lunes, 30 de junio de 2014

Fiesta patronal de la parroquia ortodoxa rumana de Burgos (Castilla y León, España)


Los fieles de la Parroquia de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo de Burgos tuvieron la alegría de recibir el domingo 29 de junio la visita de Mons. Timoteo, Obispo Ortodoxo Rumano de España y Portugal, que celebró la Divina Liturgia episcopal con ocasión de la fiesta patronal. La presencia de nuestro Obispo fue una coronación de todas las alegrías espirituales vividas en el tiempo de ayuno dedicado a nuestros protectores celestes con la celebración de la Divina Liturgia, que es la "oración de oraciones", como dijo Mons. Timoteo en su homilía.

Nuestro jerarca nos habló acerca de la importancia de participar activamente en la Divina Liturgia mediante el canto homófono y sobre la recepción de la Santa Comunión, alentándonos al mismo tiempo a que sigamos el ejemplo de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, cuya predicación del Evangelio de Jesucristo ha llegado hasta los confines de la Tierra.

Al final de la Liturgia, como señal de agradecimiento y amor, nuestro Sr. Obispo recibió de parte de nuestra Parroquia una cesta con objetos tradicionales rumanos para completar la colección de la residencia episcopal.

Fue una hermosa celebración para nuestros fieles, que pudieron honrar a sus patronos espirituales mediante la Divina Liturgia, sobre todo teniendo en cuenta que durante el período de ayuno recibimos una fiel copia del Icono taumaturgo de la Madre de Dios del Monasterio de Nicula de parte del P. Archim. Andrei Coroian, antiguo hegúmeno de este establecimiento monástico y actualmente sacerdote en la Catedral de Deva y consejero del Obispado de Deva y Hunedoara.

¡Damos las gracias a Mons. Timoteo por el cuidado pastoral que nos dispensa y le pedimos a nuestro Señor Jesucristo que le conceda un largo archipastorado!


Fuente: Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal (Patriarcado Rumano)
Traducción del rumano: Ortodoxia Digital

¡Ven a los campamentos de verano del Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal!


¡El Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal organiza sus campamentos de verano para todas las edades durante todo el verano!

¿Dónde? En el Monasterio de Santa Parasceve, en Vilaller (Cataluña), a 129 km. de Lérida y a 230 de Zaragoza. El monasterio está situado en una zona apartada, en la tranquilidad de los Pirineos, un lugar muy adecuado para la oración y la interiorización, pero también para realizar actividades deportivas, de relax y de socialización.

¿Cómo es el programa? Muy diversificado, dirigido tanto a niños como a jóvenes y adultos. Cuenta con un equipo de coordinación complejo, lo que asegura durante el transcurso de los campamentos actividades para jóvenes y adultos y permite también la participación de familias con niños. El programa incluirá momentos de oración y catequesis; talleres de pintura y alfarería; talleres de cocina tradicional rumana, moldava  rusa y oriental; actividades culturales y de socialización; actividades deportivas y de montaña (a petición) como rafting, equitación, ciclismo de montaña; concursos de creatividad con premios y mucho más.

¿Cuándo? Durante todo el verano, desde el 6 de julio hasta el 31 de agosto. Cada campamento dura de domingo a domingo.

¿Para quién? Para todas las edades, de modo que una familia con hijos pueda acudir a cualquiera de los campamentos, pues tenemos la posibilidad de ocuparnos al mismo tiempo de los adultos y de los niños.

¿Cuánto cuesta? El precio es de 100 euros por adulto, lo que incluye 7 noches de alojamiento, 3 comidas al día y las actividades del campamento. Por ejemplo, un grupo formado por 1 adultos y 3 niños solo pagaría 100 euros.

¿Cómo inscribirse? Llamando al número de teléfono 0034 642 851 728 (Cornelia Grigore).

¿Hasta cuándo puedo inscribirme? Hasta dos semanas antes de cada campamento.

¡Os esperamos con cariño!


Fuente: Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal (Patriarcado Rumano)
Traducción del rumano: Ortodoxia Digital

miércoles, 25 de junio de 2014

Contribuye a la construcción de la Catedral ortodoxa rumana de Madrid


Desde hace aproximadamente dos años, el Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal (Patriarcado Rumano) está embarcado en un proyecto de gran magnitud: la construcción de una Catedral en Madrid, en el barrio de la Aviación. El coste estimado del proyecto es de 6 millones de euros, suma difícil de conseguir sin la ayuda de todos los rumanos ortodoxos residentes en los dos países ibéricos y de las personas de cualquier nacionalidad que deseen contribuir a la mayor gloria de Dios.

