jueves, 28 de mayo de 2015

Presentación del libro "Las Iglesias Ortodoxas en España" en Madrid


El acto tendrá lugar el miércoles 3 de junio de 2015 a las 19:00 horas en la Iglesia Catedral de los Santos Andrés y Demetrio (Sacra Metrópolis de España y Portugal - Patriarcado Ecuménico), sita en la calle Nicaragua, 12 de Madrid.

Mesa Inaugural:

D. Javier Herrera García-Canturri, Director General de Cooperación Jurídica Internacional y Relaciones con las Confesiones del Ministerio de Justicia
S.E. Monseñor Policarpo Stavrópoulos, Arzobispo-Metropolitano de España y Portugal y Exarca del Mar Mediterráneo (Sacra Metrópolis de España y Portugal - Patriarcado Ecuménico)
S.E. Monseñor Timoteo, Obispo del Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal (Patriarcado Rumano)
M.R.P Andrey Medina Borisyuk, de Iglesia Ortodoxa Rusa en España (Diócesis de Quersoneso - Patriarcado de Moscú y Toda Rusia)
M.R.P Joan García, Vicario General de la Iglesia Ortodoxa Española (Patriarcado de Serbia)

Presentación a cargo de los autores:

D. Francisco Díez de Velasco (ed.)
D. Óscar Salguero Montaño
D. Roberto C. Rodríguez González
D. Fernando Arias Canga, Director de la Fundación Pluralismo y Convivencia
D. Tomás Rodríguez Torrellas, Ediciones Akal


Fuente: Pluralismo y Convivencia

Informe del XV Congreso Ortodoxo en Europa Occidental


Del 30 de abril al 3 de mayo de 2015 se ha celebrado en Burdeos (Francia), bajo la égida de la Asamblea de Obispos Ortodoxos de Francia (AEOF), el XV Congreso Ortodoxo en Europa Occidental. Esta decimoquinta edición -la primera tuvo lugar en 1971- reunió a cerca de 600 participantes de diversas diócesis ortodoxas venidos de los países de Europa Occidental y más allá, que compartieron sus experiencias acerca de la condición de los cristianos, "plenamente en el mundo pero no de este mundo". Cuatro conferencias plenarias, tres mesas redondas y una treintena de talleres permitieron profundizar en el asunto; también hubo momentos de oración y una velada de homenaje dedicada a la memoria del P. Cyrille Argenti.

El Congreso comenzó el viernes 1 de mayo con la celebración de la Divina Liturgia, que dio el tono del acto: una reunión de fieles muy diversos que derivan su unidad de la Mesa eucarística. Nicolas Behr, en nombre de la Fraternidad Ortodoxa en Europa Occidental, organizadora del acto, en seguida dio la bienvenida al conjunto de los participantes. En esta ocasión se leyeron mensajes enviados por muchos obispos que no pudieron asistir al acto: el Metropolitano de Francia, S.E. Emanuel, presidente de la AEOF, señaló especialmente que el cristiano está llamado a convertirse en mediador entre lo visible y lo invisible; el Metropolitano de Bélgica, S.E. Atenágoras, en un largo y caluroso mensaje dirigido a los congresistas, recordaba por su parte que había participado en todos los congresos ortodoxos precedentes, "lugares de experiencias fabulosas y muy enriquecedoras" y que su personalidad se había "forjado" por los "grandes personajes" que en ellos intervinieron; en cuanto al Arzobispo Job (Exarcado de las Parroquias de Tradición Rusa), puso el acento en la dimensión panortodoxa de tal acto, apelando a los participantes a ser "elementos constructivos" en la Iglesia (para leer su mensaje, hacer clic aquí).

El primer conferenciante, el P. Jean Gueit, rector de la Parroquia de San Hermógenes (Marsella, Francia), profesor emérito de Derecho (Universidad de Aix-en-Provence) y capellán de la Fraternidad Ortodoxa, centró su reflexión en el adagio patrístico: "Dios se ha hecho hombre para que el hombre se haga Dios". Introdujo la problemática del Congreso mostrando que el modo de funcionamiento de la humanidad está marcado por polaridades conflictivas cada vez más violentas y mortíferas. Solo la elaboración del Derecho y la organización de un poder político hacen posible la vida en sociedad. Pero Dios sobrepasa esta conflictividad reconciliándonos con nosotros mismos y con el cosmos. Para concluir, el P. Jean ha insistido en la fuerza liberadora del Espíritu Santo frente a toda forma de autoritarismo: la Iglesia no es una cortapisa, sino el Cuerpo de Cristo resucitado.

Por la tarde, la segunda sesión plenaria fue ocasión para acoger en la tribuna al profesor Assaad Kattan (Universidad de Münster, Alemania), teólogo laico del Patriarcado de Antioquía, especialista en la interpretación de los Padres de la Iglesia y del diálogo entre cristianismo e islam. En su alocución, titulada "Para una teología ortodoxa contra la dimisión", Assaad Kattan apeló a una renovación creativa de la teología que permita establecer puentes entre la realidad actual posmoderna y la vivencia eclesial. El teólogo subrayó tres aspectos: la necesidad de volver a una interpretación dinámica de la Tradición eclesial que permita separar el mensaje esencial de sus formas transitorias, la importancia de tener un enfoque teológico que valore la razón, y la urgencia de desarrollar nuevos modos de lectura de los textos fundamentales de la Tradición.

Una serie de talleres permitió a continuación a los participantes reflexionar sobre cuestiones tan diversas como la relación entre psicoterapia y paternidad espiritual, la transmisión de la Fe en familia, la vida del cristiano en la empresa, el diálogo entre islam y cristianismo, etc. Por la noche, un homenaje al P. Cyrille Argenti recordó, gracias a los testimonios presentados, que este artífice de la Fraternidad Ortodoxa, ardiente promotor de una ortodoxia francófona y del diálogo ecuménico, fue ante todo un gran y auténtico pastor que se esforzó por conducir a Cristo a las numerosas personas que solicitaban su ayuda.

Tras el Oficio de Maitines, la segunda jornada del Congreso (el sábado 2 de mayo) abrió con la tercera sesión plenaria, la conferencia de S.E. Esteban, primado de la Iglesia Ortodoxa de Estonia. Este, en una rica meditación, se preguntó cómo los cristianos, sobre todo los ortodoxos, pueden encontrar puntos de referencia entre un Occidente en pleno descreimiento y el fanatismo pujante en el Oriente Próximo y África. Mostró que de esta tensión pueden nacer las condiciones para un nuevo encuentro auténtico del mundo con el Evangelio. Pero, subrayó, "solo una pastoral de comunión puede conmover a la sociedad secularizada" haciendo que el hombre redescubra una realidad secreta que solo se puede contemplar recordando a la sociedad su sentido del amor.

Una segunda serie de talleres siguió a esta conferencia plenaria. Además, al principio de la tarde, hubo un momento de oración ecuménica en favor de los cristianos de Oriente perseguidos. Este momento de gran fervor reunió, además de a los participantes en el congreso, a diversos representantes religiosos, sobre todo Mons. Laurent Dognin, obispo auxiliar católico de Burdeos, y el Sr. Erick Aouizerate, que representaba al alcalde de Burdeos, presidente del Consistorio Judío para Aquitania, todos unidos en una misma oración por los mártires de nuestro tiempo. Una colecta permitió recoger más de 3.000€ destinados a una rama del MJO (Movimiento de la Juventud Ortodoxa) sirio-libanés que sostiene a una diócesis de Siria particularmente castigada por los combates.

