sábado, 28 de febrero de 2015

S.E. Policarpo en la Universidad Católica de Murcia


La Universidad Católica "San Antonio" de Murcia, en el ámbito de las XIV Jornadas Internacionales de Caridad y Voluntariado, que tuvieron por tema este año: "Desarrollo y mujer", ha organizado una "Celebración de Oración Ecuménica por los Cristianos Perseguidos" en la que participó nuestro Eminentísimo Metropolita Policarpo de España y Portugal. Antes de la celebración el Metropolita asistió a la conferencia en un grupo de profesores de la UCAM del Rvdmo. Padre Joan de Barcelona, del Patriarcado de Serbia, con tema: "La Madre de Dios en la teología ortodoxa".

La celebración ecuménica tuvo lugar en la Iglesia de San Francisco de Murcia, de los Padres Capuchinos, y fue presidida por el Eminentísimo Cardenal Carlos Amigo, Arzobispo emérito de Sevilla. Han participado nuestro Metropolita, el Rvdmo. Arcipreste Stavrofor Joan García Casanovas, Vicario General para España y Portugal del Patriarcado de Serbia, el Rvdmo. Arcipreste Aurelian Stoica, Vicario del Obispado Rumano para la Comunidad Valenciana y Murcia, el Rvdo. Padre Yaroslav Pytkovskyy, Párroco del Patriarcado de Moscú en Murcia y el Rvdo. Pastor Heinz Gert Funke, de la Iglesia Evangélica Luterana de Alemania.

El Metropolita Policarpo ha dirigido a los numerosos presentes una profunda reflexión sobre el argumento de la Oración:

"Eminentísimo Sr. Cardenal Carlos Amigo, Arzobispo emérito de Sevilla,
Reverendísimos Padres,
Excelentísimo Sr. Presidente de la UCAM,
Queridos hermanos y hermanas en Cristo,

Con inmensa alegría y conmoción espiritual participo en esta “Celebración de Oración Ecuménica por los Cristianos Perseguidos”, y antes de exponerles mi breve reflexión, quiero expresar mi agradecimiento y mis congratulaciones al organizador de este evento, la Universidad Católica “San Antonio” de Murcia, por la elección de este importantísimo y actualísimo tema.

Las “Bienaventuranzas” de Nuestro Señor y Salvador Jesucristo, pronunciadas en Su famoso “Sermón de la Montaña”, terminan con lo siguiente: “Bienaventurados los que serán perseguidos por mi nombre (o por mi causa). Alegraos y regocijaos porque la recompensa será grande en los cielos” Y en el Antiguo Testamento Él mismo como Verbo no encarnado (Lógos ásarkos) nos exhorta a ser mártires y santos, porque Él es Mártir, testigo y Santo por excelencia.

Existen dos “tipos” de martirio: el martirio de la sangre y el martirio de la conciencia, Ambos son del mismo valor. Sin embargo, algunos Santos Padres de la Iglesia dan más importancia al martirio de la conciencia que al martirio de la sangre, porque el primero es continúo y toca el mundo interior del hombre, mientras que el segundo dura una vez para siempre. Estos dos martirios los sufren cuotidianamente los Cristianos verdaderos y auténticos de hoy en todas las partes de nuestro planeta. En Medio Oriente, donde nació el Cristianismo, hoy nuestros hermanos padecen el martirio de la sangre, simplemente porque son Cristianos y quieren permanecer Cristianos, mientras en nuestro Occidente materialista sufren el martirio de la conciencia. Pero, como nos asegura Nuestro Señor mismo: “No tengáis miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma”. El cuerpo obligatoriamente será condenado a la muerte; el alma es inmortal.

La Iglesia de Cristo es principalmente dos cosas: a) un Hospital que cura y sana cada enfermedad espiritual y corporal; es el único Hospital en el que uno entra enfermo y sale sano. En los otros hospitales puede suceder lo contario: entrar sano y salir enfermo. b) una Fábrica que produce mártires y santos. Si no sana las enfermedades y no produce mártires y santos no es la Iglesia de Cristo, sino un Organismo social de este mundo vano, como otros Organismos similares.

Pero gloria, agradecimiento, honor y adoración a Dios Trino, que sigue, en un mundo sensualista, agnóstico y apóstata, premiando a Su Santa Iglesia con médicos, mártires y santos. Ellos son la gloria, el orgullo, la corona, el fundamento, la fuerza, la esperanza, el sostenimiento y el ejemplo viviente para todos nosotros, que queremos y luchamos para ser Cristianos auténticos y verdaderos y no nominativos. Ellos se ponen ante los hombres con la parte del Señor, seguros de que también Él se pondrá con su parte ante Su Padre en los cielos. No lo niegan para no ser negados ante el Padre. Sucede lo mismo con los atletas. Padecen todo para recibir al final la medalla. Y los mártires son llamados atletas de Cristo y de la Iglesia, porque padecen todo para recibir la Corona de Oro, el Paraíso, la vida eterna. Paralelamente son un puente firme, seguro y auténtico de Unidad entre todos los Cristianos de hoy.

El pasado día 16 de febrero en su discurso que dirigió al Rvdo. John Chalmers, Moderador de la Iglesia Reformada de Escocia, el Papa Francisco ha dicho: “La sangre de nuestros hermanos cristianos es un testimonio que grita. Sean católicos, ortodoxos, coptos, protestantes, no interesa; son cristianos. Y la sangre es la misma, la sangre confiesa a Cristo”. Permanecer impasibles frente a la sangre de nuestros hermanos significa no confesar a Cristo, sino que negarlo. O para expresarme con el sagrado Salmista: “Confesarlo con los labios solo y no con el corazón y la mente”. Y en este caso sucederá esto que ha dicho Cristo: “Si no hablan los hombres, hablarán las piedras”. Y esto vale más cuando las piedras están emergidas por la sangre de mártires confesores.

Nos alegramos y regocijamos, queridos hermanos y hermanas en Cristo, por esta confesión y por este martirio de sangre y de conciencia de nuestros hermanos Cristianos en todo el mundo, y especialmente en la amada región del Medio Oriente, y rogamos calurosamente que su martirio y testimonio aleje nuestros miedos mundanos, fortalezca nuestra fe, restituya nuestras faltas y limpie nuestros pecados a través una confesión de nuestra fe heroica y pública, la penitencia y el arrepentimiento, situaciones que nos llaman a vivir más fuertemente este importante y significativo periodo litúrgico que todos los Cristianos, Orientales y Occidentales, atravesamos: la Santa y Gran Cuaresma de Pascua de Resurrección.

A todos deseo una buena y santa Gran Cuaresma y una feliz llegada a “la fiesta de las fiestas” y a “la solemnidad de las solemnidades” (San Juan Crisóstomo), la Santa Pascua de Resurrección, en la que festejamos nuestro pasaje de la esclavitud a la libertad, de la corrupción del pecado a la incorruptibilidad, de la tierra al cielo, de la muerte a la vida, vida de Cristo Resucitado, vida eterna. Amén".


