martes, 9 de septiembre de 2014

Fiesta de la Natividad de la Madre de Dios en Villarreal (Castellón, Comunidad Valenciana)


El pasado 8 de septiembre de 2014, los cristianos ortodoxos rumanos de Villarreal tuvieron la alegría de recibir a Mons. Timoteo, Obispo Ortodoxo Rumano de España y Portugal.

A la hora estipulada, después de su recepción en el templo, Mons. Timoteo celebró la Divina Liturgia pontifical. Los fieles participantes se sintieron muy fortalecidos espiritualmente en la tranquilidad de la atmósfera reinante de oración.

En su homilía, nuestro Jerarca habló acerca del papel de la Madre de Dios en la historia de la salvación humana, su paciencia en el sufrimiento y su escucha incondicional para que, a través de ella, sea rehabilitada ante Dios toda la naturaleza humana caída por el pecado de nuestros primeros padres, Adán y Eva.

Asimismo Mons. Timoteo mostró que el papel de la madre es el de rezar por sus hijos ante Dios, tomando como modelo a la Virgen María, "madre terrenal que la humanidad tiene en el cielo". La perseverancia en la oración y la confianza en la misericordia de Dios, que "llena todas las carencias", se mostró de un modo perfecto en los justos padres Joaquín y Ana, según dijo Monseñor en la prédica que culminó la Liturgia.

Al final, los fieles, junto con el Párroco, dieron las gracias a Mons. Timoteo por su presencia y por la riqueza de sus palabras espirituales.


Fuente: Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal (Patriarcado Rumano)
Traducción del rumano: Ortodoxia Digital