Si alguien desea hacer una donación económica para la construcción de la Catedral, los datos bancarios son los siguientes:

Desde España:
Cuenta: IBAN: ES31 2085 9258 8103 3039 21 56
Titular: Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal
Banco: IBERCAJA
Código Bic: CAZRES2Z

Desde Rumanía:
Cuenta: IBAN RON: RO20BTRL0130120CW13833XX
Cuenta: IBAN EURO: RO61BTRL0130420CW13833XX
Titular: Biserica Ortodoxa Română din Spania
Banco: Banca Transilvania


Fuente: Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal (Patriarcado Rumano)

sábado, 21 de junio de 2014

Campamentos de verano del Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal


Para un joven es muy importante el modo en el que pasa el tiempo libre, y especialmente el período de las vacaciones de verano, un tiempo generoso para la sedimentación de los conocimientos acumulados durante el curso y para su conversión en experiencias vitales y actos comportamentales en una atmósfera agradable, elegante y relajada de educación no formal.

Los campamentos que ofrece el Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal satisfacen las necesidades de los jóvenes de recrearse y evadirse de lo cotidiano. Ofrecen momentos de diversión y distensión, pero también de autonocimiento, reflexión e introspección. En estos campamentos se pueden asimilar de manera directa y práctica valores que se convertirán en virtudes.

El programa de los campamentos ha sido elaborado de modo que, partiendo de los recursos originales de los jóvenes y de su potencial innato superior en algunos dominios (ciencia, deporte, música, artes plásticas, etc.), se respeta el estadio evolutivo personal y de interacción entre los jóvenes y el medio y se  potencia su disponibilidad para acercarse a Dios, para responder a los estímulos más diversos y para implicarse en acciones de voluntariado.

Los campamentos tienen asimismo el objetivo de dirigir a los jóvenes hacia una actitud reflexiva acerca del mundo y de la vida y hacia una mayor implicación en la vida de las comunidades a las que pertenecen, así como hacerles profundizar en los valores espirituales y los principios cristianos, que tan necesarios son en medio de un mundo secularizado.

Los diferentes campamentos (agrandar la imagen para ver las fechas y edades) tendrán lugar en el monasterio de Santa Parasceve, en Vilaller (Lérida, Cataluña, España), y su precio es de 100 €, que incluyen 7 noches de alojamiento en habitación doble con baño propio y tres comidas diarias, además de la participación en las diferentes actividades.

Para más información, pónganse en contacto con Cornelia Grigore a través del número de teléfono (+34) 642 851 728 o de la dirección de correo electrónico tabere.vilaller@gmail.com


Fuente: Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal (Patriarcado Rumano)
Traducción del rumano: Ortodoxia Digital

miércoles, 18 de junio de 2014

“Sobre los ortodoxos españoles”


Los españoles que nos hemos convertido al cristianismo ortodoxo desde el paganismo o desde alguna de las heterodoxias occidentales conocemos de primera mano las dificultades que ese proceso supone.

Una vez resuelto el dilema inicial de a qué Iglesia local o Patriarcado pertenecer (dilema que en un contexto de "normalidad canónica" ni siquiera debería plantearse), el neófito pasa a formar parte de unas comunidades donde en la mayoría de los casos la lengua castellana brilla por su ausencia, donde casi todos los sacerdotes y fieles proceden de otro país, donde los ritos litúrgicos utilizados le son extraños, donde impera una mentalidad teológica y hasta humana que le es ajena; en otras palabras: se siente un 'bicho raro'.

Siendo así las cosas, el cristianismo ortodoxo tiene toda la apariencia de ser una 'religión extranjera'. Pero ¿lo es de verdad?

No.