Fuente: Arzobispado Ortodoxo de España y Portugal (Patriarcado Ecuménico)

Entrevista al P. Arximandrita Cristòdul de Barcelona (Catalunya)


El Rnd. arximandrita Hristodoulos ens acompanya fins a la parròquia catòlica de la Concepció, per ensenyar-nos la capella de la Mare de Déu de Montserrat, on celebra la Divina Litúrgia cada diumenge. Des de fa tres anys, és el rector de la parròquia ortodoxa de Sant Nectari, que atén la comunitat ortodoxa grega. Tot just començada la Gran Quaresma, es prepara per a la festa de l’Anunciació, festa nacional grega.

El 25 de març, l’Església ortodoxa celebra, com també ho fa la catòlica, la festa de l’Anunciació de Maria.

Per a nosaltres és una gran festa. A més de la significació cristiana, també és la festa nacional grega i la celebrem amb gran solemnitat: començarem amb la Divina Litúrgia, després el Tedeum, continuarem amb cançons populars i ho arrodonirem amb un piscolabis. Enguany, aquest dia cau en dijous, i ho celebrarem el diumenge següent perquè és una celebració que congrega moltes més famílies que les habituals de cada setmana.  

Al gener vau celebrar la Vasilòpita.

Sí, aquesta és la celebració de Cap d’Any típica de Grècia. El centre de la festa és un pastís en record de sant Basili, que tant a la parròquia com a cada casa es beneeix, es talla i se’n reserva una part per a Crist i una altra per a sant Basili, i la resta es reparteix. Com en el tortell de Reis, hi ha una sorpresa, que consisteix en una moneda que augura bona sort per a tot l’any. Aquesta és una festa molt popular, i ens va alegrar molt que el director general, Enric Vendrell, també hi participés.

Com és la comunitat grega a Catalunya?

Fa tot just tres anys que jo sóc a Barcelona, però la parròquia grega de Sant Nectari es va crear fa quaranta anys. La majoria de famílies són mixtes, amb un dels cònjuges català, i això fa que estiguin plenament integrades a Catalunya. Alhora, això també fa que el lligam amb l’Església ortodoxa s’hagi esmorteït.

Aquí viviu amb la família?

No, jo sóc monjo del monestir de Kutlumusíou, a la península d’Athos. Els popes sí que són casats, però els preveres monjos, com tots els bisbes ortodoxos, som cèlibes. Després de viure al monestir, vaig servir en una parròquia a Grècia, i al cap de pocs anys vaig ser enviat a Catalunya. Vaig notar un canvi molt fort, tant pel país com perquè vaig passar d’una parròquia gran a una comunitat reduïda, com és la de Barcelona.

Quina és la vostra missió a Barcelona?

Jo m’he proposat fer de la parròquia un centre de referència. Quan vaig arribar a Catalunya, no hi havia cap sacerdot grec, cap capella per a la comunitat grega, cap espai de trobada. Va ser un moment dur, però en aquests anys, ha augmentat la feligresia i sobretot el sentiment de comunitat: després de la Divina Litúrgia, ens trobem per prendre cafè grec, algunes senyores porten una mica de rebosteria i aquestes estones de compartir ens han unit molt.

I ara disposen d’una capella.

L’Església catòlica m’ha ajudat molt, a mi personalment i a l’Església grega com a institució. Monsenyor González-Agápito m’ha acollit molt bé, i mossèn Corts ha facilitat que compartim la capella de la Mare de Déu de Montserrat de la parròquia de la Concepció. Ja hem instal·lat un iconòstasi i, en la mesura de les nostres possibilitats, l’anem millorant amb noves icones. Hi celebrem la Divina Litúrgia cada diumenge, i cada divendres de Quaresma cantem l’Akahistós, en honor de la Mare de Déu. En altres moments, els catòlics també hi celebren missa. Els catòlics em tracten com un germà, però no només de paraula, sinó amb fets concrets. Els estic molt agraït.

Això significa que s’avança en l’ecumenisme?

Curiosament, els representants de les diverses esglésies ortodoxes només ens trobem quan ens conviden els catòlics, per exemple, a la Setmana de Pregària per la Unitat dels Cristians. Com que les esglésies ortodoxes tenen jurisdicció nacional, potser ens tanquem massa en la nostra pròpia comunitat i en poques ocasions celebrem junts la fe que compartim. En tot cas, valoro molt positivament la relació amb els catòlics i els ortodoxos catalans perquè aquesta estreta col·laboració significa que ens centrem en el Crist, que és qui ens uneix.


Font: Departament de Governació i Relacions Institucionals de la Generalitat de Catalunya

Ciclo de conferencias sobre iconos en Madrid


¡Por muchos años!


Desde Ortodoxia Digital deseamos felicitar a Su Toda Santidad Bartolomé I, Arzobispo de Constantinopla-Nueva Roma y Patriarca Ecuménico, que cumple hoy la venerable edad de 75 años.

¡Por muchos años! Χρόνια πολλα!

viernes, 27 de febrero de 2015

Conozcamos a nuestros obispos: Mons. Ignacio


Nacido el 7 de julio de 1976 en Bihor, provincia de Harghita (Rumanía) e hijo de Gheorghe y Ana, Mons. Ignacio asistió a la Escuela General de su localidad natal, donde terminó sus estudios en el año 1991. Posteriormente estudió en el Colegio Mihai Eminescu de Topliţa, provincia de Harghita (1991-1992), en el Seminario Teológico Ortodoxo Metropolitano Simion Ştefan de Alba Julia (1992-1997) y en la Facultad de Teología Ortodoxa de Alba Julia (1997-2000). Tras una estancia como investigador bibliográfico en el monasterio benedictino de En Calcat, Francia (1998), continuó su formación profesional cursando un Máster organizado por la Facultad de Teología Ortodoxa de Alba Julia (2003-2005) que terminó con la disertación "La Teología de la persona en el pensamiento del P. Dumitru Stăniloae. Una incursión en la Teología Patrística y contemporánea" (Alba Julia, 2005)

Fue admitido a los cursos de doctorado de la Facultad de Teología Andrei Şaguna de Sibiu, en la especialidad de Patrología y Literatura Postpatrística, bajo la dirección científica del Archidiácono Prof. Univ. Dr. Constantin Voicu (2001-2007). Sus estudios doctorales continuaron en la Facultad de Teología Patriarca Justiniano de la Universidad de Bucarest bajo la dirección científica del Diác. Prof. Univ. Sr. Ioan Caraza (2007-2011) y culminaron con la elaboración y defensa de la tesis "San Gregorio Palamás y la doctrina sobre las energías increadas" (Bucarest, 2011).