Tres mesas redondas simultáneas se desarrollaron a continuación: la primera, titulada "¿Qué se puede esperar del futuro Concilio panortodoxo?" y animada por Michel Stavrou (Instituto San Sergio) tuvo como intervinientes al P. Dimitrios Bathrellos (Atenas, Grecia), Pierre Sollogoub (Fraternidad Ortodoxa en Europa Occidental) y el P. Alexis Struve (Nantes, Kiev). Permitió hacer hincapié en la preparación del Concilio panortodoxo que se celebrará próximamente y en las expectativas que suscita. Los intervinientes subrayaron la poca información que se está difundiendo al Pueblo de Dios y la toma de conciencia aún débil de la importancia de este acto que se está gestando. La segunda mesa redonda, consagrada a "La Psicología contemporánea y los Padres de la Iglesia" y dirigida en inglés por el diácono Michael Bakker (Países Bajos), tuvo como intervinientes a Christina Artiga, psicoterapeuta (Burdeos), Silouane Deutekom (Fraternidad Ortodoxa por la Paz) y Matthieu Sollogoub, profesor de química molecular (Universidad Pierre y Marie Curie, París, Francia). Titulada "Cuestiones de actualidad", la tercera mesa redonda, bajo el liderazgo del P. Christophe D'Aloisio (Instituto San Juan el Teólogo, Bruselas, Bélgica) y con la participación del obispo Juan de Cariópolis (Ginebra, París), el Dr. Denys Clément (París) y la psicóloga Natalie Victoroff (París), abordó algunas cuestiones éticas como la interrupción médica del embarazo, el fin de la vida, la sexualidad… Esta mesa redonda fue ocasión para recordar que conviene no sacralizar la vida en detrimento de la persona y que un trabajo de formación de los pastores y de los fieles es indispensable para que la Iglesia pueda afrontar los desafíos éticos del mundo contemporáneo. Una Vigilia festiva cantada en inglés, francés, rumano, árabe y griego cerró esta segunda jornada.

El domingo 3 de mayo, tercer día del Congreso, la Divina Liturgia fue presidida por el Metropolitano Esteban de Estonia, al que acompañaron Mons. Marcos (Metrópolis rumana), que pronunció una bella homilía acerca de la curación del paralítico, y Mons. Juan de Cariópolis (Patriarcado Ecuménico). Tras esta celebración de tono pentecostal, S.E. Esteban calificó el momento de "culmen" del Congreso y manifestó su emoción ante esta asamblea ortodoxa occidental a la cual dijo considerarse unido por profundos vínculos espirituales, haciendo suyos sus gozos y sus penas.

La última conferencia plenaria, pronunciada por el teólogo laico griego Thanassis Papathanassiou y que tuvo por tema "Cuando la idolatría seduce y conduce a una Iglesia sin misión", fue una llamada a ponerse a la escucha del Espíritu Santo para hacer de la vida cristiana mucho más que una simple observancia de ritos. El teólogo subrayó el peligro de creer que uno puede poseer al Dios vivo en la Iglesia, transformando así la fe en idolatría y haciendo de los sacerdotes una casta encargada de administrar a la Iglesia solamente. Siempre hay que recordar que la 'lex credendi' (regla de fe) y la 'lex orandi' (regla de oración) están ancladas en la 'lex sequendi': la llamada a "seguir al Cristo desnudo" (S. Columbano). Ya que el hombre está llamado a ser la imagen de Dios y no un ídolo, lo que importa no son los altares de piedra, sino los altares vivos.

Estos tres días de reflexión, diálogo, oración, intercambios informales -sobre todo con el Metropolitano Esteban de Estonia, Mons. Juan de Cariópolis (Patriarcado Ecuménico), Mons. Marcos (Patriarcado de Rumanía, Burdeos) y Mons. Néstor (Patriarcado de Moscú, París)- ofrecieron momentos de fraternidad intensa que permitieron compartir una verdadera comunión eclesial respetuosa de la rica diversidad de las personas, de sus múltiples pertenencias jurisdiccionales y puntos de vista, permitiéndoles vivir plenamente su unidad en Cristo. El gozo de la Resurrección no dejó de ser proclamado, cantado y vivido durante este Congreso, sin perder de vista la realidad de la situación de los cristianos en el corazón del mundo, invitando a cada uno a extender a su manera este gozo una vez regrese a su ámbito de vida cotidiano. Las Actas del Congreso (textos de las conferencias e informes de los talleres y las mesas redondas) serán publicadas próximamente en la revista ortodoxa Contacts (www.revue-contacts.com). Los no abonados pueden pedir con antelación este volumen enviando un cheque de 13€ a Revista CONTACTS, 61 Allée du Bois de Vincin, 56000 Vannes (Francia).

Para ver algunas imágenes del Congreso, hacer clic aquí.

Para ver un resumen del informe en catalán, hacer clic aquí.


Fuente: Fraternidad Ortodoxa en Europa Occidental
Traducción del francés: Ortodoxia Digital

Mensaje de S.E. Job de Telmeso con ocasión del XV Congreso Ortodoxo en Europa Occidental


¡Cristo ha resucitado!

Con gran gozo saludo a todos los participantes en este congreso. Deseo que todos puedan encontrar renovación para una vida cristiana y espiritual auténtica y cada vez más intensa y un verdadero apoyo en su compromiso al servicio de nuestro Señor Jesucristo y de Su Iglesia.

Desgraciadamente, no puedo estar con vosotros físicamente, pero en la persona de Su Excelencia el obispo Juan de Cariópolis participaré en las sesiones y él me dará cuenta de la esperanza que os anima a todos.

Os invito, a través de la glorificación de la Santa Trinidad en vuestra vida personal y comunitaria, a guardar la unidad de nuestra Santa Iglesia Ortodoxa, a defender la causa de los más débiles y heridos por la vida, a preocuparos por la transmisión de la fe a los más jóvenes (que también forman parte de la Iglesia) y a que todos aportemos mediante nuestra fe y nuestro compromiso la esperanza que le falta a veces a un mundo sufriente y a la Creación.

En tanto que Arzobispo a la cabeza del Exarcado Patriarcal de las Parroquias de Tradición Rusa en Europa Occidental del Patriarcado Ecuménico, quisiera subrayar la unidad panortodoxa que manifiesta este acto y apoyar a la "familia una" que es nuestra Madre Iglesia, que se alimenta con el Cuerpo y la Sangre de nuestro Salvador en la unidad y la fidelidad del mandamiento de Cristo "que todos sean uno" (J, 17,21) y de la enseñanza de los Apóstoles, de los Padres en la fe y de los Santos Concilios que a lo largo de la historia han asumido su estabilidad.

No obstante, en toda familia pueden surgir dificultades, problemas, temores y a veces derivas personales. Esto no debe destruir nuestra unidad y el buen funcionamiento de nuestras comunidades. Cada uno debe tomar consciencia ante Dios y Su Iglesia de sus responsabilidades, puestas al servicio de todos.

Os pido que seáis elementos positivos y constructivos en vuestras comunidades y diócesis para que juntos demostremos que la Iglesia Ortodoxa puede ser un modelo de amor, de unidad, de paz y de esperanza para nuestros contemporáneos.

