lunes, 10 de noviembre de 2014

Crónica de la primera Divina Liturgia ortodoxa en Pinto (Comunidad de Madrid)


Con la bendición de Mons. Timoteo, obispo del Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal, y con la autorización de S.E. Joaquín María López de Andújar y Cánovas del Castillo, obispo de la diócesis latina de Getafe, el domingo 9 de noviembre se celebró por primera vez la Divina Liturgia ortodoxa en la localidad de Pinto. La ceremonia se desarrolló en la parroquia de San Francisco Javier de esa localidad y empezó a las 09:30 con el Acatisto de San Nectario el Taumaturgo de Egina, cuya memoria se recordaba en ese día. A continuación tuvo lugar la Liturgia propiamente dicha, cuyo celebrante fue el P. Dorin Sas y cuyas respuestas fueron dadas por el grupo vocal de la parroquia, dirigido por la Sra. Viorica Bobocea, cuyas componentes estuvieron ataviadas con los trajes populares de Maramures (Rumanía).

La comunidad ortodoxa de Pinto es una filial de la Parroquia Ortodoxa Rumana de los Santos Confesores Besarión, Sofronio y Oprea de Valdemoro, situada a 8 km.; de una población de aproximadamente 50.000 habitantes, unos 1.000 son rumanos.

Por parte de las autoridades locales estuvieron presentes: Miriam Rabaneda Gudiel, alcaldesa de Pinto; Fernando González Jaén, concejal de Educación y Juventud; Alberto de las Heras Arroba, concejal de Tráfico, Transportes y Proyección Exterior; Juan Guillermo Padilla Jiménez, jefe de Gabinete; Juan Ángel Barajas, asesor de Participación Ciudadana; María de la Paloma Cortes Morcillo, presidenta de la Asociación Nuevos Pinteños. También asistió el P. Pedro Manuel Merino Quesada, párroco de San Francisco Javier, anfitrión de este acto histórico y gran amante y conocedor de los valores de la Iglesia oriental.

Después de la homilía del P. Dorin, la alcaldesa de Pinto les transmitió a los rumanos presentes un mensaje en el que les invitaba a la unidad y a la cooperación en aras del bien común mediante la comprensión mutua y la tolerancia. Como señal de aprecio al apoyo prestado a los intereses de las comunidades rumanas, el P. Dorin Sas le ofreció a la Sra. Alcaldesa un hermoso icono de la Madre de Dios.

Después habló el sacerdote anfitrión del acto, D. Pedro Manuel Merino Quesada, que le regaló al párroco ortodoxo un libro con homilías del Papa Francisco: "Solo el amor nos puede salvar".

Al final, todos los fieles fueron ungidos con óleo, y a la salida de la iglesia se celebró un ágape fraterno con productos gastronómicos rumanos. Tras las fotos de grupo, la Sra. Alcaldesa y los miembros de la delegación oficial firmaron el Libro de Oro de la Parroquia ortodoxa rumana de Valdemoro.


Fuente: P. Dorin Sas
Traducción del rumano: Ortodoxia Digital