En el período 2003-2008 Mons. Ignacio siguió estudios postuniversitarios (doctorado) en Atenas (Grecia) como becario del Santo Sínodo de Grecia y del YKY (Ydrima Kratikon Ipotrofion). Actualmente es doctorando en la Facultad de Teología Ortodoxa de la Universidad Ethnikó Kapodistriakó de Atenas y prepara una tesis sobre "La contribución de los teólogos rumanos contemporáneos al diálogo teológico intercristiano" bajo la dirección científica del Archim. Prof. Univ. Dr. Nikolaos Ioannidis y de S.E. el Metropolita Prof. Univ. Dr. Crisóstomo Savvatos.

Su preparación teológica, intelectual y espiritual se la debe a S.E. el Arzobispo y Metropolitano Andrei Andreicuţ, que, con el refinamiento y elegancia espiritual que lo caracterizan, le ha inspirado una verdad fundamental para el servicio sacerdotal: la misión tiene que ir de la mano de la oración.

Fue ordenado diácono y presbítero en el año 2001, y entró en las filas del monaquismo en 2008 en el monasterio de la Santa Trinidad de Alba Julia (la catedral arzobispal). En el mismo año fue elevado a la dignidad de Protosincelo, y en 2011 a la de Archimandrita. Su relación cálida y eficaz, desde el punto de vista pastoral, con los fieles de la catedral y con los estudiantes del medio universitario de Alba Julia le valieron el sobrenombre de "amigo y Padre Espiritual de los jóvenes". Quizás por este motivo su primer trabajo publicado fue sobre los jóvenes ("La paradoja cristiana y el libro de la juventud", Alba Julia, Edit. Reintegración, 2008).

El 24 de octubre Mons. Ignacio fue elegido por el Santo Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Rumana para el cargo de Obispo Vicario del Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portutal con el título de "Mureșanul". Su consagración episcopal tuvo lugar el 11 de diciembre de 2011 en la catedral metropolitana de los Santos Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael de París, Francia.

A lo largo del tiempo ha sido redactor responsable del boletín del Arzobispado de Alba Julia "Maravillosa Fe" (1998-2003) y miembro del comité de dirección de la Asociación de Jóvenes Ortodoxos de los Balcanes (B.O.Y.A.) como representante de las asociaciones juveniles de Rumanía (1998-2002). En el mundo didáctico ha sido asistente asociado de la cátedra de Formación Espiritual (2002-2003); asistente titular (2004-2008) de la cátedra de Patrología y Literatura Postpatrística y lector titular de la cátedra de Patrología y Literatura Postpatrística y Lengua Griega (2008-2011) de la Facultad de Teología Ortodoxa de Alba Julia. Ha hecho una gran contribución a la visión y práctica pedagógico-universitaria mediante sus cálidas aportaciones personales en tanto que profesor y amigo indisimulado de la Patrística y de los estudiantes de la Facultad de Teología de Alba Julia.

Los estudios publicados e investigaciones llevados a cabo por Mons. Ignacio demuestran que es un apasionado de la Teología patriótica del siglo XIV, de la Teología de la persona, de los antecedentes patrísticos y sus implicaciones contemporáneas, de la relación entre la Teología y la Filosofía en el mundo oriental y de la tradición hesicasta en sus variantes bizantina y rumana.

Es miembro del equipo de redacción de la revista "El altar de la Reintegración", publicación oficial de la Facultad de Teología de Alba Julia; miembro del comité de redacción de la revista Tabor (revista de cultura y espiritualidad de la Metrópolis de Cluj, Maramureş y Sălaj) y del equipo de redacción de la emisora de radio Reintegración.

Su actividad científica incluye un libro, una traducción, trece estudios científicos, tres conferencias internacionales y nacionales, ocho conferencias espirituales en Rumanía y en el extranjero (Londres, Oxford, Madrid, París) entre las cuales se encuentran "Objetivo espiritual: se busca un joven crispado de la vida y alérgico a la fe" en el Aula Magna Mihai Eminescu de la Universidad Alexandru Ioan Cuza de Jassy el 18 de marzo de 2010; "El hombre cristiano, entre la obsesión por el éxito y la vocación a la santidad" de la Asociación de Jóvenes Ortodoxos Nepsis de Londres el 6 de junio de 2010; "La fe viva como fuente inextinguible de certeza irrevocable" de la Oxford Student Society de Oxford el 8 de junio de 2010; "La oración: lucha del hombre con Dios y tensión hacia la deificación" del Congreso Internacional Nepsis de Torrejón de Ardoz el 24 de septiembre de 2011; "El joven, entre la alegría de alejarse de la fe y la desorientación por la muerte de su alma" en el Aula Magna Mihai Eminescu de la Universidad Alexandru Ioan Cuza de Jassy el 5 de abril de 2011. Treinta artículos de divulgación ("Maravillosa Fe", "Luz", "Viejo Dilema", "Astro de Blaj", "Unión", "La Información de Alba Julia") y más de cien emisiones, entrevistas, reportajes en radio y TV (Radio Reintegración, Radio Trinidad, Radio Rumanía Actualidad, Radio Renacimiento, TV Trinidad…).


Fuente: Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal (Patriarcado Rumano)
Traducción del rumano: Ortodoxia Digital

Conozcamos a nuestros obispos: Mons. Job


Job de Telmessos (Ihor Wladimir Getcha) nació el 31 de enero de 1974 en Montreal (Canadá), y fue elegido para pastorear el Exarcado de las Parroquias de Tradición Rusa en Europa Occidental (Patriarcado Ecuménico) en noviembre de 2013.

Nacido en el seno de una familia de origen ucraniano, Ihor Getcha fue educado en el Colegio Francés de Montreal y en la Universidad de Manitoba, Winnipeg. Estudió Teología en el Colegio de San Andrés de Manitoba y en el Instituto Teológico Ortodoxo San Sergio en París, donde obtuvo su doctorado; el mismo título obtuvo en el Instituto Católico de París.

El 9 de enero de 2004 fue elevado al rango de Hegúmeno, y el 18 de julio del mismo año al de Archimandrita.

Ha trabajado como lector y profesor de Historia Eclesiástica, Liturgia y Derecho Canónico en varias instituciones de enseñanza, incluidos San Sergio, del cual fue deán de 2005 a 2007, el Instituto Católico, la Universidad de Friburgo y, desde 2009, el Centro Ortodoxo del Patriarcado Ecuménico en Chambésy (Suiza).

Aunque fue tonsurado monje y ordenado diácono por el Metropolitano Basilio de Winnipeg de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana de Canadá y en la Catedral de Santa Sofía de Montreal en 1996, Getcha ha servido principalmente en el Exarcado. Fue ordenado sacerdote por el Arzobispo Gabriel de Comana en 2003.


Fuente: Wikipedia
Traducción del inglés: Ortodoxia Digital

Conozcamos a nuestros obispos: Mons. Néstor


Mons. Néstor (Sirotenko) fue nombrado obispo de Quersoneso, con jurisdicción sobre las parroquias del Patriarcado de Moscú en Francia, Suiza, España y Portugal, el 24 de diciembre de 2010. Sucedió a Mons. Inocencio (Vassiliev), que se convertía en Arzobispo de Vilna y de Toda Lituania.