Imploro sobre todos vosotros la bendición de la Santa Trinidad, y os expreso mis más calurosos deseos de que vuestro encuentro sea todo un éxito.

+Arzobispo Job de Telmeso, Exarca del Patriarca Ecuménico
París, 27 de abril de 2015

Para ver el informe del Congreso, hacer clic aquí.


Fuente: Arzobispado de las Iglesias Rusas en Europa Occidental (Patriarcado Ecuménico)
Traducción del francés: Ortodoxia Digital

miércoles, 27 de mayo de 2015

Recés sobre la pregària del cor al Santuari de la Mare de Déu de Núria de Queralbs (Girona, Catalunya)


El passat dissabte 23 de maig va tenir lloc un recés sobre "La pregària del cor" a les instal·lacions del bisbat al Santuari de Núria, les quals han estat remodelades recentment. El conductor del recés va ser Aleix Bonfill, col·laborador de la pastoral del Santuari juntament amb la seva esposa Elisenda.

Van assistir-hi set persones d'entre 24 i 46 anys, vingudes totes especialment per a l'ocasió.
Després de la benvinguda i la introducció, els participants van mantenir un clima de silenci durant tota la jornada per tal d'afavorir l'aprofundiment en la pregària.

Al llarg del dia, es van intercalar estones de quietud en les quals repetien l'oració de Jesús interiorment "Jesús, Fill de Déu, Salvador, tingues compassió de mi, que sóc un pecador!", i d'altres en què es feia en grup i de forma més dinàmica.


En les poques estones lliures que hi va haver, els participants van poder visitar la Basílica de la Mare de Déu i donar un tomb pels entorns propers al Santuari. En el moment d'acomiadar-se, els participants, els organitzadors així com el capellà custodi, Mn. Joan Parera, van expressar la seva satisfacció respecte al transcurs de la jornada.


Font: Bisbat d'Urgell

"Literatura apócrifa cristiana". VIII Semana de formación para profesores y doctorandos de la Universidad San Dámaso de Madrid

 
VIII SEMANA DE FORMACIÓN PARA PROFESORES Y DOCTORANDOS
del 8 al 12 de junio de 2015
 
PROGRAMA
 
LUNES 8 DE JUNIO
10:00h. Che cosa è un’apocalisse?
11:30h. Pausa
12:00h. Per uno studio storico del genere letterario delle apocalissi
 
MARTES 9 DE JUNIO
10:00h. Perché i primi credenti in Gesù hanno scritto apocalissi?
11:30h. Pausa
12:00h. Le testimonianze antiche e le varie forme dell’Apocalisse di Pietro. Etiopico e
greco: qual è la forma più antica?
 
MIÉRCOLES 10 DE JUNIO (De 10:00 a 13:30 h.)
Il problema del contesto storico dell’Apocalisse di Pietro, I: La visione sulla montagna
 
JUEVES 11 DE JUNIO
10:00h. Il problema del contesto storico, II: I falsi messia e il falso messia (c. 1-2)
11:30h. Pausa
12:00h. I capitoli 3-6: il giudizio finale. Il problema della misericordia di Dio
 
VIERNES 12 DE JUNIO (De 10:00 a 13:30 h.)
1. Le pene infernali
2. L’annuncio della morte di Pietro nell’Apocalisse di Pietro e in altri testi
3. Conclusione: L’Apocalisse di Pietro come apocalisse protocristiana. Perché non è
entrata nel canone?
 
IDIOMAS
 
Italiano, español
 
LUGAR
 
Aula 33
Universidad Eclesiástica San Dámaso
C/ Jerte 10, 28005 Madrid
 
CÓMO LLEGAR
METRO:
Puerta de Toledo o La Latina (línea 5)
AUTOBUSES:
Líneas: 3, 148 y Circular
 
PARA MÁS INFORMACIÓN
Marta Soto Canosa
Tel 913644014
 
 
Fuente: Universidad San Justino

Fragmento de la Divina Liturgia en la I Jornada Ortodoxa Ibérica


Algunas imágenes del XV Congreso Ortodoxo en Europa Occidental


Del 30 de abril al 3 de mayo de 2015 se ha celebrado en Burdeos (Francia), bajo la égida de la Asamblea de Obispos...
Posted by Ortodoxia Digital on Martes, 26 de mayo de 2015

¡Ortodoxia Digital cumple dos años!



¡Hoy, 27 de mayo de 2015, Ortodoxia Digital cumple dos años!

Gracias a Dios, podemos afirmar que en este corto espacio de tiempo, y siempre desde nuestra pequeñez y humildad, nos hemos convertido en un referente informativo obligado para los cristianos ortodoxos de Iberia y de muchos otros países; hemos creado un blog cada vez más completo y en continua expansión; hemos ayudado a dar voz a eparquías y parroquias que antes no la tenían; hemos apoyado económicamente a sacerdotes y comunidades cristianas difundiendo y distribuyendo sus publicaciones; hemos establecido lazos de hermandad con iniciativas parecidas de diversas partes del mundo, y hemos contribuido a la unidad de la Iglesia Ortodoxa en nuestra tierra organizando la I Jornada Ortodoxa Ibérica, un acto sin precedentes llamado a tener continuidad en el tiempo.

Somos conscientes de que, aunque ya están sentadas las bases del futuro, todavía queda mucho por hacer, y deseamos que nuestros lectores, amigos y colaboradores nos ayuden, cada uno dentro de la medida de sus posibilidades, a seguir adelante con esta ardua tarea que se realiza sin medios pero con mucho amor a Dios y a Su Iglesia. Esos lectores, amigos y colaboradores -es decir, ustedes- son el verdadero motor de Ortodoxia Digital. ¡Gracias de todo corazón!

¡Que sea por muchos años! ¡Gloria a Dios por todo!

martes, 26 de mayo de 2015

Tonsura monástica y fiesta de la Ascensión en Madrid

El miércoles 20 de mayo de 2015 por la tarde, Su Eminencia Rvdma. Policarpo, Metropolita de España y Portugal, ha hecho,...

Posted by Ortodoxia Digital on Martes, 26 de Mayo de 2015

7° aniversario de la consagración episcopal de Mons. Timoteo

En el Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal ha sido un día de gran alegría espiritual al cumplirse 7 años de la...

Posted by Ortodoxia Digital on Lunes, 25 de Mayo de 2015

Álbum de fotos de la I Jornada Ortodoxa Ibérica

Madrid, 2 de mayo de 2015

Posted by Ortodoxia Digital on Sábado, 7 de marzo de 2015

lunes, 25 de mayo de 2015

Cursos estivales de iconografía de Chordi Cortés en la provincia de Guadalajara (Castilla-La Mancha)


Ofrecemos a continuación información acerca de los cursos de iconografía que Chordi Cortés impartirá en Tierzo (Guadalajara) en verano de 2015:

1-ENVEJECIDO Y CRAQUELADO DE ICONOS

Realización del icono ARCÁNGEL SAN MIGUEL. Escuela de Constantinopla, siglo XIV. 42 x 31 cm.

Programa:
Imprimación, dorado, pintura al temple de huevo, craquelado y envejecido.

Duración: 5 días (35 horas lectivas)

Fechas: del 28 de julio al 1 de agosto de 2015

Horario:
de 10 a 14 y de 16 a 19 horas.

