos de su vida sacerdotal?
 
Te podría contar tantas con tantos años de vida como tengo… pero una que jamás olvidaré fue en el aeropuerto de la Habana la última vez que estuve allí con motivo de la Consagración de la Catedral de San Nicolás en esa capital. Ya había visitado Cuba en varias ocasiones anteriormente porque tenemos allí una Parroquia en la ciudad de Cárdenas (Matanzas) casi desde el principio de la fundación de la IOH, y también en Costa Rica. Estando esperando la salida de mi vuelo a través de los altavoces pedían que Manuel Álvarez se personase en la oficina de Aduanas. Como el nombre y apellido son tan corrientes no pensé que fuese yo al que requerían pero después de varios avisos me personé en la oficina y era a mí a quien llamaban. Resulta que al pasar mi equipaje por el escaner daba señal negativa. Tuve que abrir una maleta y efectivamente allí estaba el “cuerpo del delito”. Era un Cáliz y una Patena con todo el set, que me habían regalado y que era uno de los muchos que se emplearon en la comunión de la Divina Liturgia en la mañana de la consagración de la catedral por el Patriarca Ecuménico Bartolomeo I. Cientos de personas venidas de todas partes del mundo estaban allí, entre ellas el Rey Constantino de Grecia, hermano de nuestra Reina doña Sofía. Hasta que ya en el avión y en el aire, no se me pasó el susto y me prometí que no volvería más. El ambiente, al igual que en la que llamábamos “Alemania comunista”, que también visité en los años 80s, hace que te sientas oprimido todo el tiempo.
 
7. Usted celebra la liturgia en castellano ¿Por qué?
 
Porque así consta en nuestros Estatutos. Somos la única Iglesia, al menos en nuestro país, que celebra enteramente en castellano porque se ha originado en España, y ha sido fundada por ortodoxos españoles. A pesar de ello, por ejemplo el Padrenuestro, además de recitarse en español, también lo hacemos en rumano, búlgaro, inglés, georgiano, ucraniano, ruso y a veces en griego si asiste algún fiel de este país. Nuestra Iglesia Ortodoxa Hispánica es multinacional en este sentido y también el responsorio de las letanías y las Horas Reales se alterna con algunos de estos idiomas.
 
8. ¿De dónde cree que deriva la falta de interés en hacer liturgias en nuestro idioma patrio en España?
 
Yo no creo que sea falta de interés, es más bien falta de servicio y de patriotismo. Muchos españoles ortodoxos, de Madrid y Barcelona sobre todo, que asisten por primera vez a nuestros Oficios, salen muy satisfechos por haber podido seguir estos en nuestra lengua.
 
9. ¿Qué le recomendaría a una persona interesada en la ortodoxia?
 
Que lo primero que haga sea leer “El Peregrino Ruso”, comprarse un komboskini y hacer la Oración del Corazón lo más a menudo posible. El resto viene por sí solo, y con un buen catecismo, como el de nuestra Escuela San Osio que dirige el Padre Miguel
 
10. ¿Qué futuro ve a la Ortodoxia en nuestra madre Patria?. ¿Tiene perspectivas de extensión a corto-medio plazo?
 
Como algo que va a ir entrando muy lentamente. La Ortodoxia en gran parte de Occidente ha sido siempre la gran desconocida. En España, gracias a la inmigración de ciudadanos de países del Este, está empezando a conocerse y muchos españoles se están interesando porque ven en ella el cristianismo puro primitivo que no han encontrado, por ejemplo, en otras iglesias que han sufrido Reforma o contra-Reforma
 
11) ¿Cómo surgió la IOH?
 
Por el desencanto de varios hermanos anglicanos que no estábamos de acuerdo con la “modernización” de esta Iglesia. Esto por ponerlo brevemente. Sería muy largo relatar su surgimiento.
 
12) Por último puede decir a placer lo que quiera a los lectores de esta entrevista.
 
Solo decirles que hace muchos, muchos años, yo decía que lo mejor que había hecho en mi vida había sido quitarme del tabaquismo. Después de mi conversión a la Ortodoxia digo que lo mejor que he hecho en mi vida es entrar de lleno en la Iglesia Ortodoxa, que es pura y verdadera y que a pesar de que está regida por hombres, es donde el Espíritu Santo siempre ha estado, está y estará.
 
Gabriel González, colaborador de Ortodoxia Digital

9° Aniversario de la consagración episcopal de Mons. José

El 11/06/2015 se cumplieron 9 años de la consagración episcopal de Mons. José, obispo de la diócesis de los ortodoxos coptos de Bolivia, cuyo territorio canónico incluye también España.

Posted by Ortodoxia Digital on Domingo, 14 de junio de 2015