Mons. Néstor había sido nombrado obispo de Cafes, auxiliar de la diócesis de Quersoneso, el 31 de mayo de 2010 por el Santo Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Rusa. Su ordenación episcopal fue celebrada en la catedral de Cristo Salvador de Moscú el 5 de septiembre de 2010 (memoria de San Ireneo de León).

De 2008 a 2010, Mons. Néstor fue deán de las parroquias de la diócesis de Quersoneso en Francia y rector de la iglesia catedral de los Tres Santos Doctores de París.

Nacido en 1974 en Moscú (Rusia), Mons. Néstor hizo sus estudios en el seminario y en la academia de Teología de Serguiev Posad. Llegó a Francia en 1999 para continuar su formación en el Instituto de Teología Ortodoxa San Sergio. Durante muchos años, el P. Néstor fue rector de la parroquia de Asnières (Exarcado de las Parroquias Rusas de Europa Occidental - Patriarcado Ecuménico).

Mons. Néstor enseña Teología Pastoral en el seminario ortodoxo ruso de Épinay-sous-Sénart.


Fuente: Diócesis de Quersoneso (Patriarcado de Moscú y Toda Rusia)
Traducción del francés: Ortodoxia Digital

El Ayuntamiento de Calatayud (Zaragoza, Aragón) arreglará los accesos a la iglesia ortodoxa rumana de la localidad


Los fieles que quieran llegar a la iglesia ortodoxa rumana de Calatayud podrán hacerlo por una calle lateral a la Estación de Autobuses, que permite el paso de vehículos; y por un acceso peatonal desde la avenida San Nicolás de Francia. Así lo ha anunciado el Ayuntamiento de la localidad, quien se hará cargo de estos arreglos.

El Ayuntamiento de Calatayud ha anunciado que se hará cargo de los arreglos necesarios para garantizar el acceso a la iglesia ortodoxa rumana. De esta forma, los fieles podrán llegar a este templo de reciente construcción por una calle lateral a la Estación de Autobuses, que permite el paso de vehículos; y por un acceso peatonal desde la avenida San Nicolás de Francia.

El alcalde de la localidad, José Manuel Aranda, y varios concejales del Ayuntamiento han visitado este miércoles la iglesia, junto a miembros de la comunidad rumana de Calatayud y el arquitecto municipal. La visita ha servido para conocer in situ las necesidades de acondicionamiento de accesos hasta el templo.

“El esfuerzo económico y humano que ha hecho esta comunidad merece que colaboremos para adecentar el entorno”, ha indicado Aranda. Se espera que la nueva iglesia ortodoxa, perteneciente a la parroquia San Juan “el Rumano”, abra sus puertas a mitad de abril, coincidiendo con la pascua ortodoxa.

El templo ha sido construido en una parcela de unos 2.200 metros cuadrados que cedió el Ayuntamiento de Calatayud. El Consistorio colaboró en las obras entregando una ayuda de 45.000 euros. Mientras, el resto de la financiación ha sido sufragada por la parroquia rumana bilbilitana.

La asociación socio cultural Pro Rumanía Comunidad de Calatayud ha colaborado en la construcción, que se inició en 2012 y a la que le quedan los últimos trabajos en el interior. El inmueble está cubierto de una madera especial traída desde Rumanía, lo que le convierte en la única iglesia de España con estas características. En la planta baja del templo se ha creado una sala social multiusos, donde se realizarán reuniones y actividades para la comunidad rumana.

Hasta ahora, la comunidad ortodoxa de Calatayud se reunía en el teatro Capitol, y con anterioridad lo hicieron en el aula cultural San Benito. Esta nueva iglesia atraerá a fieles de varias comarcas colindantes.


Fuente: www.aragondigital.es

Mesa redonda en Madrid sobre la persecución de cristianos en Kosovo

 
El Instituto CEU de Estudios Históricos tiene el gusto de invitarle a la mesa redonda Persecución de Cristianos en Kosovo, que tendrá lugar el jueves 5 de marzo a las 19:00 h. en el Salón de Actos de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación (Pº Juan XXIII, 6 - 28040 Madrid).
 
Por otro lado, a las 21:00 h. tendrá lugar una cena benéfica organizada por Solidaridad Kosovo en el restaurante Café del Río (Avda. de Portugal, 1). El precio para asistir a la cena es de 40€, y las reservas se pueden realizar hablando con el Sr. Miguel (695303467) o con el Sr. Jesús (673141495).
 
 

jueves, 26 de febrero de 2015

Onomástica de S.E. Policarpo en la catedral ortodoxa de Madrid


Renovación de la página web de la Parroquia de San Jorge de Valencia (Comunidad Valenciana)

 
A principios del mes de febrero de 2015 comenzaron los trabajos de renovación de la página web de la Parroquia de San Jorge el Victorioso de Valencia, donde se colgarán los horarios de las Liturgias, vídeos, etc. referentes a esta comunidad de la Diócesis de Corsún/Quersoneso (Patriarcado de Moscú y Toda Rusia) pastoreada por el P. Arcipreste Sergiy Prosandeev.
 
La dirección de la Parroquia es www.ortodoxia.es
 
 
Adaptación: Ortodoxia Digital

Mons. Timoteo se reunió con el obispo latino de León (Castilla y León)

 
El día 25 de febrero de 2015 Mons. Timoteo, obispo del Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal, se reunió en la sede del Arzobispado (latino) de Madrid con D. Julián López Martín, obispo de León.
 
En el contexto de esa reunión ambos jerarcas firmaron un acuerdo mediante el cual el Obispado de León cede gratuitamente un edificio en los alrededores de la ciudad de León al Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal.
 
Tras su restauración, en ese edificio funcionará el tercer monasterio ortodoxo rumano de España.
 
 
Fuente:  Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal (Patriarcado Rumano)
Traducción del rumano: Ortodoxia Digital

miércoles, 25 de febrero de 2015

Homilía de Cuaresma 2015 del Patriarca Ecuménico


+BARTOLOMÉ
POR LA MISERICORDIA DE DIOS
ARZOBISPO DE CONSTANTINOPLA-NUEVA ROMA
A TODA LA PLENITUD DE LA IGLESIA
GRACIA Y PAZ DE NUESTRO SEÑOR Y SALVADOR JESUCRISTO
Y DE NOSOTROS ORACIÓN, BENDICIÓN Y PERDÓN

“Comienza la etapa de las virtudes. Venid, los que queráis participar”. (Oficio del Domingo del Perdón).