Precio: 350€ (35 horas lectivas)

Materiales incluidos excepto la tabla de 42 x 31 cm, preferentemente de madera vieja y sin imprimar, y pinceles.

2-PINTURA MURAL BIZANTINA

Realización de un fragmento mural del Pantocrator de Teófanes de Creta (s. XVII) que se encuentra en el Monasterio de San Pablo del Monte Athos. 44 x 37 cm.

Programa:
Pintura acrílica a base de transparencias.
Pigmentos inorgánicos emulsionados con polímeros acrílicos sobre soporte rígido de madera, imprimado como el muro; acabado de fresco.

Duración:
3 días (24 horas lectivas)
Fechas: del 3 al 5 de agosto de 2015

Horario:
de 10 a 14 y de 16 a 20 horas.

Precio: 300€ (24 horas lectivas)

Materiales incluidos excepto pinceles (preferentemente de marta).

Para más información, llamar al número (+34) 638 377 800, escribir un correo electrónico a las direcciones chordicortesarte@gmail.com o info.rincondelarte@gmail.com o visitar las páginas web www.chordicortes.com o fuentedelperegrino.wordpress.com


Fuente: Estudio de Arte Sacro Chordi Cortés

Imagens da visita de S.E. Néstor a Portugal

domingo, 24 de mayo de 2015

La Iglesia Ortodoxa dispondrá de un nuevo local en Calahorra (La Rioja)


Hasta ahora estaban ubicados en la avenida Numancia, pero pronto comenzarán las obras de la nueva sede de la iglesia ortodoxa Santo Jerarca Espiridon en Calahorra, en la carretera de Arnedo. Ayer, el presidente de la Comunidad de La Rioja, Pedro Sanz, asistió a la bendición de la parcela en la que se construirá una nueva sede. Al acto acudieron también el consejero de Presidencia y Justicia, Emilio del Río; el alcalde de Calahorra, Luis Martínez-Portillo, Carlos Cuevas y miembros del equipo de Gobierno calagurritano.

M. Félez


Fuente: La Rioja

"La Ortodoxia vista por un hispano". Ensayo del P. Álex Aedo-Vilugrón


Aunque de ordinario solo publicamos artículos que tengan relación con la Península Ibérica, en esta ocasión hemos decidido incluir en nuestro blog un ensayo escrito por el P. Álex Aedo-Vilugrón, párroco de la Parroquia de San Nectario (Iglesia Ortodoxa Rusa en el Exterior - ROCOR) en Chile, por  su gran interés para todo cristiano ortodoxo hispano, independientemente de en qué continente viva. ¡Muchas gracias, Padre Álex!

+++++++++++++++++++++++++++++++++

El presente ensayo no pretende dar testimonio de los datos históricos tal como lo entiende la historia moderna, tampoco pretende ser un tratado o estudio del patrimonio cultural y espiritual de la ortodoxia en Sudamérica, sino más bien el punto de vista particular de un sacerdote misionero, nativo, hijos de padres chilenos y que ha tenido la bondad de Dios para trabajar por más de 22 años en la Iglesia Ortodoxa, siempre atento en seguir la inspiración del corazón y a descubrir los tesoros de la ortodoxia al mismo tiempo que ha tenido la oportunidad de darlos a conocer al hombre que vive en nuestra cultura sudamericana en la cual el Padre Dios nos ha permitido nacer, vivir y servir.

Si el presente testimonio ayuda a estimular la sincera búsqueda de Dios y el anhelo de compartir con los demás la vivencia de la experiencia cristiana ortodoxa, entonces podremos decir que valía el intento por escribirlo.

Quisiera dirigirme en forma muy especial a los lectores que viven en aquella tierra que consideramos como nuestra Madre Patria Espiritual, Rusia, bendita tierra regada por la sangre de mártires y animada por tantos esfuerzos en conservar y vivir la fe de la Iglesia. Escuché a un querido Obispo del Patriarcado de Jerusalén, hablándole a los palestinos en Chile, les decía: “No hay Iglesia sin Patria”, desde ya nuestro saludo a los hijos y hermanos nuestros de la patria rusa.

* * *

En el año 2000 tuve la oportunidad de visitar Grecia y Tierra Santa, estando de paso por Atenas le pregunte a una dama griega, “¿Qué es más importante para Usted?, ¿Ser ortodoxa o ser griega?”, ella me dio la respuesta que temía escuchar, “Padre, es lo mismo”, a lo que añadí, “yo no soy griego pero soy ortodoxo”. Ocho años después me sucedió algo parecido, en una oportunidad acompañé a un feligrés a un Hospital de la Ciudad de Santiago pues en esa noche su esposa daba a luz a su primer bebe, me acompañó la Dra. Elizabeth Jurlow Miltchuz también de nuestra comunidad misionera en Santiago, aunque no pertenecía a ese hospital, ella pudo entrar con facilidad a la sala de pabellón vistiendo su delantal blanco el que tenía bordado su nombre con letra roja en la parte superior. Una doctora anestesista al leer su nombre le preguntó. “¿Ese apellido es ruso?, ¿Es Usted Rusa?”, pronto se abrazaron pues ella era también rusa casada con un chileno y que se vino a vivir a nuestro país, enseguida ambas llegaron a la sala de espera en la cual yo acompañaba al padre del bebé por nacer, me presentaron a ella y la sorpresa fue mutua, ella no entendía como yo podía ser un “Batiuska sin ser ruso” y yo tuve la ocurrencia de preguntarle “¿Es Usted Ortodoxa?”, la respuesta no se dejo demorar, “Si por supuesto, yo soy rusa”. Yo pensé a mi interior, - yo no soy ruso pero soy ortodoxo”.

La ortodoxia llegó a nuestro país y a nuestro continente principalmente como resultado de la inmigración árabe – ante todo palestinos -, griega y rusa, aunque también algunas comunidades rumanas se han organizado en nuestro basto continente. Las primeras inmigraciones de los árabes, de los griegos y también de los rusos tenían una característica común, salieron de sus países como consecuencia de conflictos bélicos y sociales que le obligaron dejarlo todo y venir a nuestra tierra en busca de una nueva oportunidad de vida. Ellos trajeron la fe ortodoxa pero ninguna de estas colectividades vinieron por nosotros los chilenos o sudamericanos, no era difícil darse cuenta que los griegos vinieron por los griegos, los árabes por los árabes y los rusos vinieron por los rusos. Las primeras décadas de la presencia ortodoxa en medio de nuestros pueblos tenían sus puertas cerradas para los nativos o hijos de estos pueblos como los somos nosotros los chilenos. Nuestro ingreso no fue fácil, tuvimos que empezar por entender el significado de un hermoso rito nunca visto en nuestros países y que no era cantado en español. En los primeros años se nos miró con desconfianza, quisimos entrar por la puerta pero la puerta estaba cerrada, algunas comunidades aún así la tienen y resguardan la entrada “elegantemente cerrada” para que no entren aquellos que no son hijos de sus respectivas etnias. Muchos de nuestros padres tuvieron que correr de iglesia en iglesia para ver si en alguna de ellas, en el techo o en la ventana, les quedaba una abertura a través de la cual pudieran entrar primero ellos, después nosotros. Nuestro anhelo por conocer y vivir los tesoros de la ortodoxia, sobre todos los tesoros de la ortodoxia rusa, llevó a muchos de nuestros hermanos vivir sufrimientos y abandono hasta que la fe se fue derramando y pudimos alcanzarla poco a poco en medio de nuestra realidad cultural. Nosotros los ortodoxos chilenos y los sudamericanos, no somos el resultado o el fruto de la misión, sino más bien somos el resultado de nuestra propia intromisión.

