viernes, 27 de febrero de 2015

El Ayuntamiento de Calatayud (Zaragoza, Aragón) arreglará los accesos a la iglesia ortodoxa rumana de la localidad


Los fieles que quieran llegar a la iglesia ortodoxa rumana de Calatayud podrán hacerlo por una calle lateral a la Estación de Autobuses, que permite el paso de vehículos; y por un acceso peatonal desde la avenida San Nicolás de Francia. Así lo ha anunciado el Ayuntamiento de la localidad, quien se hará cargo de estos arreglos.

El Ayuntamiento de Calatayud ha anunciado que se hará cargo de los arreglos necesarios para garantizar el acceso a la iglesia ortodoxa rumana. De esta forma, los fieles podrán llegar a este templo de reciente construcción por una calle lateral a la Estación de Autobuses, que permite el paso de vehículos; y por un acceso peatonal desde la avenida San Nicolás de Francia.

El alcalde de la localidad, José Manuel Aranda, y varios concejales del Ayuntamiento han visitado este miércoles la iglesia, junto a miembros de la comunidad rumana de Calatayud y el arquitecto municipal. La visita ha servido para conocer in situ las necesidades de acondicionamiento de accesos hasta el templo.

“El esfuerzo económico y humano que ha hecho esta comunidad merece que colaboremos para adecentar el entorno”, ha indicado Aranda. Se espera que la nueva iglesia ortodoxa, perteneciente a la parroquia San Juan “el Rumano”, abra sus puertas a mitad de abril, coincidiendo con la pascua ortodoxa.

El templo ha sido construido en una parcela de unos 2.200 metros cuadrados que cedió el Ayuntamiento de Calatayud. El Consistorio colaboró en las obras entregando una ayuda de 45.000 euros. Mientras, el resto de la financiación ha sido sufragada por la parroquia rumana bilbilitana.

La asociación socio cultural Pro Rumanía Comunidad de Calatayud ha colaborado en la construcción, que se inició en 2012 y a la que le quedan los últimos trabajos en el interior. El inmueble está cubierto de una madera especial traída desde Rumanía, lo que le convierte en la única iglesia de España con estas características. En la planta baja del templo se ha creado una sala social multiusos, donde se realizarán reuniones y actividades para la comunidad rumana.

Hasta ahora, la comunidad ortodoxa de Calatayud se reunía en el teatro Capitol, y con anterioridad lo hicieron en el aula cultural San Benito. Esta nueva iglesia atraerá a fieles de varias comarcas colindantes.


Fuente: www.aragondigital.es