Nuestro Señor Jesucristo nos injerta en Su cuerpo y nos llama a ser santos "como yo", dice, "soy santo" (1Ped. 1:16). Nuestro Creador desea que tengamos comunión con Él y disfrutar su gracia, a participar es decir en su santidad. La comunión con Dios es una vida de arrepentimiento y de santidad, y el alejamiento de la misma, el pecado, es identificado por los Padres de la Iglesia como la "maldad del corazón." El "pecado no es de la naturaleza, sino de la mala intención" (Teodoreto de Ciro, Diálogo A- immutabilis, PG 83, 40D) y del mal espíritu y "nadie peca profesando la fe”, según el teóforo Ignacio.

La santidad es propiedad del Señor, que es “el que ofrece y el que recibe, el dador y el divulgador". El oficiante por la gracia del Sacramento de la Eucaristía ofrece a los fieles “los santos dones a los santos”, el Cuerpo y la Sangre de Cristo, y recibe enseguida de parte de la plenitud de los ortodoxos la respuesta de la ofrenda que “un solo santo, un solo Señor, Jesucristo, a la gloria de Dios Padre ", el “siempre consumido y nunca desgastado, que santifica a los participantes".

En la lucha humana para conseguir la “semejanza” con Dios, por el cual fue creado, es decir la santidad, tiene como objetivo exclusivamente la salvación del hombre, la Una, Santa, Católica y Apostólica Ortodoxa Iglesia "debidamente proclamó" un período del año como tiempo de especial oración y súplica, para apaciguar los sufrimientos del alma y el cuerpo.

Este período que comienza mañana es la preparación salvadora para la "Pascua grande de Cristo." Es la Santa Gran Cuaresma, que debemos vivir “rezando y solicitando perdón "para degustar verdaderamente la Pascua" con todos los santos ", al convertirnos en “santos” por la confesión ante Dios y los hombres que somos “piezas de barro” "aplastados por el mal todos los días, “caídos y resucitados”. Confesemos pues nuestra imperfección humana y debilidad y nuestra nulidad delante de Dios, arrepentidos y repitiendo mañana y noche, al mediodía, todo el tiempo y a todas horas, a pesar de ser “santos” a través del bautismo, “un solo santo, un solo Señor, Jesucristo, a la gloria de Dios Padre”.

Llamamos, pues, a todos los fieles ortodoxos, clérigos, monjes y monjas, hermanos e hijos, a transformar nuestra vida, siempre por cierto, sobre todo durante este período de la Santa y Gran Cuaresma, en amor hacia el prójimo e intento de preparación para la participación más impresionante desde aquí en adelante en el reino sin ocaso del Señor, la "nueva Pascua". Invitamos a todos los que viven en santidad y lucha espiritual para que sea regalada a la gente y a nosotros como "una dosis benevolente" y "una donación perfecta" la posibilidad de superar el pecado, porque "todo aquel que es nacido de Dios no comete pecado [..] y no puede pecar aquel que nace de Dios "(1 Jn. 3: 9-10).

Entremos, pues, con toda nuestra alma, no con mal humor sino con alegría y gozo, en esta etapa de las virtudes espirituales y armados " del brillo del amor, el resplandor de la oración, la pureza de la castidad, la fuerza del valor," y acompañemos al Señor, suplicando para que no se "malogre la distancia que nos separa de Él" (Gloria de la Cruz), pero nuestro reclamo, “como llegar este mundo radiantes en el santo día resplandeciente y perpetuo de la Resurrección" (oficio del Lunes de la 1ª semana de Cuaresma).
Hermanos e hijos en Cristo,

La Cuaresma es un tiempo de preparación y voz de arrepentimiento de nuestra conciencia, la cual, interior y inexpresable, es nuestro juicio personal. Cuando nos encuentra fallando protesta intensamente, porque “no hay nada más pesado en este mundo”, según el predicador de la experiencia de arrepentimiento San Andrés de Creta. Por lo tanto, se debe apaciguar la conciencia de cada uno, a través del arrepentimiento, para que “quemando la conciencia ofrezcamos una plenitud mística", sacrificando nuestras pasiones y ofreciéndolas en amor y sacrificio por el prójimo, como el Señor mismo para "un mundo de vida y salvación ". Sólo entonces se levantará por nosotros de la tumba y pediremos perdón y viviremos como humanos en el respeto mutuo y en amor lejos de ellos que vemos durante estos días de horrendos crímenes que afectan a toda la humanidad. En esta lucha tenemos como aliados y embajadores a todos los santos, e incluso la Santa Madre de nuestro Señor, que a través de sus súplicas es otro depurador "lavado de conciencia."

Por lo tanto, animo y ruego, como Padre espiritual, a nuestros fieles ortodoxos en el mundo y a todos los demás a actuar en conciencia a partir de mañana que comienza el período de virtudes, "no pensar sin fundamento, y no actuar delictivamente", pero avanzar en Gracia para limpiar las conciencias "opinión benevolente" a través del arrepentimiento, teniendo la certeza de que los cielos y la tierra y todo lo "visible e invisible" se tranquilicen bajo la luz de la Resurrección del Señor.

Nosotros estamos, "ante las puertas del templo del Señor", si nos comportamos dignamente y nos vestimos la luminosa túnica de imitación de Cristo y para ser dignos de la nueva “identidad “que proviene de la Fuente de la inmortalidad, degustando la alegría de la dichosa tumba del Señor y reuniéndonos en la Iglesia "hasta lo más alto del lugar de sacrificio". Dios lo quiera.

Santa y Gran Cuaresma 2015
+Bartolomé de Constantinopla
Ferviente intercesor ante Dios por todos vosotros


Fuente: Arzobispado Ortodoxo de España y Portugal (Patriarcado Ecuménico)

martes, 24 de febrero de 2015

Demostrado el origen común del Santo Sudario de Oviedo (Asturias) y la Santa Síndone de Turín (Italia)


El equipo de Investigación del Centro Español de Sindonología (EDICES), en colaboración con la Universidad Católica de Murcia (UCAM), han confirmado que el Sudario de Oviedo, el pañuelo de lino que envolvió la cabeza de Jesucristo después de su Pasión, contiene el mismo tipo de polen que el Sudario de Turín, la sábana que cubrió el cuerpo del Señor.

El polen ha llegado hasta nuestros días fijado a un coágulo de sangre y proviene de la especie Helicrysum, utilizada en los ungüentos para amortajar a los cadáveres de los sepulcros judíos durante el siglo I de la era cristiana.

En declaraciones a ACI Prensa, Alfonso Sánchez Hermosillo, director de EDICES, explicó que “este tipo de polen tenía un precio más alto que el oro y demuestra que el cadáver recibió el trato que habría recibido una persona muy influyente y poderosa. Según los Evangelios, para amortajar a Jesús, se utilizó una cantidad importante y costosa de mirra y óleos para amortajar el cuerpo de Jesucristo”.

El también jefe de Sección de Histopatología Forense del Instituto de Medicina Legal Murcia, considera que el hallazgo es otra correlación más de primer orden, a unir junto a la lista puesta de manifiesto por el estudio científico de estas reliquias de la Pasión de Jesús.