La situación de la fe ortodoxa en nuestro continente hispanoamericano no es del todo diferente a la situación de la Iglesia en nuestro país. Cuando uno visita un país ortodoxo ve que allí hay una jurisdicción ortodoxa patriarcal o autocéfala validada y reconocida por la sociedad de esa nación, así por ejemplo en Rumania toda la Iglesia Ortodoxa es ortodoxa rumana o en las Republicas de la Federación Rusa, todas las iglesias son y pertenecen a la Iglesia Ortodoxa Rusa, salvo algunas excepciones de representaciones de otras comunidades ortodoxas al interior del territorio canónico. La situación en Sudamérica es diferente, nuestro continente no estaba descubierto cuando trascurrió la era de los concilios en los cuales se organizó la Iglesia, Cristóbal Colón descubrió nuestra tierra cinco siglos más tarde. Nuestro continente parece ser tierra canónica de todos al mismo tiempo que parece ser de nadie, es así como hay ciudades que tienen varios obispos ortodoxos que ostentan jurisdicción sobre la misma ciudad, por ejemplo en nuestro vecino país, en la ciudad de Buenos Aires, hay Obispo del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla, del Patriarcado de Moscú y de Antioquia, todos titulares como Obispos de Buenos Aires. En Chile reside sólo un Obispo y es del Patriarcado de Antioquia y muchísimas veces nuestro país se confunde y lo considera como la única autoridad máxima de todas las iglesia ortodoxas y creyentes ortodoxos presentes en nuestro país. Por lo general las jurisdicciones ortodoxas en Chile y Sudamérica han demostrado su incapacidad de trabajar unidos en mostrar la ortodoxia a nuestros pueblos, a veces por problemas étnicos importados de lejanas tierras, por celos ínter eclesiales o simplemente porque cada jurisdicción se considera a sí misma mejor que las demás. Las comunidades griegas nos han hecho sentir y nos intentan convencer que toda la ortodoxia en Sudamérica debería estar bajo su autoridad, pero como sudamericanos no hemos sido impactados por sus ejemplos de santidad de vida y tampoco por el intento de considerar nuestro idioma como posible de ser escuchado y entendido también en el cielo. No es difícil en nuestro país y en nuestro continente ver a creyentes ortodoxos que buscan en diferentes parroquias, comunidades o misiones donde asistir a los servicios litúrgicos ortodoxos hasta encontrar un lugar donde, a lo menos por un tiempo, se sientan verdaderamente acogidos, amados e integrados.

Me gusta pensar en la historia de Rut del Antiguo Testamento, uno de los muchos textos de la Biblia lleva su nombre. Se trata de aquella moabita que quedó viuda y que se fue a trabajar al Campo de Booz, a recoger las espigas de trigo que se le caían a los trabajadores o que ellos dejaban en el suelo, lo hacía para poder hacer con ellas su propio pan y llevarlo a los hijos de su casa. Rut era una joven viuda, nos parecemos a ella, hemos venido recogiendo las “espigas de ortodoxia” que se les cayeron de sus manos a los griegos, árabes y rusos que llegaron a nuestra tierra… nos sentimos como la joven viuda Rut, se nos falleció la pertenencia a diferentes iglesia y credos no ortodoxos en los cuales vivimos algunos años, quedamos como viudas cuando descubrimos que no era expresión correcta de la verdadera fe. Llegamos al campo de Booz aunque la Patria ha sido siempre nuestra, fuimos recogiendo las espigas; de una comunidad aprendimos que se podía cantar de esta forma, de otra aprendimos los troparios, de otra las vestimentas litúrgicas, de aquella los kontakios, de otra parte de los ritos de la Gran Semana, corrimos en dirección de una comunidad y después de la otra hasta que sentimos la mirada silenciosa y misteriosa de los santos Iconos de la Iglesia Rusa, la santidad de sus Obispos, como la de Vladyka Leonty, Alexander y Laurus, todos de bendita memoria; de vez en cuando vimos que visitaban nuestro país algunos monjes, de pronto algún ruso se casaba con chileno o chilena, allí era más fácil asomarse a la fe ortodoxa, poco a poco juntamos tantas espigas como las necesarias para iniciar la hechura de nuestro propio pan, pero…aún seguimos recogiendo las espigas litúrgicas cada vez que tenemos la oportunidad de corregir nuestro canto y el modo de celebrar y vivir la Santa Liturgia. Sólo falta que la historia concluya en forma feliz como concluyó la de Rut, pues llegó el día en que el dueño del campo, Booz, miró hacia atrás y observó su rostro dándose cuenta que era joven y hermoso, finalmente se casó con ella, la hizo su esposa.

Con una mezcla de mucha alegría, pero también con nostalgia y un poco de tristeza, recuerdo que el primer oficio de bautismo, comunión y crismación que pude asistir en la Iglesia ortodoxa fue cuando yo y mi esposa, en aquel entonces mi novia, iniciamos nuestra vida cristiana ortodoxa. La primera ceremonia de matrimonio ortodoxo que pude presenciar fue cuando nuestro padre espiritual, el primer sacerdote ortodoxo chileno, el Padre Juan Bodenburg-Maldonado, hoy de bendita memoria, bendijo nuestro matrimonio. Siempre quise asistir y presenciar una ordenación de Diácono, la primera vez que asistí a una de ella fue cuando me ordenaron a mi como tal; tenía mucha curiosidad por saber como sería el ceremonial de ordenación de un sacerdote hasta que por fin el 26 de Octubre de 1986 pude asistir a una ordenación, fue cuando el Obispo Gabriel Faddoul, de bendita memoria, Vicario para Chile del Patriarcado de Antioquia, me ordenó como sacerdote. Había llegado a la ciudad de Santiago a comienzo de los 80 procedente del sur del país con la intención de continuar estudios de teología en la Universidad Católica y en la búsqueda de la Iglesia Ortodoxa, la que en aquel entonces me parecía totalmente ausente de Chile. He de reconocer que la primera comunidad que me abrió las puertas fue una comunidad antioqueña, serví allí por diez y ocho años (18 años) hasta que obtuve el permiso canónico para pasar a la Iglesia Ortodoxa Rusa del Exterior invitado especialmente por el muy querido y venerable Obispo Vladyka Alexander (Mileant) de bendita memoria, Obispo de Buenos Aires y Sudamérica, un gran misionero de cuya partida a la eternidad nuestro corazón aún no encuentra el total consuelo.

