lunes, 2 de junio de 2014

El arzobispo (latino) de Granada intervendrá en el IV Foro Europeo Católico-Ortodoxo de Minsk (Bielorrusia)


Promovido por el Consejo de las Conferencias Episcopales de Europa y las Iglesias Ortodoxas de Europa, se celebra del 2 al 6 de junio en Minsk (Bielorrusia).
 
Mons. Javier Martínez, Arzobispo de Granada y Presidente de la Comisión de Relaciones Interconfesionales de la Conferencia Episcopal Española, participa esta semana en el IV Foro Europeo Católico-Ortodoxo, que se celebra del 2 al 6 de junio en Minsk (Bielorrusia) con el lema "Religiones y diversidad cultural: los desafíos para las iglesias cristianas en Europa".
 
En este Foro, Mons. Martínez intervendrá con una conferencia el miércoles sobre "La identidad de la Iglesia y su misión", junto al obispo ortodoxo Mons. Siluan, del Patriarcado de Rumanía.
 
El IV Foro Europeo Católico-Ortodoxo congregará a obispos, teólogos y profesores cristianos en Europa, en un encuentro promovido por el Consejo de las Conferencias Episcopales de Europa y las Iglesias Ortodoxas de Europa. Esta edición se celebra en la ciudad bielorrusa de Minsk y con anterioridad se celebrarán en Trento (Italia), Rodas (Grecia) y Lisboa (Portugal).
 
Entre otros ponentes también estarán el Arzobispo de Moscú, Mons. Paolo Pezzi, y el Metropolita Hilarión, Presidente del Departamento para las Relaciones Externas del Patriarcado de Moscú, que estuvo el pasado mes de marzo en Madrid para presentar, junto a nuestro Arzobispo, su libro "El misterio de la fe", publicado en español por la Editorial Nuevo Inicio de Granada.
 
"Las religiones y la realidad cultural en Europa hoy", "El papel de los valores humanos y cristianos en las sociedades europeas multiculturales contemporáneas", "La libertad religiosa y las iglesias en Europa", "La libertad religiosa como vía para la justicia y la paz" y "Las iglesias y la reconstrucción moral de Europa" son algunos de los temas que se abordarán en este IV Foro Europeo Católico-Ortodoxo, cuyo objetivo es continuar con el camino de diálogo emprendido en el año 2008 entre católicos y ortodoxos, que favorezca la unidad cristiana y el conocimiento mutuo.
 
 
Fuente: Archidiócesis de Granada