Manchado de sangre y con alguna quemadura de velas, este paño de forma rectangular encarna una de las prendas funerarias que envolvieron al Señor descritas por San Juan en el Evangelio. Esta prenda, junto a la Sábana Santa, habrían sido recogidas por el apóstol junto a San Pedro al descubrir la tumba vacía de Jesucristo.

El Santo Sudario de Oviedo representa así una de las reliquias más importantes de la Iglesia Católica que hoy descansan en la Cámara Santa de la Catedral de Oviedo (España).

La investigación se ha llevado a cabo a través de un microscopio de barrido electrónico de última generación de la UCAM. Marzia Boi, la palinóloga del EDICES, el Centro Español de Sindonología, ha explicado que el polen tiene la misma morfología que el de la sábana de Turín.

Asimismo, la experta descarta que el polen proceda de una contaminación posterior a la época de Cristo, ya que se encuentra adherido a la sangre; es decir, llegó a la reliquia, a la misma vez que la sangre, no de forma aleatoria en algún momento a lo largo de su historia. Este dato, además, reconoce la autenticidad del Sudario de Oviedo y desmiente que se trate de una falsificación.

Investigaciones anteriores demostraron varios aspectos que relacionan ambas reliquias. El Sudario de Oviedo y la Sábana Santa presentan manchas de sangre humana del grupo AB, y además las manchas de sangre encajan matemáticamente con las de la cara presente en ambos tejidos, explicando que habrían cubierto el mismo rostro.

La Sábana Santa tiene impreso el rostro y el cuerpo maltratados de un hombre que coincide con la descripción del Señor. Según la historia de la Iglesia, los primeros cristianos llevaron consigo la Sábana para preservarla de la persecución.

Desde Jerusalén y a lo largo de los siglos, atravesaron Edesa, Constantinopla, Atenas, Lirey, Chambery y finalmente, llegó a Turín, donde ha sido objeto de numerosas investigaciones y donde han encontrado que este recorrido descrito por la historia de la Iglesia, coincide con la procedencia de los 57 tipos de polen que aparecen incrustados en el tejido.

Durante su permanencia en Francia, en el año 1632, la Sábana fue rescatada de ser consumida durante un incendio. Esto no permite a los científicos de hoy día datar con seguridad su origen, ya que los cambios químicos que se producen en una reacción química como la combustión, falsean los resultados de la prueba de datación con Radio C-14.


Fuente: www.aciprensa.com

lunes, 23 de febrero de 2015

¡Por muchos años, Señor!


En este día de su Onomástica, desde Ortodoxia Digital deseamos felicitar a Su Eminencia Policarpo, Arzobispo Metropolitano de España y Portugal y Exarca del Mar Mediterráneo (Patriarcado Ecuménico), y le pedimos a Dios que siga concediéndole un ministerio lleno de frutos espirituales digno de su nombre (poly-karpos).
 
¡Por muchos años, Señor!


Fotografía: (c) Oana Robu Photography

Santo Óleo en Fuenlabrada (Comunidad de Madrid)


sábado, 21 de febrero de 2015

Patriarch Bartholomew's Catechetical Homily for Holy and Great Lent


CATECHETICAL HOMILY

At the Opening of Holy and Great Lent

+ BARTHOLOMEW

By God’s grace Archbishop of Constantinople-New Rome

and Ecumenical Patriarch

To the Plenitude of the Church

May the Grace and Peace of our Lord and Savior Jesus Christ be with you

Together with our Prayer, Blessing and Forgiveness

*  *  *

“The arena of virtues has opened; let those who wish to compete enter.”

(Triodion Sticheron, Cheesefare Sunday)


Beloved brothers and sisters, dear children in the Lord,

Our Lord Jesus Christ grafts us into His body, inviting us to become saints, “just as He is holy.” (1 Peter 1.16) Our Creator wants us to be in communion with Him in order to taste His grace, which is to participate in His sanctity. Communion with God is a life of repentance and holiness; whereas estrangement from God, or sin, is identified by the Church Fathers with “evil of the heart.” Sin is not natural, but derives from evil choice” (Theodoret of Cyrus, Dialogue 1, Immutabilis, PG 83.40D) or from the evil spirit, since “no one sins, who promises faith,” according to Ignatius of Antioch, the “God-bearer.”

Holiness is a quality that belongs to the Lord as “the one, who offers and is offered, who receives and is distributed.” The celebrant of the Sacrament of the Divine Eucharist, by divine grace offers to the faithful “the holy things for the holy people,” the body and blood of Christ; and he immediately receives from the Orthodox faithful the response to this offering: “One is holy, one is Lord, Jesus Christ, to the glory of God the Father, “who is eaten but never consumed; who sanctifies those who participate.”

In our struggle to achieve “likeness” to God, for which we were created, namely holiness, the one, holy, catholic and apostolic Orthodox Church, which aspires exclusively and solely to our salvation, “rightfully proclaimed” one season as a period of special prayer and supplication in order to calm the passions of our soul and body.

This season commences tomorrow as a salvific preparation for the “great and most sacred Pascha of Christ.” We are referring to Holy and Great Lent, which we must live “by offering prayer and seeking forgiveness,” in order truly to taste Pascha “with all the saints,” by becoming “saints,” by confessing before God and people that we are “clay vessels” that are shattered on a daily basis by the evil one, always “falling and rising.” That is to say, we must admit our human imperfection and failure, as well as our insignificance before God, by repenting and repeating day-in and day-out, at all times and in all places – even as we are made “holy” through baptism – that “one is holy, one is Lord, Jesus Christ, to the glory of God the Father.”

Therefore, we call upon all Orthodox Christian faithful – clergy, monks and nuns, as well as all our brothers, sisters and children in the Lord – to transform our life at all times, but particularly during this period of Holy and Great Lent, into a loving effort of preparation before our neighbor so that we might share more vividly from now in the Lord’s Kingdom, the “new Pascha,” whose light never sets. We invite everyone to a life of holiness and spiritual struggle so that the possibility of transcending sin may be granted to the whole world and to us as a “good gift” and “perfect gift.” For “everyone that is born from God does not sin . . . and cannot sin, for that person is born of God.” (1 John 3.9-10)

Let us enter, then, with all our soul, without sorrowful faces but instead rejoicing and delighting, into this spiritual arena of virtues; and let us arm ourselves “with the brightness of love, the splendor of prayer, the purity of chastity, and the strength of valor” in order to journey with the Lord, even as we pray that “He may not overlook us when we are in danger of alienating ourselves form Him.” (Hymn from the Sunday of the Veneration of the Holy Cross) Rather, may He render us worthy “to reach His holy resurrection on the third day, which shines incorruption through the world.” (Poem by Theodore, Service on Monday of the 1st Week of Lent)

Beloved brothers and sisters, children in the Lord,

Holy and Great Lent is a period of preparation and repentance as the voice of our conscience, which is internal and inexpressible, our personal judgment. When it finds us doing wrong, it protests vehemently inasmuch as “nothing in the world is more violent than our conscience,” according to the experienced herald of repentance, St. Andrew of Crete. Thus, each of us must be at peace with our conscience in order that “we may offer a mystical sacrifice in the fire of our conscience,” surrendering our passions and offering them as an oblation of love toward our fellow human beings, just as the Lord gave Himself up “for the life and salvation of the world.” Only then will forgiveness rise from the tomb for us as well; and only then shall we live in mutual respect and love, far from the horrific crimes that we witness plaguing the entire world today. In this struggle, we have as our allies and intercessors all the saints and especially our all-holy Mother of God, who through her prayers “washes our conscience.”