A pesar de las diferencias externas -circunstanciales al fin y al cabo-, la Fe cristiana ortodoxa es la que profesaron nuestros antepasados: la que el Apóstol Santiago y los Siete Varones Apostólicos predicaron en nuestra tierra hispana bajo el impulso de la mismísima Virgen María aparecida sobre un pilar en Zaragoza, la que San Osio defendió frente a la herejía arriana en el Concilio de Nicea, la que animó al Santo Papa Dámaso a encomendar a San Jerónimo la traducción al latín de las Sagradas Escrituras, la que abrazaron los visigodos cuando abjuraron del arrianismo,  la que latía con resonancias orientales en la antigua Liturgia hispana, la que San Isidoro expuso en su 'De los oficios eclesiásticos', la que San Ildefonso tenía en mente cuanto compuso su oficio a la Madre de Dios, la que sostuvo a los Santos Mártires mozárabes durante las persecuciones sufridas durante el dominio islámico de la Península Ibérica. ¿Para qué continuar? La que enseñó nuestro Señor Jesucristo a sus Apóstoles. Ni más ni menos.

Que nadie se engañe. Ninguna otra comunidad eclesial, por muy "española" que parezca o diga ser, ha guardado este tesoro como la Iglesia Ortodoxa: todas son posteriores al Cisma que apartó a Occidente del verdadero cristianismo, sea en su versión latina o protestante.

La sensación de extrañeza, de ser 'bichos raros', es el precio que tenemos que pagar los ortodoxos españoles por profesar la Fe de nuestros mayores. No hay alternativa. Esto requiere una buena dosis de heroísmo. Pero vale la pena. Nos va en ello la eterna salvación de nuestras almas.


José Pino, administrador de Ortodoxia Digital
18 de junio de 2014

Encuentro del P. Arcipreste Joan Garcia en la Abadía benedictina de Montserrat (Barcelona, Cataluña, España)


El Arcipreste Joan, Vicario General del Patriarcado de Serbia en España, fue recibido por el P. Abad Josep Mª Soler, del Monasterio de Montserrat, el 14 de junio, con ocasión de la conferencia que aquel impartió sobre la “Filocalia o Amor por la belleza”. A la conferencia asistieron más de veinticinco personas, especializadas en Arte y Espiritualidad.

El Encuentro consistió en dos temas que la tradición cristiana ortodoxa trata especialmente: la oración del corazón y el arte de los iconos.

Durante la mañana hubo dos conferencias más sobre: “La Música el Símbolo”, a cargo de Josep Maria Gregori, Profesor de Historia de la Música de la Universidad Autónoma de Barcelona, y “Clavis Quadraturae Circuli o el Salto de Léucada” (El salto de la razón a las tinieblas de la fe o la renuncia del iconógrafo), a cargo de Ángel Illa, Perito químico por la Escuela Industrial de Terrassa.


Fuente: Iglesia Ortodoxa Española (Patriarcado de Serbia)

lunes, 16 de junio de 2014

Crecimiento de la Iglesia Ortodoxa y otras confesiones en la provincia de Albacete (Castilla-La Mancha, España)


El mapa religioso de la provincia está cambiando forzado por la nueva realidad sociológica. Al tiempo que en las últimas décadas ha aumentado la población indiferente hacia el hecho religioso, entre los creyentes hay una mayor pluralidad.

El impacto de la inmigración es indudable, y no solo porque con la población extranjera se hayan implantado nuevas religiones, como el islam, sino también porque confesiones de mayor tradición en Albacete, como la evangélica, han visto aumentar su número de fieles. Los rumanos conforman la comunidad extranjera más numerosa en Albacete (8.950 según el Padrón Continuo del 2013) y eso explica la apertura en los últimos años de parroquias de la Iglesia Ortodoxa Rumana y de iglesias evangélicas pentecostales rumanas para atender sus necesidades espirituales.

La Iglesia Ortodoxa Rumana tiene cuatro centros de culto en la provincia, repartidos en Villarrobledo, Albacete y Alcalá del Júcar.


Fuente: La Tribuna de Albacete

jueves, 12 de junio de 2014

Congreso de la Metrópolis Ortodoxa Rumana de Europa Occidental y Meridional en Madrid

 
Del 12 al 15 de junio de 2014 tiene lugar en la basílica de la Santa Cruz del Valle de los Caídos (Comunidad de Madrid) el Congreso Metropolitano de la Metrópolis Ortodoxa Rumana de Europa Occidental y Meridional (MOREOM), una de cuyas eparquías, pastoreada por Mons. Timoteo (Lauran) tiene jurisdicción sobre España y Portugal.
 