Aunque todavía estamos lejos de lograrlo, hoy trabajamos para que nuestros jóvenes que aspiran al ministerio sagrado, no sea la primera ceremonia de matrimonio o de ordenación que asistan, aquella en la cual ellos mismo sean consagrado y también trabajamos en esta parte del sur de Chile, para construir una Iglesia que sea un referente de espiritualidad y cultura, un puerto de salvación, de santificación y alabanza, trabajamos para que otros encuentren aquella iglesia que cuando niño no tuvimos la oportunidad de encontrar. Nosotros trabajamos día y noche para lograr una comunidad, una misión de rostro joven y hermoso a los ojos de Dios de tal modo que los jerarcas de nuestra Iglesia, tal como lo hizo Booz cuando vio a Rut, cuando ellos miren hacia atrás vean que esta naciente iglesia tiene un rostro hermoso y encuentre en nosotros alegría y consuelo a los dolores muchas veces causado por los hijos por quienes primeramente ellos vinieron. Si Dios nos hubiese querido griego habríamos nacido en Grecia, si nos hubiese querido árabe, en algún pueblo cristiano del medio oriente hubiésemos nacido y si Dios nos hubiese querido nativos de alguna de las naciones de la Federación Rusa, en alguna de esas admirables repúblicas habríamos nacido. Dios nos quiso Sudamericanos, aquí tenemos una misión que realizar y nuestra cabeza se reclina en el patrimonio cultural y espiritual del honorable pueblo ruso, allí hemos encontrado “la verdadera fe, hemos hallado la verdadera luz”, nos sentimos herederos de ésta que consideramos nuestra madre patria espiritual.

¿Qué descubrimos en la ortodoxia rusa?, ¿Qué nos ha llamado la atención?, ¿Cómo intentamos vivir nuestra ortodoxia?. Hemos venido de sorpresa en sorpresa, generalmente muy buenas, aunque algunas no muy gratas.

Primeramente es necesario tener presente que nosotros en occidente hemos sido educados en una mentalidad aristotélica tomista, acostumbrados al análisis, a la distinción, a diferenciar los elementos del todo y finalmente con serías dificultades para realizar la integración y la síntesis, nos cuesta considerar que el todo es más que la suma de sus partes. Entre tanta distinción hemos llegado a considerar que lo político no tiene nada que ver con lo religioso y lo religioso no se relaciona con lo civil; que lo privado y lo particular no tiene mucha relación con lo social. En nuestros países hay libertad religiosa pero el factor religioso no ha sido un elemento de unidad, sino más bien de separación de tal modo que no hay que extrañarse que algunos gobiernos y algunos ministerios estatales se alejen del tema religioso y que desde la libertad religiosa se haga una oposición sutil a lo religioso. En esta mentalidad no es difícil encontrar que en nuestros pueblos se genere con cierta facilidad la inconsistencia de la fe y sobre todo la inconsecuencia entre lo que se vive y lo que se cree, además del desarrollo de una teología, en un sector del cristianismo, muy de la mano con la elucubración intelectual incapaz de conservar la frescura del mensaje cristiano y de la mística de la iglesia y como respuesta a esta tendencia surgen movimientos y comunidades cristianas que se esfuerzan por prescindir de lo intelectual y prefieren caminar dando la espalda a la historia, dejándose guiar más por la espontaneidad que por la prudencia.

La libertad religiosa en nuestros países es apreciada como un valor aunque con la dificultad de pensarse que casi todo está permitido. Esta libertad religiosa es por un lado querida y por otro temida, es el fruto de la paz social pero tal como lo entendían algunos padres de la Iglesia en el tiempo primitivo, “el tiempo de paz priva a la Iglesia de la sangre de sus mártires” y “la sangre de los mártires es semilla de nuevos cristianos”, no obstante, estamos seguros que la paz no debe entenderse como la ausencia de la guerra, sino más bien como integración del hombre con su cultura, como el resultado del encuentro entre los seres humanos capaces de generar el amor recíproco y la realización de la capacidad de trascendencia.

En medio de esta realidad, surge para nosotros el encuentro con la ortodoxia, de aquella “luz que viene del oriente”. Descubrimos que el ortodoxo hace una integración de su fe con lo cultural, le es más fácil mirar al mundo integrado en un todo y compatibilizar de mejor manera lo privado con lo social, lo intelectual con los sentimientos, lo histórico con lo celestial. Hay quienes cansados y hasta un poco defraudados de la pertenencia a sus comunidades religiosas vienen a nuestras comunidades y misiones y encuentran aquello que nos impresionó desde la alborada de la búsqueda de la ortodoxia: la solemnidad de su liturgia; el aprecio de la posibilidad de que el sacerdote pueda ser casado y de vivir con su esposa y sus hijos al mismo tiempo que está muy al alcance de sus fieles; el silencio trasformado en oración y expresado en la iconografía; la familiaridad de sus comunidades; la fe celebrada con aroma a incienso; la ventana a lo celestial; la vida de sus santos; el sacrificio de sus mártires; la santidad de los Obispos que hemos conocidos; el espacio sagrado en el cual pueden florecer los nobles sentimientos. Llama la atención que en la ortodoxia rusa todo es solemne, nada se improvisa y el visitante puede sentir que el cielo se le ha hecho más palpable, se le ha puesto más a su alcance. Hemos desarrollado la capacidad de asombro y extrañeza, el deseo de Dios se nos ha vuelto más intenso.

Reconocemos que algunos rusos ortodoxos nos cautivaron por su ejemplo de oración, por su perseverancia en la Iglesia y por testimoniar la fe ortodoxa, cuando pensábamos que estaban casi en el cielo, vino la reconciliación de la diáspora Rusa con la Iglesia Madre del Patriarcado de Moscú y Toda Rusia pero prefirieron separarse como si la rama del árbol fuera capaz de renunciar a su tronco; en este momento nos habría gustado verles quizás no tan elevados, un poco más humanos, tal vez un poco más pecadores, pero que hubiesen sido capaces de testimoniar la unidad de la Iglesia y hubiesen aceptado quedarse con nosotros y bajo la bendición de nuestros legítimos pastores. No entendemos como ellos pretenden ser rusos pero sin Rusia.

Nuestro continente tiene una gran sed de ortodoxia, de una alternativa religiosa diferente a la que ofrece el mundo católico romano y diferente a la que ofrece el mundo evangélico. Esta sed de la Iglesia ortodoxa se siente cada día con más intensidad, feliz nosotros pero a la vez pobre de nosotros sino somos capaces de cautivar con una vida de santificación. La gran sed de ortodoxia ha traído también en nuestro país y toda Sudamérica una triste situación, la aparición de los falsos ortodoxos, de las llamadas “iglesias ortodoxas no canónicas” cuya aparición se ha intensificado en los últimos años, liderados por gente deshonesta y muchas veces sin escrúpulos morales, están llevando a muchos al abismo del error, inventando patriarcados, títulos honoríficos y tratando de convencer, con listas casi interminables de supuesta sucesión apostólica, la consagración y validez de sus obispos. Esta ortodoxia no canónica a veces ha hecho temblar nuestras comunidades y llevando un anti testimonio cristiano. Nosotros también tenemos nuestra responsabilidad en este fenómeno pues la verdadera ortodoxia no ha sido capaz de saciar la sed ortodoxa que tienen nuestros pueblos y en ello hemos demostrado nuestra incapacidad de trabajar juntos, muchas veces perdiendo el tiempo y energía en temas y acciones no relevantes.

Finalmente deseo expresar que el conocer y vivir la Iglesia Ortodoxa Rusa nos ha hecho feliz y seguimos trabajando en ella muchas veces llevando en nuestra maleta a nuestra parroquia, cargándola para viajar en autobuses y trenes para visitar alguna comunidad o misión en formación, soñando con un hermoso coro y con un hermoso templo para la mayor Gloria de nuestro Dios y para la dicha espiritual de nuestros hijos. Soñamos con la llegada del día en que nuestros hijos tengan aquello que en nuestra juventud no pudimos encontrar, una iglesia a su alcance. Creemos que Rusia, nuestra madre patria espiritual, tiene una deuda para con la humanidad, devolverle a los Santos “Cirilo y Metodio” para que ellos nuevamente sea capaces de identificarse ahora con nuestra cultura y a partir de ella darle a los tesoros de la ortodoxia, un nuevo sabor, un nuevo aroma; un sabor y aroma sudamericano.