Wherefore, we urge and beseech you, as the spiritual father of all our Orthodox faithful throughout the world, to run with eagerness the race that opens up before us tomorrow in the arena of virtues, “neither thinking nor practicing sinful things.” Let us rather walk with God’s grace in order to cleanse our conscience “with the good option” of repentance in the conviction that heaven and earth, as well as all “things visible and invisible” will ultimately emanate the light of our Lord’s resurrection.

If we stand and behave righteously “before the doors of the Lord’s temple,” then we shall be vested with the bright robe of Christ’s imitation and be rendered worthy of the “new drink” that comes from the source of incorruption. Then we shall taste the joy of the radiant tomb of the Lord and be swept inside the Church “to the very depths of the altar,” where “the awesome mysteries are celebrated.” May it be so.

Holy and Great Lent 2015

Your fervent supplicant before God

+ Bartholomew of Constantinople


Source: The Ecumenical Patriarchate

Conozcamos a nuestros obispos: S.E. Policarpo


Su Eminencia el Metropolita de España y Portugal y Exarca del Mar Mediterráneo, Monseñor Policarpo (nombre civil Panayiotis Stavrópoulos), nació el 15 de octubre de 1963 en Lepanto, Etolia, Grecia, donde cursó sus estudios primarios y secundarios. Se graduó con matrícula de honor en la Escuela de Teología de la Universidad de Atenas (1986), cumplió el servicio militar como suboficial teólogo (1986-1988) y después, gracias a una beca eclesiástica, hizo un posgraduado de dos años en el departamento de Historia Eclesiástica del Instituto Pontificio de Estudios Orientales de la Universidad Gregoriana de Roma (1988-1990).

Fue ordenado diácono el 15 de enero de 1990 en la Iglesia Patriarcal de San Jorge en Constantinopla por su Mentor, el Metropolita de Calcedonia y ahora Patriarca Ecuménico, Bartolomé. Al día siguiente, el 16 de enero, y en la misma Iglesia, fue ordenado sacerdote por el Metropolita de Lepanto y San Blas, ahora Metropolita de Mantinea y Cinuria, Monseñor Alejandro, habiendo sido elevado a Archimandrita el mismo día por el mismo Jerarca que le ordenó diácono. Sirvió como capellán de la ilustre e histórica “Hermandad de San Nicolás y de la Iglesia de San Jorge de los Griegos Ortodoxos en Venecia” (1990-2007) y como Vicario General del recién fundado Arzobispado de Italia y Malta (1992-2007), ocupándose de la organización, consolidación y desarrollo de dicho Arzobispado en toda la Península Itálica, sus Islas y Malta. En paralelo, era Rector de las Parroquias fundadas por él mismo, Padua (1990-2007), Ferrara (1990-1999), Parma (1994-1999) y Perugia (1992-2003). Actuaba como Abad de los Monasterios del Venerable Juan el Segador de Calabria (1994-1997) y de San Jorge de las Nobles Monjas Griegas en Venecia (1992-2007) y Vicepresidente del Consejo Metropolitano y de todas las comisiones del Arzobispado. En el año 1998 tomó posesión del cargo de Archimandrita del Trono Ecuménico. Representó a la Madre Iglesia en varias misiones, reuniones y congresos, y en cinco ocasiones formó parte de la Representación Patriarcal en la Fiesta Patronal de la Iglesia de Roma.

El 30 de abril de 2007, a propuesta de Su Santidad el Patriarca Ecuménico Bartolomé, fue elegido por unanimidad por el Santo Sínodo segundo Metropolita del recién fundado Arzobispado de España y Portugal, sucesor del primer Metropolita, Monseñor Epifanio, quien había sido trasladado por razones de salud al Arzobispado de Brioula. Su ordenación al Episcopado se celebró el 6 de mayo 2007, Domingo de la Mujer Samaritana, en la Iglesia Patriarcal de San Jorge, y fue oficiada por Su Santidad el Patriarca Ecuménico. El 16 de junio 2007 fue entronizado en la Santa Iglesia Catedral de los Santos Andrés y Demetrio de Madrid. El Metropolita da conferencias y charlas, escribe artículos y, además del griego, su lengua materna, conoce el italiano, el francés y el español.


Fuente: Arzobispado Ortodoxo de España y Portugal (Patriarcado Ecuménico)

Conozcamos a nuestros obispos: Mons. Timoteo




Presentamos a continuación una breve reseña biográfica sobre Mons. Timoteo (Lauran), Obispo del Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal (Patriarcado Rumano).

-Mons. Timoteo (Lauran) nació el 12 de abril de 1975 en Satu Mare.

-1981-1989: Estudió en la Escuela General número 6 de Satu Mare.

-1989-1993: Estudió en el Liceo Teórico Ioan Slavici de Satu Mare.

-20 de junio de 1992: Obtuvo el diploma de Canto Eclesiástico.

-1993: Se graduó en el Liceo Teórico Ioan Slavici de Satu Mare en la rama de Historia y Ciencias Sociales.

-1993-1997: Estudió en la Facultad de Teología Ortodoxa de Cluj-Napoca.

-1997: Defendió la tesis de licenciatura en Teología con el título de "La validez de las ordenaciones anglicanas en el contexto de las relaciones entre la Iglesia Ortodoxa y la Iglesia Anglicana".

-24 de marzo de 1998: Fue tonsurado monje en el Monasterio de Nicula.

-25 de marzo de 1998: Fue ordenado Hierodiácono.

-14 de junio de 1998: Fue ordenado Hieromonje en el Monasterio de Nicula.

-Octubre de 1998-febrero de 1999: Siguió cursos en la Facultad de Medicina y Farmacia de la Universidad Iuliu Hațieganu de Cluj-Napoca.

-Marzo de 1999-mayo de 1999: Estancia en el Monasterio del Manto de la Madre de Dios, Francia.

-Octubre de 1999-enero de 2001: Padre Espiritual en el Monasterio del Manto de la Madre de Dios, Francia.

-Octubre de 1999-diciembre de 2000: Siguió cursos de Máster del Instituto San Sergio de París.

-15 de agosto de 2000: Fue elevado a la dignidad de Protosincelo.