Cada una de las jornadas del Congreso Metropolitano comenzará con la celebración de la Divina Liturgia, tras la cual tendrán lugar varias conferencias relacionadas con los sacramentos de la Confesión y la Eucaristía y con asuntos pastorales y misioneros, así como diversos talleres y la celebración del Oficio de Vísperas.
 
El último día de la Conferencia, a las 09:00, se celebrará la Divina Liturgia Arzobispal, presidida por S.E. José, Arzobispo de Europa Occidental y Metropolitano de la MOREOM.
 
 
Fuente: Metrópolis Ortodoxa Rumana de Europa Occidental y Meridional (Patriarcado Rumano)

martes, 10 de junio de 2014

Reunión de representantes ortodoxos con el Ministerio de Justicia de España


El día 2 de junio de 2014, a las 10:30, dos representantes del Patriarcado Ecuménico (S.E. Policarpo, Metropolita de España y Portugal, y el P. Archim. Demetrio, Provicario del Arzobispado) y otros tres del Patriarcado de Rumanía (Mons. Timoteo, Obispo para España y Portugal;  el P. Teofil Moldovan, Vicario General del Obispado y decano de los párrocos rumanos de España; y el P. Ciprian Farcaș, Consejero Administrativo) se reunieron en la sede del Ministerio de Justicia de España con el Sr. Ángel Llorente, director general del departamento de Relaciones con las Confesiones Religiosas.

En dicho encuentro los representantes ortodoxos informaron a las autoridades ministeriales acerca de la situación de las diferentes Iglesias locales con jurisdicción en España.


Fuente: Obispado Ortodoxo Rumano de España y Portugal (Patriarcado Rumano)
Traducción del rumano y ampliación de la información: Ortodoxia Digital

La ortodoxa Rumanía, un viaje diferente

 
La arquitectura de Bucarest, el misterio de la región de Transilvania, los infinitos y magníficos paisajes montañosos de los Cárpatos y los monasterios de estilo medieval del norte del país, entre otros. Su agradable clima estival, el folklore y sus tradiciones y su rica gastronomía atraen a numerosos viajeros ansiosos por vivir una experiencia inolvidable.
 
Mapa Tours, el touroperador con más de 20 años de experiencia en el sector, cuenta con diversos programas para esta temporada, disponibles a partir de 747 euros. El programa “Rumanía, Transilvania y Cárpatos” es un viaje de 7 días por Bucarest, Sighisoara, Darjiu, Saschiz, Biertan, Sibiel, Sibiu, el Castillo de Bran, Brasov, Sinaia y el Castillo de Peles.
 
Comenzamos nuestro recorrido por Bucarest, la capital rumana, cuyo nombre significa “la ciudad de la alegría”. Realizaremos una visita panorámica de la ciudad por la zona antigua, donde visitaremos La Corte Vieja, fundada por Vlad Tepes “El Empalador”, sus bulevares y jardines, la Patriarquía, el Parlamento, sus iglesias y el Museo del Pueblo al aire libre (entrada incluida).
 
Nuestra próxima parada es Sighisoara, donde destacan su ciudadela, una de las más importantes ciudades medievales del mundo y consideradas Patrimonio de la UNESCO, la Torre del Reloj del siglo XIV y la casa donde nació “El Empalador”. Además, haremos excursiones a las iglesias fortificadas de Darjiu y Saschiz.
 
De camino a la cultural ciudad de Sibiu, pararemos en Biertan, donde sobre una colina se alza una iglesia fortificada del siglo XVI (Patrimonio de la UNESCO), y en Sibiel. En Sibiu visitaremos su Plaza Mayor, su Plaza Menor y las catedrales Ortodoxa y Católica.
 
Continuamos con nuestro periplo por Rumanía viajando hacia Brasov. De camino, el famoso Castillo de Bran, conocido como el Castillo de Drácula, captará nuestra atención y nos trasladará a importantes películas de grandes cineastas americanos. Brasov, tradicional y de lo más pintoresca, fue la antigua capital de Transilvania, con su Iglesia Negra y el casco antiguo de calles empedradas.
 
De camino a Bucarest para finalizar el viaje, pasaremos por Sinaia, “la Perla de los Cárpatos”, para ver el Castillo de Peles, antigua residencia de verano de la familia real de Rumanía.
 