P. Álex Aedo-Vilugrón

Homilía del P. Jaume de Gerona (Cataluña) en el Domingo de los Santos Padres del I Concilio Ecuménico



Fuente: Youtube, canal Girona Ortodoxa

Entrevista al Hno. Gonzalo Tadeo Díaz, cristiano ortodoxo español residente en Estados Unidos


Hermano Gonzalo, en primer lugar agradecerte el poder concederme esta entrevista; es muy importante dar a conocer los testimonios personales de conversiones a la verdadera Fe.

1) Háblanos un poco de ti, dónde y cuándo naciste, a qué te dedicas, tus hobbies...

Me llamo Gonzalo Díaz, aunque mi nombre en la Iglesia es Tadeo, en honor al gran santo (no canonizado aún oficialmente) Tadeo de Vitovnica o Tadeo de Serbia. Como santo ya canonizado, y santo patrón, me atraía la figura del Apóstol Tadeo, que evangelizó en Edesa, convirtiendo al rey Akbar, dando lugar con ello al primer reino cristiano de la Historia. Una bella y apasionante historia. Nací en Valencia, España, en 1976, y ahí viví casi ininterrumpidamente hasta los 31 años. Trabajo como maestro bilingüe de escuela primaria. Mis aficiones son muchas, pero lo que más me gusta es la Historia, la Historia de la Iglesia, Teología, leer, salir al campo, y hablar con los amigos.

2) Vives en EE.UU. ¿Qué tal la vida allí y cual fue tu motivo para emigrar a tal país?

Sí, vivo en los Estados Unidos desde hace ya casi 7 años. El motivo de emigrar fue la escasez de oportunidades laborales, así como motivos personales (deseo de formar una familia cristiana, etc.) y de superación propia, lo cual era difícil ya entonces… y estamos hablando de antes de la “crisis”.

3) Ortodoxo y español (a algunos esto le puede resultar chocante). Cuéntanos qué te llevo a la ortodoxia.

Mi historia es un proceso un poco largo, pero intentaré resumirlo. Mi primera experiencia con la Ortodoxia fue cuando, teniendo yo unos 8 años, leí un volumen de la Colección “El Mundo de los Niños” en donde se hablaba de la Iglesia Ortodoxa, acompañándolo con imágenes de la Basílica de la Santa Sabiduría (Hagia Sofia) en Constantinopla. Aquella belleza me impacto, incluso a esa edad, hasta el día de hoy. Pero obviamente casi no había templos ortodoxos en España en esa época, así que lo guarde como un grato recuerdo. A los 22 años visite la Catedral Griega en Madrid, y me encantó la experiencia, pero al hecho de ser un convencido católico en aquella época, se unió el hecho de no entender nada de la Liturgia, lo cual me desanimo. No volví.

Por último, y tras 12 años como católico practicante (en iglesias de Misa Nueva y de Misa Tridentina) me di cuenta de que los males que aquejan a la Iglesia romana no son a causa de ninguna “infiltración marxista” o “purificación necesaria”, como los medios tradicionalistas suelen ponerlo, sino la consecuencia de siglos de continuo cambio, desde que abandonaron de la Tradición de los Santos Padres. Ello me terminó de convencer de que la Verdad inamovible, estable, de Dios, solo se encontraba y se encuentra en la Santa Iglesia Católica Ortodoxa. Por ello, y tras seria meditación, mi mujer y yo fuimos recibidos en la Ortodoxia mediante el Santo Bautismo en el mismo día, hace ya 3 años.


4) ¿Cómo se vive la ortodoxia en EE.UU.? ¿A qué parroquias asistes? ¿Qué actividades se desarrollan en la misma? ¿Tienes algún encargo dentro de tu comunidad?

En los Estados Unidos la Ortodoxia lleva asentada más décadas que en la Europa Occidental, como norma general. Hay varias jurisdicciones, pero las mas asentadas son la Antioquena, la del Patriarcado Ecuménico, la OCA (Orthodox Church in America), y ROCOR (Russian Orthodox Church Outside of Russia). Varía según jurisdicción. Las jurisdicciones más abiertas a la evangelización y a los conversos son la del Patriarcado de Antioquia, y OCA, que cuentan con un 80% y un 60% de conversos, respectivamente, si no recuerdo mal. Atrás quedaron las épocas en que para ser ortodoxo uno “tenía que ser de una determinada etnia”. La Iglesia es universal, y con ese espíritu se vive aquí.

Mi “parroquia” es un monasterio cercano a San Antonio, donde vivo. También solemos frecuentar Santa Sofía, la parroquia griega de la ciudad.

5) ¿Qué santos son tus favoritos?

Más que santos favoritos (todos lo son), diría santos que me motivan mas o me atraen especialmente, por su ejemplo de humildad, o defensa de la Fe. Por tanto, además de mi mencionado Santo Patrón, y de Tadeo de Serbia, tengo gran admiración por los Santos Mártires de Córdoba, San Nicolas II Romanov, San Alejandro Nevski y San Gregorio Palamas, San Justino Popovic y los Ancianos de Rumanía.

6) ¿Qué lectura espiritual recomendarías a alguien que se esté acercando a la ortodoxia?

Es esta una difícil pregunta, por doble motivo: llevo poco tiempo en la Fe, y además hay multitud de libros. Aunque lamentablemente hay poca literatura en español, puedo recomendar “The Truth of Our Faith” (Elder Cleopa Illie), y también “The Orthodox Companion” es un buen manual. En español, destacaría “El Camino del Peregrino/ El peregrino sigue su camino”, anónimo escrito en dos partes, muy bueno. La obra del Obispo de Nazianzo, el español Hieromártir Paul de Ballester-Convallier “Mi éxodo del catolicismo romano” es igualmente reveladora.

7) ¿Cómo es tu vida espiritual y de oración?

Mi día comienza con unas oraciones de la mañana, de agradecimiento y alabanza en primer lugar, de petición de perdón en segundo lugar, y de peticiones por mis propias intenciones en tercer lugar, como aconseja San Juan Crisóstomo. ¡No veas la fuerza que da para el resto del día! Durante el día rezo la Oración de Jesús (“Señor Jesucristo, ten piedad de mí, el pecador”). A la noche, rezo las oraciones estipuladas por mi Padre Espiritual. Es importante ante todo, mantener la presencia de Dios, y recibir los Sacramentos de la Confesión y Comunión al menos dos veces al mes, así como tener un buen Padre Espiritual que nos guíe.

8) Eres joven y estas casado. ¿Qué consejos darías a un matrimonio cristiano para que pueda vivir en justa armonía?

Que recen juntos, y que lleven las cargas de la convivencia con generosidad y paciencia. Perdonar y pedir perdón, constantemente, es de capital importancia. Nunca hay que acostarse con un enojo hacia la otra persona. Ante todo, oración, mucha oración.

9) ¿Qué opinas de la situación socio-política en EE.UU. y en España (tu país natal)?