-1 de diciembre de 2000: Obtuvo el título de Máster en Teología Ortodoxa con la tesis "El simbolismo de las vestimentas monacales en los Santos Padres (ss. I-VI)".

-Febrero de 2001-febrero de 2002: Sacerdote en el Monasterio de la Dormición de la Madre de Dios de Nicula; en este período desempeñó el cargo de Secretario y Eclesiarca del Monasterio.

-Febrero de 2002-abril de 2004: Padre Espiritual en el Monasterio de la Natividad de la Madre de Dios de Ciucea.

-Abril de 2004: Fue transferido a la Metrópolis Ortodoxa Rumana de Europa Occidental y Meridional, al Monasterio de la Exaltación de la Santa Cruz de Malvialle, Francia.

-Abril de 2004-octubre de 2005: Sacerdote en el Monasterio de la Exaltación de la Santa Cruz de Malvialle, Francia.

-Noviembre de 2004-2008: Responsable también de la parroquia de Toulouse, Francia.

-Noviembre de 2005-2008: Padre Espiritual en el Monasterio de la Dormición de la Madre de Dios de Vilar, Francia.

-Noviembre de 2005-2008: Exarca de los monasterios y miembro del Consejo Metropolitano.

-25 de mayo de 2009-presente: Obispo del Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal.

-30 de septiembre: Obtuvo el Doctorado en Teología con el tema "Ortodoxia y herejía en la Iglesia Primitiva. Enseñanzas para hoy día" en la cátedra de Historia de la Iglesia Universal de la Facultad de Teología de Cluj-Napoca, bajo la dirección del PC Pr. Prof. Vasile Leb.

-Lenguas habladas: rumano (nativo), francés (escrito y hablado), español (conversación).


Fuente: Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal (Patriarcado Rumano)
Traducción del rumano: Ortodoxia Digital

Presentación del Señor según el calendario juliano


viernes, 20 de febrero de 2015

Santo Óleo en la catedral ortodoxa de Madrid (20/02/2015)


Divina Liturgia pontifical y Bautismo en Bilbao (Vizcaya, País Vasco)


El domingo 15 de febrero de 2015 fue un día de alegría y gran fiesta para la Parroquia de Todos los Santos de Bilbao. La alegría se debió a la presencia de Mons. Timoteo, obispo del Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal, en medio de nuestros fieles, que acudieron en gran número para participar en la Divina Liturgia pontifical.

En el contexto de la Divina Liturgia se celebró por parte de Mons. Timoteo el Misterio del Santo Bautismo de la pequeña Xenia, hija del párroco, el P. Petru David (cuyos padrinos de bautismo fueron el P. Diácono Nicolae Bălan y la Sra. Anca Bălan) y del pequeño David, hijo del Sr. Moroz Ioan y de la Sra. Moroz Simona, fundadores y buenos fieles de nuestra parroquia.

Al final de la Divina Liturgia, Mons. Timoteo pronunció una amplia homilía en cuya primera parte explicó a los presentes algunos aspectos muy importantes referentes al Misterio del Santo Bautismo; en la segunda parte, teniendo en cuenta que ese domingo era el llamado "del Juicio Final", Mons. Timoteo hizo referencia al Juicio Universal y mostró la necesidad de las obras de misericordia corporal y la importancia fundamental de esa virtud de la misericordia para nuestra salvación.

Al final, el párroco, el P. Petru David, dio las gracias a Mons. Timoteo por el amor paternal mostrado hacia la comunidad y por su hermosa homilía; también dio las gracias al Sr. Marian Popescu, Cónsul General de Rumanía en Bilbao, a la Sra. Cónsul Elena Lincan y a todos los presentes en este maravilloso acto de la parroquia.


Fuente: Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal (Patriarcado Rumano)
Traducción del rumano: Ortodoxia Digital

Ruta de Santa Eulàlia a Barcelona (Catalunya)


Sortida: dissabte 21 de febrer, a les 10:30h
Plaça de la Vila de Madrid (carrer Canuda)
entre la Rambla i Porta de l’Àngel / Barcelona

La FRATERNITAT DE SANTA EULÀLIA organitza aquesta sortida i ho farà recorrent carrers de Barcelona, dins de la Ciutat Vella, al Barri Gòtic.


Durant anys,  aquest recorregut ha format part d’un itinerari que ens porta a conèixer les petjades de la nostra santa barcelonina: SANTA EULÀLIA DE BARCELONA, és un caminar que, malgrat el brogit que hi ha en els carrers, s’intenta copsar el batec d’una història que ens omple d’experiències.

La Vida dels Sants comporta una reflexió de caràcter espiritual; i en la tradició de les esglésies ortodoxes el pelegrinatge forma part d’un itinerari que, comporta un estar en moviment cap una vida atreta vers Déu i que, a través del sants ajuden a apropar-se a Ell, per la seva actitud i exemple de vida, plena d’una saviesa que prové de l’Amor de Déu  vers la seva criatura.

La  “Ruta de Santa Eulàlia” comporta un itinerari per la ciutat de Barcelona, mostrant aquells llocs, places i indrets per on les petjades de la història guarden el record d’aquesta santa barcelonina.

Santa Eulàlia de Barcelona, pertany a l’església indivisa i és un nexe d’interrelació entre els cristians d’orient i d’occident,  en un llenguatge propi dels sants que són portadors del do de la gràcia de Déu i que les llengües i cultures diverses, per llunyanes que siguin  no poden distorsionar el llenguatge que prové de l’esperit.

Orient i Occident, Barcelona i Moscou, o Kiev, Atenes, Belgrad, Bucarest, Constantinoble, Sofia, ciutats i capitals del món on els ciutadans i els visitants es converteixen en veritables pelegrins. Mitjançant el testimoni d’aquesta Santa ens introdueix en un camí de recerca i retrobament en la font  que brolla aigua d’immortalitat.

Apropar-se, moure’s i caminar exteriorment, implicarà necessàriament un moure’s interiorment, un reflexionar  que es convertirà en una pregària d’acció de gràcies. La iconografia,  la himnografia tot es retrobarà com un cant de lloança i admiració de redescobriment i que, malgrat el pas del temps allò que és perenne roman per sempre en el cor dels creients. Crist fa la seva estada en aquells que busquen la seva justícia i la seva pau i l’Esperit Sant, que davalla, estén el do que és capaç de rebre i viure molt a prop el sentiment d’un testimoni autèntic i veraç com és la Vida de Santa Eulàlia, verge i màrtir de Barcelona.

“Sembres l’amor que emanes, petita i dolça gavina,
 per tu germina el desert, per tu es mostra la vida.”                                                              


Església Ortodoxa, Parròquia Protecció de la Mare de Déu-Fraternitat Santa Eulàlia-
Aragó, 181 -  Barcelona - Telèfons de contacte: 600597510 – 659444764


Font: Fundació Ortodòxia