Este completo viaje de 7 días está disponible desde 747 euros por persona e incluye los pasajes aéreos de ida y vuelta, los traslados aeropuerto-hotel-aeropuerto, alojamiento y desayuno en hoteles de 4 estrellas, cinco almuerzos y una cena, circuito en autocar, acompañamiento de un guía de habla hispana durante el recorrido, las visitas indicadas en el itinerario y seguro de viaje.
 
Consulta este y otros programas para viajar a Rumanía en el catálogo de Europa de Mapa Tours, disponible en su página web, www.mapatours.com y reserva el que más te guste en tu agencia de viajes habitual.
 
 

 

sábado, 7 de junio de 2014

Sobre el Domingo de Pentecostés


En el Antiguo Testamento, Pentecostés era la fiesta que acontecía a los cincuenta días después de la Pascua de los judíos. Mientras que la pascua celebraba el éxodo de los israelitas de la esclavitud de Egipto, Pentecostés celebraba el don de Dios de los Diez Mandamientos a Moisés en el Monte de Sinaí.

En la Nueva Alianza, el acontecimiento de la Pascua cobra su nuevo significado como la celebración de la victoria de Cristo  cumplida con su  muerte y resurrección, victoria que cumple el “éxodo” de los seres humanos desde este mundo de pecado, al Reino de Dios. Así también en el Nuevo Testamento, la fiesta de Pentecostés es cumplida y renovada por un nuevo don, el descendimiento del Espíritu Santo sobre los discípulos y sobre la Iglesia.

Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. Y de repente vino del cielo un estruendo como un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; y se les aparecieron lenguas  repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo. (Hechos 2,1-4)

El Espíritu Santo que Cristo había prometido a sus discípulos llegó en el día de Pentecostés. (Juan 14,26; 15,26; Lucas 24,49; Hechos 1,5) Los apóstoles recibieron el “poder de lo alto”, y comenzaron a predicar y atestiguar a Jesús como el Cristo Resucitado, el Rey y el Señor. Tradicionalmente se refiere a este momento como el “cumpleaños” de la Iglesia.

En los oficios litúrgicos de la fiesta de Pentecostés, se celebra la venida del Espíritu Santo junto a la revelación plena de la Santísima Trinidad:  Padre, Hijo y Espíritu Santo. Se manifiesta la plenitud de la  divinidad con la venida del Espíritu Santo a la humanidad, y los himnos de la Iglesia celebran esta manifestación como al acto final de la auto-revelación de Dios al mundo, y el don último que Dios hace al mundo. Por esto, el Domingo de Pentecostés, de acuerdo a la tradición Cristiana Ortodoxa, también se conoce como el Domingo de la Trinidad. En este día el icono de la Santísima Trinidad – particularmente el de las tres figuras angélicas que aparecieron a Abraham,[1] el ancestro de la fe cristiana, -- es colocado en medio del templo. Se utiliza este icono junto al tradicional icono de Pentecostés que demuestra las lenguas de fuego sobre las cabezas de María y los Doce Apóstoles, el prototipo original de la Iglesia, ellos mismos sentados en unidad alrededor de la imagen simbólica del “cosmos”, el mundo.

En el día de Pentecostés tenemos el cumplimiento final de la misión de Jesucristo, y la inauguración de la era mesiánica del Reino de Dios, místicamente presente en este mundo en la Iglesia. Por lo tanto, el día cincuenta es el inicio de la época que está más allá de las limitaciones de este mundo, siendo cincuenta el número que representa el cumplimiento eterno y celestial en la espiritualidad mística, tanta judía como cristiana: siete veces siete, más uno.

Así, se le llama a Pentecostés el día apocalíptica, que significa el día de la revelación final. También se le llama el día escatológico, que significa el día del final último y perfecto (en griego, la palabra eschaton quiere decir “el final”.) Pues cuando llega el Mesías y el día del Señor está pronto, se inauguran los “últimos días” en que “Dios declara … Derramaré mi espíritu  sobre toda carne.” Esta es la antigua profecía a la cual se refiere el Apóstol Pedro en el más antiguo Sermón de la Iglesia Cristiana que fue predicado en el primer Domingo de Pentecostés. (Hechos 2,17; Joel 2,28-32)