Sobre la política norteamericana no conozco mucho. Y es difícil, pues hay dos tabúes en toda conversación en este país (al menos con gente no muy conocida): hablar de política y hablar de religión. En la sociedad hay de todo, pero debo decir que es una sociedad más “iglesista” (de “church-goers”, como se dice en inglés) y menos de religiosa, aunque parezca un contrasentido. La religiosidad, en mi percepción y la de muchos, es vista como un evento socio-cultural, y una forma de pertenencia, y en casos, como un producto más de consumo de esta sociedad moderna, lamentablemente. La fe se está perdiendo también, aunque el ser cristiano está bien visto, en general. Respecto a España, pienso que su regeneración pasa por la vuelta a las verdaderas raíces, a la Fe de San Isidoro y San Leandro. Pero, hoy por hoy, no soy muy optimista al respecto.

10) Sin más, volverte a agradecer tu colaboración y animarte a que digas lo que desees a nuestros lectores.

¡Gracias a ti, hermano! Solo queda decir a aquellos que tengan dudas o temores, que piensen que Dios nunca abandona a quien busca la Verdad, la única Verdad, con rectitud. Dios bendiga te bendiga a ti, al equipo de Ortodoxia Digital y a todos los lectores.

Gabriel González, colaborador de Ortodoxia Digital

sábado, 23 de mayo de 2015

Visita de Mons. Antonio al Papa de Roma


El sábado 23 de mayo de 2015 Mons. Antonio, obispo de Europa Occidental y Central de la Iglesia Ortodoxa Búlgara (cuya...
Posted by Ortodoxia Digital on Sábado, 23 de Mayo de 2015

Apódosis de Pascua 2015 en la catedral de Madrid



La gran Fiesta litúrgica de la Despedida (Apódosis) de la Santa Pascua o del Fin del Tiempo Pascual fue celebrada en la Iglesia Catedral de los Santos Andrés y Demetrio de Madrid con una vigilia solemne la noche del Martes 19 de Mayo. La vigilia estuvo compuesta por los Oficios Sagrados de las Grandes Vísperas Solemnes de la Santa Pascua (h. 21:00) y Maitines Pascuales (h. 22:00), seguidos por la Divina Liturgia Pascual (h. 23:00); la celebración de los dos primeros fue presidida por Su Eminencia Rvdma. Policarpo, Metropolita de España y Portugal, que seguidamente celebró la Divina Liturgia Pontifical.

El Metropolita en su homilía ha dado gracias a Cristo Resucitado porque también durante el corriente año nos ha hecho dignos de celebrar la Santa Pascua de Su vivificadora Resurrección, deseando a los fieles presentes que su vida sea siempre una pascua llena de la Luz sin ocaso y de la Alegría de la resurrección del Vencedor de la muerte y del pecado Jesucristo, Nuestro Señor y Salvador.


Fuente: Sacra Metrópolis de España y Portugal (Patriarcado Ecuménico)

viernes, 22 de mayo de 2015

Consideraciones pastorales del P. Osios Ferrer de Alicante-Zaragoza


En España hay varias parroquias cuyo rector o párroco no es ruso ni ucraniano, sino español, polaco, etc.; ahora bien, el párroco es sacerdote del Patriarcado de Moscú y Toda Rusia. El sacerdote ortodoxo, como bien se sabe, puede ser casado o célibe (soltero), asunto opcional  que él mismo elige antes de ser  ordenado. De cualquier forma, el párroco es alguien que de una forma espiritual y ministerial se "casa" con su parroquia, es decir, se consagra, entrega, ama y sirve a la misma por la Gracia del Señor y en su Fe y Amor.

Las parroquias cuyo rector no es ruso ni ucraniano, sino español, están llenas de parroquianos rusos, ucranianos, etc., en un porcentaje aproximado al 90%. Aquí, al menos, surge la  pregunta: ¿Cómo debe conducir la pastoral el párroco español ante una gran mayoría de feligreses eslavos? Evidentemente esta pregunta se extiende al plano lingüístico, litúrgico, calendario, aspectos culturales, santoral… Deberá celebrar gran parte de la Liturgia y Oficios en Ruso -mejor dicho, en eslavo-, pues una gran mayoría es eslava. También en Castellano, al haber españoles y estar en el territorio del Estado de España. Teniendo en cuenta que hay bastantes matrimonios en que el marido es español. Se da también el caso de que un número considerable de jóvenes rusos de tercera generación apenas habla el ruso, pues han nacido en España, se han educado en colegios españoles, la gran mayoría de sus amigos y contactos son de habla castellana.

El rector de una parroquia de estas características se  debe familiarizar sobre todo con la lengua litúrgica, como ya se ha mencionado, siguiendo el Calendario Ortodoxo Juliano (propio de los rusos, ucranianos, etc.), aunque también celebrará festividades litúrgicas importantes según el Nuevo Calendario Ortodoxo, teniendo en cuenta a sus parroquianos occidentales que también lo siguen.

Es digno de tener en cuenta en la  parroquia el Hecho  Cultural, celebrando festividades religiosas y culturales de los países eslavos, y también occidentales, sobre todo locales, es decir,  españolas.

Si el párroco  es español  y no habla el ruso, ¿qué ocurre en el Sacramento de la Penitencia/Ispovedanie, en el caso en el que el penitente no habla castellano? El asunto es simple, el penitente se confiesa en  su  propia lengua, y  aunque el sacerdote no entiende, da la Absolución. Esto se hace y está justificado por la Oikonomia, o como se dice en términos latinofrónicos, 'Dispensatio', es decir, se "salta" una norma menor en consecución de un fin espiritual de orden mayor o salvífico.

A modo de conclusión, el que  subscribe esta reseña se ha preguntado varias veces, sobre todo antes de iniciar su Ministerio (servicio) entre rusos y ucranianos, si hay alguna dificultad en que el párroco sea español entre  rusos. La respuesta es ¡no! Siempre y cuando el sacerdote RESPETE, AME, CONSIDERE a su feligresía, dando a los mismos aquello que es de justicia: Servicio, Amor, Respeto, poniéndose a servirles teniendo en cuenta su  Lengua, Cultura, Costumbres…..

La parroquia Ortodoxa Rusa en Alicante (España) es de gran mayoría rusa y  ucraniana, asistiendo un buen grupo de españoles, búlgaros...., el párroco es español. Damos gracias a Dios pues la armonía, convivencia... es buenísima.

Arcipreste Osios Ferrer

martes, 19 de mayo de 2015

Visita pastoral de S.E. Néstor a Portugal


O Arcebispo Néstor de Quersoneso (Patriarcado de Moscovo e toda a Rússia) realizará uma visita pastoral a Portugal entre os dias 21 e 24 de Maio de 2015. A agenda da visita é a seguinte:

-21/05/2015 (Festa da Ascensão) às 07:00. Divina Liturgia em Cascais.

-22/05/2015 (Translação das Relíquias de São Nicolau) às 10:00. Divina Liturgia em Setúbal.

-23/05/2015 às 09:30. Divina Liturgia em Lagos com a participação de todos os padres do Patriarcado de Moscovo que servem em Portugal.

-24/05/2015 às 10:00. Divina Liturgia na Paróquia de Todos os Santos de Santa Apolónia.


Fonte: www.lusortodoxia.com
Tradução do russo: Ortodoxia Digital