Nuevamente debemos insistir que la celebración de Pentecostés nos es un mero recordatorio de un acontecimiento que sucedió hace muchísimo tiempo. Es la celebración de lo que debe suceder y  lo que, de hecho, sucede a cada uno de nosotros hoy en la Iglesia. Todos nos hemos muerto y resucitado junto al Mesías-Rey, y todos hemos recibido el Santísimo Espíritu. Devenimos “templos del Espíritu Santo.” El Espíritu de Dios habita en nosotros. (Romanos 8; I Corintios 2 al 3, 12; II Corintios Gálatas 5; Efesios 2 al 3) Nosotros, ya que pertenecemos a la Iglesia, hemos recibido “el sello del don del Espíritu Santo” en el sacramento de la Crismación. Pentecostés ya ha acontecido en cada uno de nosotros.

La Divina Liturgia de Pentecostés recuerda nuestro bautismo en Cristo con el versículo de la carta a los Gálatas nuevamente reemplazando el Trisagion.[2] Las lecturas de la Epístola y del Evangelio hablan de la venida del Espíritu  Santo al ser humano. El kontakion canta de cómo la confusión de Babel fue revertida al reunir Dios a todas las naciones en la unidad de Su Espíritu. El tropario proclama la reunión del universo entero en la red de Dios, mediante la inspirada obra de los pescadores convertidos en apóstoles. Por primera vez desde la Pascua de Resurrección, se vuelve a cantar los himnos “Oh Rey Celestial”[3] y “Hemos Visto la Luz Verdadera”[4], llamando al Espíritu Santo a que venga a habitar en nosotros, y proclamando que “hemos recibido al Espíritu Celestial.” El templo está adornado con flores y ramas y hojas verdes, para demostrar que el Aliento o Soplo divino viene como el “Espíritu Vivificador” para renovar toda la creación. En Hebreo, la palabra que quiere decir Espíritu, aliento y viento es una sola, rúaj.

Bendito eres Tú, oh Cristo Nuestro Dios, que mostraste llenos de sabiduría a los pescadores, derramando sobre ellos el Espíritu Santo. Y por medio de ellos conquistaste el universo. Oh Amante de la Humanidad, Gloria a Ti. (Tropario)

Cuando el Altísimo descendió y confundió las lenguas, Él dividió las naciones. Mas cuando distribuyó las lenguas de fuego, llamó a todos a la unidad. Por lo tanto, unánimes, glorificamos el Santísimo Espíritu. (Kontakion)

El oficio de Vísperas Mayores de Pentecostés es caracterizado por tres largas oraciones durante las cuales los fieles se arrodillan por primera vez desde la Resurrección.[5] En la Iglesia Ortodoxa, el día Lunes después de Pentecostés se conoce como la fiesta del Espíritu Santo, y el domingo después de Pentecostés es la fiesta de Todos los Santos. Esta es la secuencia lógica ya que la venida del Espíritu Santo logra su acabamiento en la santificación de la humanidad, fin último de la creación y salvación del mundo. “Así dice el Señor: Vosotros por tanto os santificaréis, y seréis santos, porque Yo, Tu Dios, soy santo.” (Levítico 11,45-46; I Pedro 1,15-16) 

---------------------------------

NOTAS

[1] Este icono se conoce por el nombre “La Hospitalidad de Abraham”.

[2] “Vosotros que en Cristo os bautizasteis de Cristo os revestisteis. Aleluya.” Este himno también se canta en lugar del Trisagion en el Sábado de Lázaro y en la Pascua de Resurrección, como se ha notado anteriormente. Ver arriba.

[3] El texto de esta oración es, “Oh Rey Celestial, Paráclito, Espíritu de Verdad, que estás en todas partes y todo lo llenas, ven y mora en nosotros, purifícanos de toda mancha, y salva nuestras almas, oh Bondadoso.”

[4] Este himno es el que se canta después de la comunión, y dice: “Hemos visto la luz verdadera, hemos recibido el Espíritu Celestial. Hemos hallado la verdadera fe. Adoremos la Trinidad Indivisible, pues ésta nos ha salvado.”

[5] De acuerdo a la tradición local en algunas iglesias, los fieles no se arrodillan en ningún oficio u otro momento de oración a partir de la Pascua de Resurrección hasta Pentecostés, simbolizando su alegría, además del hecho de que todos hemos sido levantados de la muerte a la vida.


Fuente: Arquidiócesis de Santiago y Todo Chile (Patriarcado de Antioquía y Todo el Oriente)

miércoles, 4 de junio de 2014

Oficios del mes de junio en la catedral ortodoxa de Madrid (España)


DOMINGO 01
SS. PADRES DEL 1 CONCILIO ECUMÉNICO
Maitines   09.30
Divina Liturgia  10.45

SÁBADO 07
SÁBADO DE LOS DIFUNTOS
Divina Liturgia   10.30
Conmemoración de los Difuntos   11.45
Vísperas de Domingo   18.30

DOMINGO 08
DOMINGO DE PENTECOSTÉS
Maitines   09.30
Divina Liturgia  10.45
Grandes Vísperas del Espíritu Santo   11.45

LUNES 09
LUNES DEL ESPÍRITU SANTO; S. Cirilo, Patriarca de Alejandría
Divina Liturgia   10.15

SÁBADO 14
Vísperas de Domingo   18.30

DOMINGO 15
DOMINGO DE TODOS LOS SANTOS
Maitines   09.30
Divina Liturgia  10.45

VIERNES 20
Sacramento del Óleo Santo   19.00 

SÁBADO 21
Vísperas de Domingo   18.30

DOMINGO 22
II DOMINGO DE MATEO; San Eusebio, Obispo
Maitines   09.30
Divina Liturgia  10.45

MARTES 24
LA NATIVIDAD DE SAN JUAN BAUTISTA
Divina Liturgia   10.15

SÁBADO 28
Vísperas de Domingo   18.30

DOMINGO 29
LOS SANTOS APÓSTOLES PEDRO & PABLO
Maitines   09.30
Divina Liturgia  10.45


DIVINA LITURGIA EN UCRANIANO TODOS LOS DOMINGOS A LAS 13.00 HORAS


Fuente: Arzobispado Ortodoxo de España y Portugal (Patriarcado Ecuménico)

lunes, 2 de junio de 2014

El arzobispo (latino) de Granada intervendrá en el IV Foro Europeo Católico-Ortodoxo de Minsk (Bielorrusia)


Promovido por el Consejo de las Conferencias Episcopales de Europa y las Iglesias Ortodoxas de Europa, se celebra del 2 al 6 de junio en Minsk (Bielorrusia).
 
Mons. Javier Martínez, Arzobispo de Granada y Presidente de la Comisión de Relaciones Interconfesionales de la Conferencia Episcopal Española, participa esta semana en el IV Foro Europeo Católico-Ortodoxo, que se celebra del 2 al 6 de junio en Minsk (Bielorrusia) con el lema "Religiones y diversidad cultural: los desafíos para las iglesias cristianas en Europa".
 
En este Foro, Mons. Martínez intervendrá con una conferencia el miércoles sobre "La identidad de la Iglesia y su misión", junto al obispo ortodoxo Mons. Siluan, del Patriarcado de Rumanía.
 
El IV Foro Europeo Católico-Ortodoxo congregará a obispos, teólogos y profesores cristianos en Europa, en un encuentro promovido por el Consejo de las Conferencias Episcopales de Europa y las Iglesias Ortodoxas de Europa. Esta edición se celebra en la ciudad bielorrusa de Minsk y con anterioridad se celebrarán en Trento (Italia), Rodas (Grecia) y Lisboa (Portugal).
 
Entre otros ponentes también estarán el Arzobispo de Moscú, Mons. Paolo Pezzi, y el Metropolita Hilarión, Presidente del Departamento para las Relaciones Externas del Patriarcado de Moscú, que estuvo el pasado mes de marzo en Madrid para presentar, junto a nuestro Arzobispo, su libro "El misterio de la fe", publicado en español por la Editorial Nuevo Inicio de Granada.
 
"Las religiones y la realidad cultural en Europa hoy", "El papel de los valores humanos y cristianos en las sociedades europeas multiculturales contemporáneas", "La libertad religiosa y las iglesias en Europa", "La libertad religiosa como vía para la justicia y la paz" y "Las iglesias y la reconstrucción moral de Europa" son algunos de los temas que se abordarán en este IV Foro Europeo Católico-Ortodoxo, cuyo objetivo es continuar con el camino de diálogo emprendido en el año 2008 entre católicos y ortodoxos, que favorezca la unidad cristiana y el conocimiento mutuo.
 
 
Fuente: Archidiócesis de Granada